Una terna sorprendente postulada para los premios Olimpia

Los premios Olimpia vivirán su edición 67° y la televisación será a través de TNT Sports a partir de las 18 el próximo martes, una fiesta que en 2020 no pudo realizarse por la pandemia de Covid 19 y que este año volverá a brillar. El rugby tiene un lugar en la fiesta con la terna conformada por Marcos Kremer, Julián Montoya y Marcos Moneta.

Kremer, el forward de Los Pumas y Stade Francais, tuvo una gran temporada a nivel seleccionado y fue uno de los mejores jugadores en el año. Con apenas 24 años se convirtió en una pieza clave del equipo. Fundamentalmente en defensa, una de las principales cualidades y fortalezas que ostentas.

En 2020 se convirtió en nuevo jugador del Stade Francais, equipo del Top-14 francés con contrato hasta el 2023, dejando atrás 5 años jugados en Jaguares, la franquicia argentina del Super Rugby. Este 2021 tuvo un calendario apretado y con poco descanso ya que disputó sus torneos locales en Europa y a su vez el Rugby Championship, donde Argentina en las seis fechas tuvo 17 Pumas lesionados. Pero esta carga de entrenamiento no le impidió terminar su año de la mejor manera siendo nominado a los Olimpia y siendo el único participante en el Championship que supera las 30 unidades en ambos campos.

Por el lado de Julián Montoya, el hooker y jugador del Leicester Tigers que este año fue capitán de Los Pumas tras la baja de Pablo Matera, asumiendo ese rol en los tests-matches frente a Gales. Una nueva función que le llegó en un buen momento de su carrera, ya que este año tuvo un promedio altísimo partidos en la Premiership. Además, este año se lo vio más completo y sólido en el armado del scrum. Con 28 años se está consolidando como uno de los líderes de esta generación del seleccionado nacional.

El último de nominado de la terna rugby es Marcos «El rayo» Moneta, quien tuvo una gran aparición de Los Pumas 7s en el Circuito Mundial de Seven y en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El joven surgido en el club San Andrés, que hoy milita en la Primera “B” del rugby porteño, con 21 años marcó a fuego su irrupción en distintas competencias en muy poco tiempo. Desde la aparición del joven en Los Pumas 7s cambió totalmente la figura del equipo, siendo él la pieza clave en la ofensiva con velocidad y explosión.

El Rayo es el gran candidato a llevarse el Olimpia en esta terna, además de que está nominado junto con el integrante de los All Blacks, Scott Curry, y  Jiuta Wainiqolo y Napolioni Bolaca de la Unión de Fiji para el premio al mejor jugador del mundo 7s que entrega World Rugby.

Rugbiers ganadores de los Premios Olimpia de Oro:

  • 1965- Bernardo Otaño: El primer capitán de Los Pumas en aquella gira exitosa por Sudáfrica en 1965 donde nace el apodo de “Los Pumas”, su gran actuación lo llevó a ganar el galardón de Oro entregado por el Circulo de Periodistas.
  • 1985- Hugo Porta: El mejor rugbier argentino de la historia y uno de los mejores que tuvo este deporte, considerado en 1985 el mejor jugador del mundo gracias a su gran potencia en su botín mágico.
  • 1999- Gonzalo Quesada: Sus consagraciones en los campeonatos de la URBA de 1996 y 1998, y el Nacional de Clubes de ese mismo año, le permitieron tener un lugar en la Selección Nacional, donde se convirtió en goleador del Mundial Gales 1999, con 102 puntos. Esto lo llevó a obtener ese año el Olimpia de Plata y Oro, el Botín de Oro Mundial Gales y el Premio Clarín en rugby.

 

Katia González, 2° B, turno mañana

Atlético del Rosario y La Plata disputarán la final por el ascenso al Top 12

Este domingo 28 de noviembre, Atlético del Rosario y La Plata disputarán la final del torneo de Primera A de la URBA, donde se definirá al equipo que asciende al Top 12. La Plata viene de vencer a Champagnat 17-5 en las semifinales, mientras que los de Rosario vencieron a Los Matreros 25-7.

El 20 de noviembre a las 16.30 se jugaron esas semifinales. Atlético del Rosario finalizó primero en la tabla general con 57 puntos, y de 13 partidos solo cayó frente a Champagnat. En 2019 habían descendido a la Primera A, por lo que el objetivo en el 2020 era retornar a la máxima competencia, que tuvo que postergarse por la pandemia. Recibieron de local (ventaja al finalizar primeros) a Los Matreros, que finalizaron cuartos en la tabla general, habiendo ascendido la temporada anterior.

Tras una gran temporada, Los Matreros buscaban un segundo ascenso consecutivo, pero sucumbieron en las semifinales ante Atlético del Rosario tras un contundente 25-7. En el duelo de la fase regular entre ambos Atlético también había goleado, con una victoria por 42 a 19.

Por el otro lado, La Plata visitó a Champagnat, el cual parecía el gran favorito ya que, más allá de la localía, fue el único invicto al concluir la etapa regular, aunque no pudo terminar primero al quedarse sin bonus de tries la última jornada. Sin embargo, Champagnat no pudo replicar la victoria obtenida anteriormente frente a La Plata, que sorprendió en su cancha imponiéndose 17-6.

La final, al igual que las semifinales, será exclusiva para los suscriptos a Star+.

A causa de la pandemia, se ha decidido este nuevo formato, donde todos los equipos jugarán un partido entre sí, y los mejores 4 irán a un sistema de eliminación directa, donde solo un equipo ascenderá al Top 12. Ahora, Atlético del Rosario y La Plata, quienes han compartido el descenso de la máxima categoría en 2019, vuelven a verse las caras este domingo 27 de noviembre en la final. El último antecedente fue en la temporada regular, en el que Atlético se impuso de local ante los platenses 29 a 20 por la segunda fecha de Primera A.

Dante González, 2° B, turno mañana

Mansilla, de jugadora de SITAS a dirigente de la URBA

En un año atípico donde sucedieron muchas cosas inauditas e impensadas en el mundo, es el deporte una vez más el que se sitúa en la página principal del diario. Específicamente hablamos del rugby: un juego que se caracteriza por la fuerza y el porte físico de los hombres, pero que este año tuvo un cambio que será histórico y magnífico para el deporte en toda la sociedad.

Se trata de la inclusión de Mariángeles Mansilla como dirigente de la URBA. Es un gran premio a la labor que ejerció por el cambio y la transformación del grupo femenino en el rugby. La joven de 27 años transitó una historia particular con el deporte, ya que nunca se imaginó practicarlo ni jugarlo, pero por su hermana menor, Iara Mansilla, llegó al club SITAS, donde entonces eran socias, pero sin participar en ninguna actividad. La muchacha más joven solía hablar y comentar con pasión sobre el rugby, pero sus padres no la dejaban incluirse porque creían que era un deporte para hombres. Pero siendo una fecha especial, donde cumplía 15 años, su hermana mayor le otorgó un regalo: ir al club SITAS para mirar un partido de rugby. Ese día fue extraño, ya que eran pocas jugadoras, y de repente las invitaron a participar del partido, pero Iara no podía jugar, ya que era menor. Si lo pudo hacer Mariángeles, quien desde allí nunca más salió de la cancha de rugby. «Me quedé por el equipo. Por el cariño que recibí de las chicas. No hubo una situación del juego que me haya seducido, sino el espíritu que encontré», comentó la entonces espectadora del juego.

Las hermanas Mansilla, Iara y Mariángeles, con la camisetas del club SITAS

Rápidamente se convirtió en jugadora de SITAS, primero como medio scrum o wing, pero luego encontró su posición de centro. Además, marcó un antes y un después al llegar a ser dirigente de la URBA, ya que es la primera mujer que ocupa el cargo. También, es entrenadora de infantiles en el mismo club que juega, y profesora de Educación Física.

Siendo tan joven, pero marcando el punto de partida hacia la inclusión de las mujeres en el rugby, demostró como el grupo femenino puede practicar y lograr puestos de alto rango en un deporte donde predominan los hombres. En medio del coronavirus, la dirigente pensó cómo seguir transformando y cambiando para que se mejore el deporte y que más mujeres puedan jugar sin ninguna discriminación. «Cuando termine la pandemia tendremos que tratar de retener a la mayor cantidad de jugadoras posibles, porque esto ha perjudicado a todos por igual. Después, claro, vendrá un proceso de continuar e intensificar la búsqueda de más jugadoras y que haya más clubes con mujeres jugando. Pero hay otro desafío muy importante y que tiene que ver con las cuestiones de género; de que en los clubes se cumpla con la Ley Micaela (capacitación obligatoria en género) y de ir terminando con el machismo que hay en el rugby», manifestó. La nueva mandataria de la subcomisión del rugby femenino dejó en claro sus expectativas y las intenciones que tiene para mejorar el deporte.

Además, comentó sobre la función que cumple la televisión como rol de difusión del juego: «No tenemos difusión y eso es lo que más necesitamos. Ni siquiera sale una línea o una mención en la televisión de nuestros resultados. Yo veo que en otros países no es así».

Asimismo, la joven dirigente plantea encontrar la solución para que las mujeres menores de edad también logren competir en el rugby. «Tenemos que encontrar competencia para las chicas de entre 14 y 18 años. Hoy si una llega a esa edad, se tiene que ir a otro deporte», aclaró Mariángeles.

En un deporte que siempre se caracterizó por lograr cambios muy tardes, ya que en 1995 se logró el profesionalismo, mientras que, en el 2016 se volvió a competir en los Juegos Olímpicos tras más de 92 años de ausencia con el pensamiento de que no era necesario para el rugby mezclarse con el negocio. Ahora es un gran paso para dar un cambio histórico que logrará que muchas mujeres se involucren en el juego y permanezcan allí con esperanzas de lograr objetivos grandes.

Lucio San Martín 2°B turno mañana

La URBA anunció que no habrá ninguna competencia oficial este año

El Rugby postergó su Top 12 el 17 de marzo (inicialmente previsto para el 21 de marzo).

Por la situación que se vive en Argentina y en el mundo debido a la pandemia del Covid-19 no habrá rugby este año. La idea de volver se esfumó. El Consejo Directivo de la Unión Rugby de Buenos Aires (URBA), luego de varios meses de espera, dio a conocer que no se realizará ningún tipo de competencia oficial en este 2020, a través de un comunicado que emitió el pasado 20 de octubre.

El 17 de marzo la URBA postergó el inicio del Top 12 (pactado para el 21 de marzo). Pero todos los clubes se las ingeniaron para continuar entrenándose desde casa, a través de las plataformas virtuales y rutinas personales, con la idea de estar listos para la competencia.

“Se ha resuelto comunicar a las instituciones afiliadas e invitadas de nuestra Unión que ya no podrá llevarse a cabo ninguna competencia oficial de la URBA 2020”, precisa el comunicado firmado por el secretario Patrick Campbell. Asimismo, explica las circunstancias en las que se toma la decisión: “Ingresamos ya en el mes de octubre y la posibilidad de vuelta a la actividad en un futuro próximo es aún impredecible. A la fecha (…) no han permitido aún el regreso a los entrenamientos grupales en la totalidad de clubes de la URBA”. E indica que la prioridad de la URBA ha sido la salud de los jugadores y sus familias, “poniendo como objetivo prioritario la reapertura de los clubes para actividades sociales o entrenamientos. Cosa que se va logrando progresivamente, respetando protocolos y distanciamiento social”. Del mismo modo hace hincapié que tanto el Consejo Directivo, la Comisión de Competencias y la Subcomisión de Rugby Seguro están buscando las alternativas para retomar el juego y, en cuanto se den, darán a conocer los protocolos.

Marrioly Robles Luna, 2° B, turno mañana

Las mujeres juegan y ahora también se animan al arbitraje

El rugby es un deporte comúnmente asociado a los hombres, pero esto no impide que las mujeres lo disfruten, lo practiquen y hasta lo dirijan. Y esto último no es nada nuevo, ya que desde el año 2002 que se disputan partidos oficiales por mujeres, que aunque hoy por hoy son la minoría, no dejan de crecer en gran medida.

Tal es el caso de los números obtenidos en el año 2019: fueron casi 150 las nuevas mujeres formadas y capacitadas para dirigir partidos de rugby a lo largo y ancho de todo el país. Esto representa un crecimiento enorme en cuanto a los números de los años anteriores

«El año pasado, en una capacitación de World Rugby en Sudáfrica, mostraron un gráfico de la evolución del deporte en la rama femenina en cada continente. Me vine en shock: todos mostraban una evolución mientras Sudamérica tenía -7%. Ese dato me marcó y me movilizó», relata Laureana Pappaterra, la primera mujer en dirigir un partido de rugby en Argentina y en todo Sudamérica.

Laureana Pappaterra dirigiendo un partido de rugby masculinoHoy ella junto a su equipo de trabajo se encargan de dar acompañamientos mediante las redes sociales con el afán de ver crecer y ayudar a toda la rama del arbitraje y todo el rugby femenino.

Luego de tanto trabajo, todo está dando sus primeros frutos, esta semana se dieron a conocer a las cuatro nuevas seleccionadas por la UAR para integrar el plantel estable de árbitras de la Unión Argentina de Rugby. Ellas son Viviana Garat, Brenda Camacho, Nadia Ferenz y Nerea Livoni.

Todas ellas con un recorrido muy parecido, antes de pensar en el arbitraje pasaron por el rol de jugadoras y hasta dos de ellas supieron ser capitanas de sus respectivos equipos (Livoni y Ferenz), pero luego por interés propio realizaron el curso de la UAR hasta finalmente llegar a lo que lograron actualmente, comenzando con partidos de menores categorías hasta finalmente alcanzar el nivel de rugby de 15.

Santiago Bas, 2° B, turno mañana