Crisis en el gobierno por el pedido de renuncia a un subsecretario

El Gobierno nacional le pidió la renuncia a Federico Basualdo. Se trata del subsecretario de Energía Eléctrica y asesor del Instituto Patria en el área. Es una persona sostenida en el cargo por Cristina Kirchner, la Cámpora y el ministro del interior, Wado de Pedro. Basualdo se niega a renunciar pero se espera que abandone el cargo en los próximos días. Cualquier sea el desenlace causará una crisis de gobierno.

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner aún no saben cómo evitar dañar su imagen. Ambos conversaron sobre el futuro de Basualdo y consensuaron que su renuncia era un hecho político. A cambio, Guzmán debía diseñar una segmentación tarifaria eléctrica en las condiciones recomendadas por La Cámpora.

La exigencia de esas condiciones se piensa que tienen que ver con un acuerdo que Martín Guzmán cerró con el FMI. Es un aumento de las tarifas eléctricas del 28 al 30 por ciento. Máximo expresó su enojo, porque acepta ese ajuste económico y menos a cinco meses de las elecciones. El ministro de Economía niega esa versión y reconoce que pensó en al menos dos ajustes de las tarifas eléctricas. Máximo Kirchner propone algo imposible en la negociación con el FMI, plazo eterno de pagos y una tasa de interés mínima.

El ministro de Economía quiere tener la posibilidad de llevar adelante su gestión y un plan económico con números concretos y datos. Su intención es reducir el déficit para resolver otros problemas. En ese sentido no tiene otro remedio que reducir los subsidios y bajarlos significa aumentar las tarifas. Ya ha pasado en los países vecinos como Brasil y Chile que ante subas de tarifas aparecieron los levantamientos sociales que han movido a sus líderes del poder.

Por el momento se informó un único aumento del 9% en la electricidad como propuso Basualdo que se mantiene en su cargo. Guzmán quedó desautorizado de su política económica. La imagen de Alberto Fernández también quedó desdibujada. Cristina Kirchner está alarmada por el panorama electoral. Mientras siguen las discusiones en el gobierno y hay crisis en varios frentes. La actividad oficial sigue su curso, Guzmán y Cafiero tendrán reunión del gabinete económico en la Casa Rosada. Guzmán quiere cumplir con el presupuesto 2021 donde se incluyó una baja de los subsidios.

El sector empresario está preocupado por lo que implica esta disputa. La mayoría de las empresas comparten las ideas de Guzmán, sobre la necesidad de reducir el déficit fiscal, bajar la emisión monetaria, acordar con el FMI y controlar la inflación.

Alberto Fernández se encuentra atravesando la crisis más fuerte desde que comenzó su mandato. No sólo por haber fallado con la salida de Basualdo. El problema fiscal se encuentra en la cuestión energética con los subsidios de luz y gas, más que nada en el AMBA. Para reducir los subsidios Guzmán tiene que aumentar las tarifas en varios tramos. Pero hoy por hoy, la vicepresidenta no lo autoriza.

A todas estas polémicas en medio de la pandemia se suman también  las ya conocidas vacunas VIP que provocaron protestas en distintos puntos del país, en la emblemática Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada y otras zonas del centro de la ciudad.

En la céntrica plaza se concentraron personas y líderes de la oposición, como el congresista Mario Negri, quien afirmó que: «La gente tal vez se movilizó por indignación, porque en el Estado se han hecho muchas cosas, y es cierto que faltaban vacunas, pero lo que sobraba y sobra es inmoralidad política en el Gobierno», y añadió “cualquier argentino de los 10.000 que se murieron desde que se empezó a vacunar puede pensar que a lo mejor un familiar si tenía una vacuna se salvaba».

A pesar de la crisis en el gobierno, el presidente Alberto Fernández continúa con su agenda prevista para el mes de mayo. En los próximos días viajará a Europa junto con el Ministro Guzmán a reunirse con las máximas autoridades de España, Francia e Italia. Días más tarde en el Vaticano tendrá un encuentro con el Papa Francisco. En la visita a Francia se reunirán con el presidente Emmanuel Macron y mantendrá las negociaciones con el Club de París. La Argentina deberá cumplir a fines de mayo con un vencimiento de 23000 millones. También continuarán con la renegociación de la deuda del FMI.

No es «Santos» de mi devoción: la sorpresiva caída de un grande

Ariel Holan, ex-Defensa y Justicia e Independiente, con pasado reciente en Universidad Católica de Chile, era el técnico de Santos, pero no tenía buenos resultados, ya que acumulaba tres derrotas consecutivas y sólo había ganado uno de los últimos 7 partidos, una racha poco común tanto para el técnico como para uno de los finalistas de la última Copa Libertadores.

Más allá de los resultados negativos que arrastraba, la decisión de renunciar a su cargo no fue casual y, aunque el DT recibió amenazas de los hinchas, se cree que el detonante fue el desarme del equipo en plena temporada, como fue el caso de la venta de Jefferson Soteldo.

La pregunta es, ¿cómo llega un gran club como Santos a tal situación y deja caminar por la borda a un emblemático entrenador? La situación es que la junta retrasó en este mes de abril el salario tanto de algunos jugadores, como del cuerpo técnico. El equipo donde surgieron Pelé, Neymar y Rodrygo navega hoy en medio de la peor crisis financiera e institucional de su historia reciente.

La delicada situación del club, que supo dejar su huella en el fútbol mundial, tiene todos los ingredientes para la crónica de una «muerte anunciada». Las urgencias vienen porque la FIFA ha empezado a aplicar sanciones ya que Santos tiene prohibido actualmente fichar a nuevos jugadores y, de no resolver sus compromisos, le podrían quitar puntos hasta en el próximo campeonato.

 

Bruno Mariano, Calabrese Marcos, Gaetán César.

El teatro, ¿para cuándo?

La pandemia profundizó y evidenció la crisis de los teatros independientes y espacios culturales. El cierre de los mismos provocó que miles de artistas, docentes, músicos, fotógrafos y demás personas que vivían del teatro queden a la deriva y pierdan su lugar de trabajo, de exposición.

La lucha por sobrevivir al contexto que expuso el coronavirus se hizo insostenible para todos los ámbitos. Desde el sector cultural se exige atención a la problemática que los afecta y, sobre todo, abrir sus puertas para poder reencontrarse con los espectadores que sostienen sus ingresos.

CRISTIAN JAKO, ARTISTA INDEPENDIENTE, FOTOGRAFO, DIRECTOR DE ARTE Y EVENTOS

“Nos merecemos como artistas despertar y volver a estar donde pertenecemos, que es en las calles, salas, escenarios y frente a las luces”

Cristian Jako es artista independiente, actor, fotógrafo y director de eventos. Además de ser fiel testigo de la crisis que sufre el sector.

Crisis que no es tenida en cuenta. Crisis que, con salas cerradas, no cuenta con tratativas, ni ápices de regresar. Cristian sostiene que “a nivel dirigencial o político” no se los tuvo en cuenta.

“Seguimos pidiendo apoyo y auxilio para reflotar las salas en las que se hace teatro”, manifestó Jako, quien es reconocido por su trabajo en gran parte del conurbano bonaerense.

 

CRISTIAN JAKO, DESDE SU ESTUDIO DE EDICION/GRABACIÓN

 

El ámbito teatral luchó frente a crisis económicas, sociales y políticas. Quizá, nunca imaginaron desde el sector que debían enfrentar a una pandemia. “Ni siquiera el contexto pandémico nos forzó a corrernos del eje, si no a adaptarnos a las nuevas eras y llegar a publico mucho más joven», deslizó Cristian mientras miraba la cámara, desde su silla de oficina y con la computadora de fondo reproduciendo algunos de sus trabajos.

El teatro fue una de las primer actividades en suspenderse antes del aislamiento, preventivo, social y obligatorio en nuestro país. Se paró la actividad antes que muchas otras tareas y, aun así, sigue sin salir a flote.

Cristian aseguró que, a pesar de no poder ponerle el cuerpo a la adversidad pandémica, “los artistas se adaptaron a las circunstancias” con una fuerte presencia en las redes sociales y poniéndose a pruebas con nuevos formatos cibernéticos.

“Las personas que no tenían en cuenta el arte se arrimaron desde las redes”, evidenció Jako. Quien con una mirada llena de esperanza espera que esto se traduzca en apoyo cuando el sector sea habilitado a realizar sus tareas. Tareas que devolverían el trabajo a miles de personas que se encuentran en la informalidad.

Muchos de estos artistas recurrieron a exponer sus trabajos en redes sociales y, en los mejores casos, realizar obras vía streaming. Los artistas independientes recurrieron a vitalizar su imagen, “venderse” y esperar/construir propuestas de obras vía Zoom, Youtube, Twitch o vivos de Instagram. La nueva era llegó para quedarse pero no suplanta, en ningún sentido, al teatro de cercanía. Aunque si es un buen complemento.

Jako aseguró que, en estos casos, debieron “diagramar o programar eventos desde una cartelera virtual”. Algo que no era muy recurrente en los artistas independientes pero que debieron sumar a sus rutinas. Ya que, de esta manera, logran construir una imagen e invitar al público a encontrarlos presencialmente, cuando sea permitido.

 

“La gente lo va a hacer posible y, de alguna manera, las cosas que están hechas de buena fe van a triunfar”, deseó el artista. Mientras todo el sector se encuentra a la expectativa de una mínima apertura que les permita volver al escenario.

Desde principios de marzo que el teatro se encuentra paralizado. El futbol, que mueve masa de personas, volvió con sus millones que necesitan generarse. Mientras que el ámbito artístico se encuentra en un limbo que social, económica y culturalmente parece importarle a unos pocos.

 

“A 9 meses de la pandemia veo todo con más optimismo, creo que no falta mucho para que las salas funcionen con  protocolos y garantías para que la gente vuelva a apostar a las salas y obras”, exclamó Cristian Jako.

El arte se encuentra vapuleado tras meses de incertidumbre y agonía financiera. Artistas no pueden explotar su talento por fuera de las cámaras y bares, salas y teatros que acobijaban obras, hoy sufren una merma en sus ingresos.

Por último, Cristian deslizó unas palabras de deseo: “Como artista espero que podamos salir de esto como sociedad, como país y como sale el arte siempre. Reinventándose”.

Nahuel Cristaldo
2° «B» T.N.

El drama de los cafés notables porteños

“Necesitamos ayuda, no damos más” es una de las declaraciones que se escuchan por parte de los encargados de los 86 míticos cafés notables con los que cuenta la Ciudad de Buenos Aires.

Estas confiterías tenían la costumbre de recibir a miles de personas por día, entre el afán por la cultura de Buenos Aires y los personajes que asistieron a ellas. Es el caso de “Florida Garden”, ubicada en la intersección de Florida y Paraguay, pasaron grandes figuras como Tita Merello, Carlos Monzón, Diego Maradona y Jorge Luis Borges. Desde que se inauguró en 1962, el mítico café aún conserva su arquitectura original.

Florida Garden está haciendo un esfuerzo por mantener hoy sus puertas abiertas, “Por ahora podemos pagar la luz, el gas, los servicios y la parte que nos compete de los sueldos. Estamos tratando de mantener la confitería, que es una mole y, a duras penas, llegamos a hacerlo”, dice Javier Fernández, uno de los dueños y gerentes del café.

Pero el panorama se repite en todas las demás confiterías: “Abrimos por amor: para sentir que no nos quedarnos de brazos cruzados en nuestras casas. A otros, directamente, les conviene mantener el negocio cerrado por el gasto que requiere ponerlo en marcha. Es un dineral por día, para vender tres cafés”, agrega Francisco Miranda, secretario de la Cámara de Cafés y Bares y socio del Bar Bidou.

A raíz de esta situación, el diputado Leandro Santoro presentó un proyecto de asistencia integral, acompañado por la legisladora María Bielli, con el principal objetivo de poder paliar la crisis provocada por la pandemia del COVID-19 y el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) en los cafés notables porteños. Se presentó en primer lugar en la Legislatura Porteña y luego en una conferencia de prensa.

El proyecto consiste en la eximición de Alumbrado Barrido y Limpieza (ABL) e Ingresos Brutos; subsidio de servicios públicos por el 100% del valor de las tarifas de servicios de luz, agua y gas; subsidio al personal de trabajo que se encuentren bajo relación en dependencia; líneas de créditos blandos y prestaciones a tasa 0%.

“Sabemos que la Ciudad tiene muy resentidas sus finanzas, pero necesitamos que les den una mano a estas personas porque no podemos permitir que cierre el Café Tortoni o Los Angelitos. Buenos Aires no será la misma sin ellos porque son parte de nuestro patrimonio cultural, material e inmaterial”, cerró el diputado Leandro Santoro.

La crisis de los medios gráficos

Con la aparición de la Telemática <ciencia que une todos los conocimientos informáticos y tecnológicos de la comunicación para investigar y lograr a través de procesos el desarrollo de diseños y técnicas de servicios dónde se buscan trasmitir datos> se trabajó para hacer que la información llegue cada vez más rápido a los usuarios. La creación de Canales de Televisión o de Radio digitalizados y las redes sociales fueron un cambio rotundo en la vida de la sociedad. Los medios gráficos no estuvieron exentos, actualmente siguen siendo un rubro muy afectado y afrontan una crisis importante.

“El coronavirus es un acelerador de cambios y obliga a hacer en cinco meses lo que se iba a hacer en cinco años”, manifestaba Jorge Fontevecchia presidente y CEO de la Editorial Perfil, a través de un video que les llegó a sus empleados el pasado primero de mayo “Día del Trabajador” aprovechando el saludo de todos los años para comunicarles las nuevas metodologías de trabajo.

Fontevecchia dejó de ocupar su oficina para dar paso a un estudio de televisión que utilizaran por la señal de cable NET TV, propiedad de dicha Editorial, en dónde se comenzarán a emitir dos programas: el prime time estará ocupado por “Periodismo Puro”, mientras que pasado el mediodía el contenido será utilizado para poner al aire “Caras a la tarde”, con información similar a la que contiene la Revista.

No todas corrieron con esa suerte de poder adaptarse a los cambios: Revista Pronto, de la editorial Ipesa cerró sus puertas el 30 de marzo y despidió a todos sus empleados, por su parte la Editorial Atlántida, responsable de la Revista Gente tuvo que discontinuar sus publicaciones en papel y dejó sin trabajo a parte de su personal. Perfil a pesar de haber reducido los ejemplares para continuar en carrera, prefirió reinventarse y adaptarse apostando a la virtualidad, incorporándose a otros rubros. Apostó a la continuidad de Caras, relacionada con el mundo del espectáculo, la revista Noticias orientado a temas netamente políticos, de actualidad social y con un poco de farándula. El fuerte se encuentra en su bisemanario Diario Perfil, el matutino principal de la Editorial.

En su monólogo, Fontevecchia explicó que lugar ocupaban los ingresos de los 600 trabajadores que integran esta firma y brindó detalles de cómo será post Covid-19 hará que la empresa recaude un tercio del medio televisivo, un tercio proveniente del medio gráfico, otro tercio lo otorgue la radio y el último provenga de la Web, esa es la aspiración de la empresa y hacia eso va. Hay que afrontar cualquier crisis con seguridad, inteligencia y seriedad, reinventarse para seguir en el rubro con más solidez y posicionamiento. Hoy el Diario Perfil hace una jugada importante para meterse de lleno en la digitalización, reduciendo sus ventas de papel. Es hora del cambio, es momento de comenzar, las cartas ya están echadas y hay que empezar a jugar.

 

Ibarra Mac kenna, María Delfina, 2do. B TM

La lucha del voleibol para ganarle a la pandemia

No es novedad que la situación económica en Argentina, aún más con la propagación del COVID – 19, es un problema para toda la sociedad. La inflación se desata y los costos se van a las nubes, lo que provoca que los salarios y/o asignaciones nunca lleguen a abastecer todas las necesidades. Este inconveniente se ve reflejado en el día a día; en ciudadanos comunes, pymes, y no menos en el ámbito deportivo.

En nuestro país tenemos varios deportes que, lastimosamente, no tienen grandes ingresos monetarios, como sí los disfruta el futbol. Hay disciplinas que dependen de un ingreso exclusivamente de los sponsors y derechos televisivos, otras que obtienen dinero por competencias disputadas, y otros son directamente autónomos.

El vóley es un deporte profesional que es practicado en distintos clubes o asociaciones a lo largo del país, pero no está lo suficientemente financiado como para poder subsistir a las crisis que se presentan. Muchos dependen de los gobiernos provinciales o municipios y estos dedican gran parte de sus recursos al fútbol y dejan lo restante para estas disciplina.

Podríamos decir que Bolívar y UPCN son las instituciones que mejor se encuentran económicamente. Estos clubes, a pesar de la cantidad de campeonatos ganados, muchas veces no pueden retener a sus jugadores, que se van a ligas extranjeras más desarrolladas, como la italiana, donde este deporte es muy atractivo para la sociedad: los estadios se llenan, los sponsors se “pelean” por los equipos y todo esto genera una gran cantidad de ingresos para los jugadores.

Un claro ejemplo de la crisis que vive el vóley argentino es el club catamarqueño Ateneo, que después del último campeonato jugado no recibió más el dinero correspondiente a los sueldos. Promesas que van y vienen por parte de los dirigentes y también del municipio. Mientras tanto, los jugadores siguen aguardando el pago que les corresponde desde hace ya tres meses. El capitán del equipo, Renato Adornelas, habló con el diario deportivo Olé: “Estamos tres meses abajo, hasta ahora hemos cobrado solo tres meses nada más, y hay contratos de ocho meses. Y eso que la Liga para nosotros terminó hace dos semanas”, comentó. En sus declaraciones no dejó de lado la importancia del gobierno a la hora de hablar de números: “El club depende de la plata de la provincia, que no nos presta mucha atención. Con esta situación del país, más complicado va a ser porque ahora tienen mil excusas para no pagar”, concluyó.

El hecho de que los gobiernos de las provincias no se hagan cargo de estas situaciones genera un malestar general de los jugadores y empleados pertenecientes a las asociaciones con los dirigentes. Muchas veces los directivos se agarran de las palabras de los funcionarios, prometiendo una ayuda económica, y ellos para “calmar las aguas” lo transmiten a la gente, generando falsas expectativas para luego provocar un gran enojo cuando dichas cosas no se cumplen.

Con lo mencionado anteriormente no se pretende salvar a los dirigentes de esta profunda crisis. Como referencia tenemos a las Selecciones Nacionales, tanto masculina como femenina, que en 2019 acrecentaron sus problemas con las personas encargadas de dirigir las instituciones al no recibir respuesta a sus reclamos vinculados a deudas hacia sus jugadores y también a un cambio en los aranceles de las transferencias al extranjero. Ninguna de ellas fue respondida en su momento y los jugadores optaron por informar que de no obtener respuestas no jugarían los próximos torneos. Ante esta amenaza, los dirigentes respondieron de manera satisfactoria y llegaron a un acuerdo.

Agostina Pozzi