Siguen las Copas, pero no los argentinos

Se había vuelto una tradición y una linda costumbre. En las últimas diez ediciones de la Copa Libertadores siempre hubo al menos un equipo argentino entre los cuatro mejores del continente. Pero la racha se terminó. Atlético Mineiro eliminó a River y a Boca, San Pablo hizo lo suyo con Racing y Flamengo también con Defensa y Justicia. De esta manera, las semifinales del torneo de clubes más importante de la Conmebol no tendrán representantes nacionales por primera vez desde 2010.

En las dos últimas Copas, tanto el Millonario como el Xeneize se habían metido en el top 4. En la de 2020 el equipo de Gallardo había quedado eliminado contra el Palmeiras mientras que el de Russo quedó afuera ante el Santos. Y en 2019, directamente una de las semis había sido el Súper: River eliminó a Boca, que aún era dirigido por Gustavo Alfaro, en la Bombonera y pese a estar a minutos de dar la vuelta en Lima, perdió la final contra el Flamengo.

La edición de 2021 de la Copa Libertadores marcó, como nunca antes, la gran diferencia económica que existe entre los equipos de Brasil y los del resto del continente, incluidos los argentinos. Atlético Mineiro, Flamengo y Palmeiras acompañan a Barcelona de Ecuador en lo que serán las semifinales de la Copa libertadores de América. Por otro lado, en la Copa sudamericana, tampoco habrá representantes argentinos.

Pero, ¿Cuál es el mayor problema de esta falta de equipos nacionales en circunstancias decisivas de copas internacionales? ¿Qué diferencia existe hoy con Brasil en lo deportivo y económico?

Las razones de la supremacía son variadas: una liga muy competitiva, con un formato similar a la Premier League, en la que un número amplio de candidatos pelea temporada a temporada por el título. Materia prima privilegiada e ingresos por encima de sus rivales continentales. El brasilerao para muchos, es más importante que la copa libertadores, mientras que en la liga argentina existe una gran diferencia económica entre los clubes “grandes” y “chicos”, desde que la pandemia apareció que ningún club descendió al nacional B, por lo tanto, hay 26 equipos y en la próxima temporada se sumaran 2 más.

«Hoy los clubes brasileños tienen mayor potencial de inversión financiera que sus vecinos, inclusive pueden contratar protagonistas de otras selecciones sudamericanas», explica a la AFP el comentarista Leonardo Bertozzi, de ESPN.

«Las diferencias en los valores de los derechos de transmisión de la liga brasileña frente a otros torneos sudamericanos ayuda a acentuar esas diferencias, además de los contratos de mercadeo y publicidad», agrega. En 2019, la televisión repartió 1.052 millones de reales (253 millones de dólares al cambio promedio de ese año) a los clubes de primera división de Brasil, según el portal Globo Esporte.

Seguramente y teniendo en cuenta la economía que atraviesa hoy en día nuestro país, nos acostumbraremos a ver que los clubes argentinos ya no tengan un plantel con jerarquía para pelear grandes cosas, sino con jugadores que sean apuestas a futuro para generar ciertas ganancias.

 

Ramiro Pérez Ghirardi, 2b Turno Tarde.

Argentina llegó a un acuerdo con el Club de París y continúan las negociaciones con el FMI

El futuro económico se avecinaba como un laberinto para Argentina. Debía enfrentar el pago de 2450 millones de dólares al Club de París antes del 31 de julio. Pero al mismo tiempo negociaba un acuerdo con el FMI para un nuevo programa de financiamiento de la deuda de 45 mil millones de dólares contraída por el Gobierno del expresidente Mauricio Macri. Entre tantos obstáculos, encontró una salida -momentánea- que le otorgará un camino más positivo para los próximos meses.

El país le realizará un pago parcial de 430 millones de dólares al Club de París en un plazo de ocho meses, con fecha límite el 31 de marzo de 2022. Este pago se hará en dos partes: la primera se llevará a cabo precisamente el 31 de julio de este año, y la segunda, a fines de febrero del año próximo. Con este dinero, Argentina evita entrar en default y esquiva, por ahora, los 2020 millones de dólares restantes.

Aún no esté claro cuándo y cómo se pagará la cantidad restante del dinero. El ministro de Economía, Martín Guzmán, confirmó en conferencia de prensa que se negociará antes de la fecha límite: “El entendimiento consiste en que la Argentina tendrá tiempo hasta el 31 de marzo del año 2022 para luego de este plazo apuntar a una reestructuración más permanente con el Club de París, y que la Argentina continuará haciendo esfuerzos para llegar a un entendimiento con el FMI que nos permita refinanciar el stock de deuda de 45 mil millones de dólares que el gobierno de Juntos por el Cambio tomó entre 2018 y 2019”.

Por supuesto que, al haber llegado a un pacto con los acreedores oficiales, todas las miradas se dirigen a la deuda con el Fondo Monetario Internacional. La realidad es que Argentina todavía debe enfrentar un vencimiento de 3600 millones de dólares (una mitad en septiembre y la otra en diciembre) con el FMI, además de definir un nuevo acuerdo, que se negociará después de las elecciones legislativas de noviembre. En este sentido, el prestamista de última instancia no es tan flexible como el Club de París.

Esta organización financiera internacional no admite pagos parciales, por lo que Argentina debe abonar el dinero enteramente antes de las fechas estipuladas. Aunque parezca difícil de que se lleve a cabo, de aquí se desprende una alternativa favorable: los Derechos Especiales de Giro (DEG).

El FMI repartirá 650 mil millones de dólares a través de los DEG a todos sus países miembros con el fin de ayudar -sin ningún interés de por medio- a contrarrestar las consecuencias que dejó la crisis por el coronavirus. De todo este dinero, a Argentina le corresponderá alrededor de 4500 millones de dólares, los cuáles recibiría a fines de agosto.

Kristalina Gueorguieva, directora del FMI

Con este ingreso, el país contaría con el capital suficiente para enfrentar estos dos pagos. Pero aquí es donde se siembra la incógnita. ¿A qué destinará el gobierno ese dinero?. Por lo pronto, se sabe que inicialmente se contempló que se utilice para pagar la deuda. Sin embargo, hoy el destino parece ser otro.

“Lo que yo puedo garantizar es que cualquier cosa que se determine va a ser para sostener y promover la actividad y el empleo, esa es la determinación del presidente y de nuestro espacio político”, afirmó hace algunas semanas el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, cuando fue consultado por los DEG.

Y esta posición toma más fuerza luego de que el senador por la provincia de Neuquén, Oscar Parrilli, haya presentado un proyecto que ya se aprobó y que busca, precisamente, destinar este dinero a fortalecer políticas sanitarias, generar trabajo y mejorar la educación.

Oscar Parrilli, ex Director General de la Agencia Federal de Inteligencia

De momento, no trascendió más información, pero la interna se sembró en el oficialismo y continúan presentes los dos interrogantes: destinar el dinero para pagar la deuda, o fortalecer las áreas de salud, empleo y educación. En los próximos meses, se conocerá la última palabra.

De todas maneras, los DEG solo servirían para cubrir los pagos de este año. En 2022, los vencimientos ascienden a 20 mil millones de dólares, por lo que la negociación por un nuevo acuerdo con el FMI aún permanece.

No obstante, el 9 y 10 de julio Martín Guzmán volverá a encontrarse con representantes del FMI. Será en Venecia, en la cumbre de líderes de finanzas del G20. Allí se verá con Julie Kozack, la directora adjunta del departamento del hemisferio occidental. Pronto habrán novedades acerca del rumbo de esta negociación, que se espera, llegue a buen puerto.

Leandro Ariel Ordóñez

Gira presidencial por Europa para conseguir respaldo ante la deuda con el FMI

El presidente de la Nación Alberto Fernández y varios acompañantes, entre ellos el ministro de Economía, Martín Guzmán, viajaron a Europa para buscar apoyo internacional para poder negociar con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Club de París. Los principales destinos fueron Portugal, España, Francia e Italia.

Parada 1:
Su primer aterrizaje fue en el país más al oeste de la Península, Portugal. En Lisboa, más precisamente en el Palacio Nacional de Belém, fueron recibidos por el mandatario, Marcelo Rebelo De Sousa. Tras una reunión larga a solas entre los cargos más importantes, se sumaron los funcionarios argentinos. En esta junta tocaron temas en relación con la pandemia, pero el principal objetivo era encontrar ayuda con respecto a la deuda.
Una vez terminada esta charla, se dejó bien en claro el objetivo al señalar: “Venimos a ratificar nuestros acuerdos con Europa para que nos ayuden en el desarrollo argentino”. Luego hicieron una declaración juntos, en la que el país del viejo continente mostró su aprobación en este pedido. También se aprovechó el momento y se hizo un reclamo para cambiar algunas reglas del FMI en estos tiempos de pandemia.

Parada 2:
Su próxima visita fue al país vecino, España. El avión arribó al aeropuerto de Barajas donde todos sus tripulantes fueron recibidos por la directora de protocolo de la Cancillería española, Caridad Batalla Junco; la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Ángeles Moreno Bau; y el embajador de España en Argentina, Francisco Javier Sandomingo.


Ya en Madrid, se reunió con el rey Felipe VI en el Palacio de Zarzuela. Después tuvo una charla de trabajo con su par, Pedro Sánchez, en el Palacio de la Moncloa, en la que se ratificó nuevamente el apoyo europeo hacia el país sudamericano.

Más tarde se realizó una declaración con la prensa en conjunto, en la que Alberto Fernández remarcó: “Tenemos miradas en común y le agradezco siempre al presidente el apoyo que nos ha dado cuando debimos hacer nuestros planteos ante los organismos internacionales frente a la inmensa deuda que nuestro país heredó en 2019. España siempre estuvo de nuestro lado”.

Además buscó dejar en claro que las condiciones para sobrevivir en esta pandemia tiene que ser igualitaria con todos: «Es un imperativo moral y ético que la vacuna llegue a todos los habitantes del mundo. Ése es el esfuerzo que tenemos que hacer como comunidad global que somos. La vacuna es claramente lo que nos va a dar la inmunidad definitiva».
Por su parte, el español programó una visita a Argentina que tiene como fecha 8 y 9 de junio en conjunto con sus empresarios.

Parada 3:
En Francia, más precisamente en su capital, la comitiva fue recibida por el mandamás de esa región, Emmanuel Macron. En esta visita se buscó ayuda para varios temas como el Club de París y la provisión de vacunas, aunque también sobre el FMI.

Luego de varias horas hablando, y en el tercer día de gira, Argentina sumaría otro compañero en la lucha contra la organización financiera.

Parada 4:
El país del coliseo, Italia, fue el último lugar recorrido en esta gira. Visitó a su compatriota, Papa Francisco, en el Vaticano. Ambos tuvieron una conversación muy privada pero con muy buen clima.

Luego fue recibido por su par, Sergio Mattarella, en el Palacio del Quirinale, quien al escuchar los problemas de finanzas que tiene Argentina, decidió respaldarlo. Los dos plantearon nuevas alternativas para darle lucha al Covid-19.

Además, en el Palacio Chigi, hubo una audiencia de trabajo con Mario Draghi, primer ministro y expresidente del Banco Central Europeo. Este fue otro que se mostró muy participativo en que el Fondo Monetario entienda la situación y cambie sus reglas.

Y para terminar, una charla con la titular del FMI, Kristalina Georgieva. En el encuentro privado participaron dos traductores. Pero a través de un comunicado se expresaron los temas de los cuales conversaron: “Hablamos sobre la necesidad urgente de continuar luchando contra la pandemia para preservar vidas y medios de subsistencia, así como los desafíos únicos que enfrentan los países de ingresos medios. En este sentido, discutimos la importancia de la cooperación global para asegurar una recuperación económica más equitativa y duradera especialmente en los países vulnerables”. Se mostró muy comprometida con ayudar en esta ocasión.

Final del viaje:

Una vez terminada esta gira, varios de los acompañantes, y hasta el mismo presidente, se animaron a decir que fue muy exitosa. Ya que luego de hablar con varios cargos importantes de la unión europea, se consiguió el objetivo planteado. Al tener varios apoyos se espera que las sobretasas (intereses que paga un país al pedir un préstamo de una gran cantidad) sean menores, ahorrando casi 950 millones de dólares. También que en el Club de París se pueda conseguir una prórroga para pagar esa deuda.


 

Francisco Gonzalo Cajal

¿Qué ocurre en Colombia?

El 28 de abril, miles de personas salieron a las calles a manifestarse en contra de la reforma tributaria que el presidente, Iván Duque, envió al Congreso. Dicha reforma consistía en la suba de impuestos para la recaudación de mayores ingresos destinados al Estado, además de aumentar el IVA, principalmente en productos de primera necesidad, servicios públicos y funerarios.

El pueblo, sin embargo, no solo tenía en cuenta esta medida a la hora de protestar, sino que también expresaban su descontento ante el aumento de la pobreza en 2020, que trepó a la cifra de 42,5%, a lo que se sumó el descenso más grande de su historia en lo que refiere al producto interno bruto (PIB), que registró una caída de 7% anual. Además, desde el gobierno colombiano se tenía en vista una renovación en el sistema de salud, en donde los costos se redirigían desde el Estado nacional a la sociedad, lo cual incrementó la indignación entre los colombianos.

Ante esta masiva demostración, el Presidente decretó el toque de queda y envió a las fuerzas militares a las calles para cesar con las manifestaciones. Los ciudadanos, pese a esto, operaron por llamar al paro laboral, lo que aumentó asimismo las protestas.

Médicos fotografiados el segundo día de la manifestación

Al día siguiente, estos actos continuaron desplegándose en numerosas ciudades, que contaron con el apoyo de los médicos, quienes se expresaron por medio de pancartas desde los balcones de los hospitales. Todo mantenía un clima pacífico, donde las manifestaciones se daban de diversas maneras, algunas eran hechas con cánticos y bailes, otras con marchas calmas, hasta que las fuerzas militares fueron puestas en función y la situación comenzó a agravarse.

Los uniformados, acompañados de tanques de guerra, salieron a las calles con armamentos sumamente preparados y gases lacrimógenos. El objetivo se centraba en frenar las manifestaciones, lo que dejó como resultado a decenas de heridos y un enojo instalado en la sociedad, lo cual dio pie a que las protestas se intensifiquen.

Corridas, balaceras, heridos de gravedad y muertos a manos de las fuerzas. El 5 de mayo fue uno de los días más oscuros dentro del «paro», cuando un joven estudiante en la ciudad de Pereira, llamado Lucas Villa, recibió ocho disparos por la policía cuando manifestaba pacíficamente. Horas antes de encontrarlo en el suelo, aparecía en un vídeo gritando sobre el cántico que se estaba reproduciendo: «Nos están matando aquí en Colombia». Finalmente, tras agonizar por cinco días, falleció el lunes 10 de mayo.

Tras este fatídico hecho, rumores sobre un supuesto corte en el servicio de internet comenzó a surgir en el país, teniendo a esto como objetivo para que los ciudadanos no puedan trasmitir hacia el exterior lo que ocurría, razón por la cual pidieron una mayor difusión de los hechos en todas las redes sociales, mayormente de las figuras del espectáculo colombianas. En efecto, varias ciudades sufrieron por días el corte del suministro de luz.

Duque retiró la reforma del Congreso el 2 de mayo. Sin embargo el pueblo continúa con las protestas en busca de una mejora en salud, en el campo laboral, en la educación y la producción nacional. A esto se suman las quejas ante la reciente ratificación de la Conmebol sobre Colombia, que junto a la Argentina será una de las dos sedes de la Copa América 2021. Este evento deportivo es visto por los manifestantes como «la pantalla que ocultará todos los delitos llevados a cabo por el Gobierno». El encuentro de River con Junior de Barranquilla por la Copa Libertadores la semana pasada ha sido una demostración de lo que ocurre puertas afuera del estadio, ya que previamente al partido hubo nuevos enfrentamientos con el objetivo de reprimir a los ciudadanos que se encontraban manifestándose a los alrededores.

La cantidad de personas muertes supera las 45, hay decenas de denuncias por abuso sexual de parte de la policía hacia las mujeres y más de mil heridos. Actualmente, la ONU ha comenzado la investigación de los casos donde se identifique un exceso del uso de la fuerza. Según Carlos Ruiz Massieu, jefe de la misión de la ONU en Colombia, «hay condena sobre excesos que se han cometido»

Dudas y contradicciones por la vuelta del IFE

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) es una medida excepcional implementada por el Gobierno Nacional, que busca proteger a las familias argentinas ante la pérdida o disminución de sus ingresos por la situación de emergencia sanitaria generada por el COVID-19.

El IFE es la prestación económica de mayor alcance de la historia argentina. Llega a casi 9 millones de trabajadores de la economía informal, monotributistas sociales, monotributistas de las categorías A o B y a trabajadoras y trabajadores de casas particulares y personas que se encuentran actualmente desempleadas.

Hace unos días, el Gobierno definió la entrega de este bono extraordinario equivalente a $ 15.000 y será otorgado para aquellas personas que tienen domicilio en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

Los sectores más necesitados reclaman la vuelta del IFE con la modalidad del 2020, que fue con un cobro mensual en varios meses consecutivos. Hay muchas versiones que defienden y otras que reprobarían su retorno. Unos argumentan que como el cierre de negocios y empresas no será como el año pasado, es mejor aguantar y no correr a la vía del asistencialismo. Sin embargo, hay otros que piensan que como aún no es posible conocer el impacto real que involucrarán las nuevas medidas y por cuántos meses tendrá que ser, ven al IFE como una verdadera solución.

De implementarse el IFE, se estima que seria solicitado por más del 30% de la población, casi el mismo porcentaje que lo cobraron el año pasado.

 

Ramiro Pérez Ghirardi

Precios en alza en servicios públicos y privados

Mayo es el mes que acaba de empezar, y ya tiene previstos varios aumentos de intereses públicos y privados que van a pegar muy fuerte en la inflación.

Se supone que este índice puede llegar a rondar entre el 3,3% y el 3,9%. Todo indica que se podrá ver números más bajos después del tercer trimestre, aunque en el próximo periodo seguirá por encima del 3%.

Los incrementos en precios más notorios son las cuotas de servicios médicos particulares y planes de salud que pasarán de un 4,5% a un 5,5%. También en la nafta y el gasoil que completarán un 18% del total pactado meses anteriores.

La luz, por su parte, tiene pactado un aumento del 9% para usuarios de Edesur y Edenor. Este sería el primer incremento del año, el próximo rondaría por el 6% para así completar un 15% en todo el año.

Mientras tanto Federico Bernal, interventor de Energas, anunció alza de 6% más en sus servicios. Esta suba no fue autorizada por el Boletín oficial, por lo que las empresas todavía no pueden aplicarlo. Sin embargo, se cree que aparecerá próximamente y se reflejará en las facturas.

Peajes: nuevo aumento del 25% en la Ciudad de Buenos Aires

La gobierno de la Ciudad de Buenos Aires decretó un aumento del 25% en los peajes. El nuevo precio que regirá en el horario pico de lunes a viernes de 7 a 11 y de 16 a 20 en la autopista Alberti aumentará de 33,48 a 41,85 pesos. En la 25 de Mayo y Perito Moreno será de $148,22, dejando atrás el importe de $118,52. Además, en la Illia la tarifa subirá a $61,03 y en el Paseo del Bajo pasará de 108,50 a 135,63 pesos.

El aumento ya está cumpliéndose en la Ciudad.

Además, se agrega la eliminación de la tarifa manual. En adición a esto, debido a las nuevas restricciones de circulación, por las noches sólo se cobrará a través del TelePASE y la lectura de patentes.

Antes del aumento de enero, los precios se habían mantenido congelados desde principios de 2019. El año pasado, a causa de la cuarentena por la pandemia de coronavirus, se dictaminó la suspensión del cobro de los peajes durante dos meses. Tras debatir sobre la actualidad del rubro, el gobierno porteño llegó a la conclusión de que se produjo un desfasaje en los costos de operación. Así, la audiencia pública concretó la nueva alza.

Enojo y preocupación entre los gastronómicos por las nuevas restricciones

Las nuevas medidas adoptadas por el el presidente Alberto Fernández indicaron controles más rigurosos en el AMBA, con el objetivo de bajar la curva de contagios de coronavirus. El decreto impone el cierre de los locales comerciales a las 19 horas y, en el caso de los gastronómicos, existe la posibilidad de mantenerse en servicio hasta las 23, pero solo con la modalidad de delivery.

Alberto Fernández, presidente de la Nación.

La Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) se mostró en total disconformidad: “Expresamos nuestro total repudio y desacuerdo ante el nuevo anuncio de más restricciones que, otra vez, golpean de lleno a nuestra actividad”, afirmaron en un comunicado oficial.

Daniel Prieto, presidente de la entidad, señaló que la actualidad del sector es sumamente preocupante: “Cada nueva restricción es otro golpe y cada vez más duro a nuestra actividad. Muchos gastronómicos y hoteleros ya cayeron al abismo y muchos otros están al borde y van a caer con estos anuncios realizados por el Presidente de la Nación”, expresó.

Dante Camaño, secretario general de los Gastronómicos de Capital Federal, se sumó al cuestionamiento y criticó la medida del presidente. “Al Gobierno no se le cae una idea, entonces opta por esta falsa ética. No creo que el cierre vaya a dar mejoras en cuanto a los contagios y el coronavirus. Pero sí estoy seguro que va a traer un desastre en el sector”, señaló. 

Para graficar la situación, Camaño aportó los números relacionados al impacto que está generando el dictamen. Afirmó que ya perdieron más de 2.000 empresas y negocios solo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y más de 20 mil personas quedaron sin sus puestos formales. 

Los dueños de los locales afirman que verán una caída del 70% al 90% en los ingresos. La Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (APYCCE) emitió un comunicado en el que hacen énfasis en la importancia del turno noche, ya que constituye el 70% de la facturación que hace sobrevivir a las pizzerías.

No solo los estrechamente implicados demostraron su enojo. Algunos intendentes se negaron a la nueva imposición. “Es imperativo que la Provincia y/o la Nación acompañen económicamente al sector gastronómico, que va a poner la mayor carga del esfuerzo en las nuevas restricciones que plantearon el Presidente y el Gobernador”, expresó Néstor Grindetti, intendente de Lanús.

El descontento aumenta cuando trasciende el dato de que el rubro gastronómico es uno de los principales generadores de trabajo en el país y, asimismo, uno de los mayores empleadores de menores de 24 años. La pandemia y la cuarentena produjeron una caída del 9,9% en la economía en 2020, en la que los hoteles y restaurantes se vieron principalmente damnificados. Del mismo modo, las nuevas restricciones desencadenarán en una disminución notoria del público que sirve de sustento, sumando otro grave conflicto a este grupo castigado por la pandemia. Ante el miedo de repetir otro catastrófico año, el sector alzó la voz.

Economía circular: ladrillos 100% de cáscara de maní

La idea de utilizar la ceniza de la cáscara para elaborar ladrillos partió de un análisis de composición química realizada por el Ing. Mauro Uberto, de Rio Cuarto. Este profesional investigó a fondo el contenido de nutrientes de la ceniza para utilizarlas como fertilizante agrícola. En realidad, de la planta de energía salen distintos de tipos de cenizas y de acuerdo a su grosor se pueden aplicar en mejoras de caminos o bien para hacer ladrillos. Con el fin de utilizar el cultivo de maní en su totalidad, buscan utilizar las cenizas de la cáscara para fabricar ladrillos ecológicos.

Con la finalidad de cultivar maní de manera sustentable, sacando de este producto su máximo provecho, ingenieros cordobeses comenzaron a fabricar, a partir de las cáscara de maní, ladrillos ecológico de bajo costo para utilizarlos en la construcción. «Luego de elaborar el alimento para consumo humano a partir del maní cosechado en el campo, nos queda la cáscara con la que producimos energía eléctrica. Y la ceniza resultante de esa producción energética deja de ser un pasivo ambiental a partir de la idea de elaborar con ella ladrillos para la construcción».  Con la utilización de la ceniza se resuelve la acumulación de la misma, que si bien no es realmente contaminante desde en plano químico, resulta un material molesto.

Uberto, además de poner a disposición los resultados de los análisis, elaboró dos ladrillos con la ceniza que, de acuerdo al informe del Ingeniero, no deben tomar contacto directo con el suelo debido a sus características no solubles.

El Ing. Agrónomo Guillermo Cavigliasso, director de Prodeman, firma líder en la producción y exportación de este alimento, genera bioenergía y ahora biomateriales a partir de los residuos de esta materia prima, ubicada en la localidad de General Cabrera, aseguró que a partir de lo investigado por Uberto, enfocaron la investigación en desarrollar un ladrillo para construcción, convirtiendo así al maní no sólo como una fuente de alimento y energía sino también un elemento fundamental para la construcción.

«Luego buscamos un modelo determinado de ladrillo para fabricar, e hicimos unos bloques con una empresa de Córdoba. Y se lograron unos ladrillos ecológicos que son similares a los bloques de tierra compactados que se usan para construcción con muy buenos resultados, trabajamos en el desarrollo de un bloque compactado, estamos con alternativas y formulaciones.  No logramos todavía el ideal, pero seguimos trabajando para dar la mejor calidad al producto”, dijo Cavigliasso a Clarín y detalló que los ladrillos creados tienen una dimensión de 30 cm x 15 cm x 8 cm. Se pueden unir con el pegamento corriente que se aplica en los pisos, lo cual facilita y agiliza su uso para levantar paredes, galpones y otras construcciones. El objetivo es eliminar este pasivo de la quema de la cáscara con un componente social muy fuerte, porque el objetivo es utilizar los ladrillos para la construcción de un plan de vivienda, para colegios y tener un ladrillo de muy bajo costo”, resumió. «Estamos pensando en una producción de 800 a 1.000 ladrillos diarios, la cual resulta importante para una localidad como General Cabrera», resaltó.  «Podemos decir que del resultante de la quema de la cáscara de maní se industrializa un 100% de manera tal que siendo un cultivo muy industrial, ofrece la posibilidad de desarrollar una agricultura circular consistente», dijo Cavigliasso al medio.

«De esta manera estamos desarrollando una actividad totalmente circular y sustentable», cerró Cavigliasso. La utilización de la cascara de maní para la generación de energía eléctrica puede generar energía suficiente para 1800 hogares, el equivalente a 12 viviendas tipo al mes. El resultante de su procesamiento, deja diferentes tipos de cenizas que pueden ser utilizadas para mejoras de caminos o para elaborar ladrillos.

Por su composición, se trata de un ladrillo de bajo peso, que demostró tener la resistencia suficiente como para soportar esfuerzos y cargas, se han evaluado: resistencia en húmedo, en seco, conductividad térmica, absorción de agua, valores de acústica, entre otras. «En este momento estamos siguiendo los pasos para certificar diferentes mezclas para, próximamente comenzar la producción en escala», informó.

Una vez contando con la certificación correspondiente, los ingenieros tienen como objetivo construir una instalación desarrollada integralmente con estos ladrillos para que el público pueda conocerlos, tomen confianza y pueda reconocerse su utilidad para la construcción al igual que el ladrillo tradicional.

El presidente de Prodeman asegura que al ser un ladrillo ecológico, con bajo costo, tendrá una buena demanda y su fabricación generará mano de obra. Pudiendo convenientemente unir esas aristas positivas con la generación de aporte de valor desde un plano ambiental y social, desarrollado a partir del cultivo de maní.

Martín Guzmán pone a la economía de pie

El equipo económico del gabinete nacional, encabezado por el ministro Martín Guzmán, anunció la semana pasada un paquete de medidas que buscan contener el precio del dólar y la fuga de reservas del Banco Central, aumentar la confianza en el peso y el volumen de las exportaciones del  país.

Detalle del paquete de medidas para los diferentes sectores de la economía argentina créditos: redes sociales Ministerio de Economía de la Nación @Economia_Ar

Entre las decisiones que comunicó Guzmán aparece una baja temporal a las retenciones a la soja,  una compensación para pequeños productores y una eliminación para las exportaciones de bienes finales industriales. Al mismo tiempo, se crean instrumentos de ahorro en pesos atados al dólar, entre otras medidas de una larga lista.

Tras los anuncios oficiales, dirigentes relacionados a estos sectores y funcionarios del Gobierno que encabeza Alberto Fernandez destacaron las medidas.

La vicejefa del Gabinete de Ministros, Cecilia Todesca Bocco, afirmó que la baja temporaria de las retenciones a la soja busca que los productores liquiden una parte de sus stocks y generar de esta manera una mayor liquidez en materia de divisas en el último trimestre del año.

La Vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco Ph:Télam

Según Todesca Bocco, esto «ayudaría para el último trimestre del año», período en el cual la estacionalidad de la cosecha provoca una baja liquidación.

Al describir las medidas anunciadas el jueves pasado, la funcionaria señaló que las decisiones de corto plazo apuntan a generar ingresos de divisas debido a que «el mercado de cambios está muy exigido» y que las que apuntan al mediano y largo plazo tienen como eje dar «incentivos para producir más y exportar más».

Dirigentes relacionados a otros  sectores destacaron las medidas del Gobierno, Miguel Acevedo, presidente de la UIA, aseguró: «Son medidas que van en el sentido correcto y las celebramos». Y subrayó: «Hoy vivimos en una Argentina totalmente diferente que necesita exportar y que no puede tener derechos para exportar».

Otro de los empresarios presentes en el encuentro fue el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Iván Szczech, quien se mostró optimista con las medidas. Al respecto, sostuvo: «si bien hay propuestas que no llegan a concretarse, muchas serán incorporadas a proyectos de ley».

Por último, el presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Alberto Carlocchia, admitió que si bien «no siempre uno logra todo lo que necesita», el 8% de retención para la exportación de oro, en lugar del 12, «es una de las medidas que veníamos pidiendo que se concrete hace mucho tiempo».

Por otra parte las entidades agrarias en su gran mayoría, rechazaron las nuevas medidas para conseguir dólares. El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Daniel Pelegrina, en declaraciones al programa radial «Lanata sin filtro» donde se refirió al discurso oficial, criticó al Gobierno: «La confianza no se restituye con ninguna de estas medidas» y afirmó que: «El campo no va a liquidar los granos».

Según había explicado Guzmán en la previa del anuncio, el nivel de actividad «muestra signos de mejora», después de la abrupta e importante caída del PBI registrada en el segundo trimestre del año, al tiempo que reconoció que la situación «sigue siendo dura».

«Estamos viviendo una realidad dura en todo el mundo. Estamos viviendo en una pandemia que provocó una caída en todo el mundo y obviamente una caída en Argentina», dijo Guzmán en una entrevista con Ámbito Financiero.

Además, según indicó, «estas medidas económicas que hemos tomado como el IFE, el ATP, han ayudado fuertemente a contener estos efectos» negativos de la caída de la actividad económica, agregó el Ministro.

Según anticipó el ministro Guzmán, la intención del Gobierno nacional es «generar trabajo y reducir la inflación». Además, anticipó que, en materia monetaria, «hay que generar confianza para generar ahorro en nuestra moneda», al tiempo que consideró que «aumentar las exportaciones nos va a generar la capacidad de tener reservas y un colchón de dólares».

Martín Guzmán Ministro de Economía de la República Argentina anunció un conjunto de medidas para promover sectores claves de la economía Argentina créditos: Canal oficial Casa Rosada – República Argentina.

 

Walter Talavera