Juan Cruz Bandini: rescatado por el deporte

Cuando se buscan historias y ejemplos de superación, el deporte es una de esas minas donde la probabilidad de irse con los bolsillos llenos de piedras preciosas es bastante alta. Ahora, si en vez de simplemente dirigirse al deporte, con toda la extensión que conlleva, se realiza un mejor sondeo y se apunta a un yacimiento más específico, esas posibilidades se incrementan casi un cien por ciento. Ese yacimiento minero es el deporte adaptado. En esta oportunidad, Pirámide Invertida realizó una excavación en el quad rugby o rugby en silla de ruedas.

El relato en bruto que se obtuvo fue el de Juan Cruz Bandini, oriundo de Venado Tuerto y jugador de la Selección Argentina. Dentro del hándicap del quad rugby es clasificación 0.5 (esta catalogación se determina por la funcionalidad de las extremidades), la más baja, y se encarga de realizar tareas defensivas. Cuando tenía 16 años un accidente puso un punto y aparte en su vida.

– ¿Cómo se originó la lesión que provocó que tengas que desplazarte en silla de ruedas?

– En un accidente automovilístico, hace 7 años y medio. Venía dormido y el cinturón de seguridad me jugó en contra. Este me mantuvo fijo y al estar adormecido mi cuerpo estaba flojo. Esto me provocó algo llamado “efecto látigo” en el cuello, quebrándose así la sexta y la séptima vértebra cervical.

– ¿Y de qué manera viviste los meses posteriores a la lesión?

– Fue un año largo internado, pasando mucho tiempo con médicos. Por suerte siempre lo pude afrontar de una buena manera, nunca me deprimí por tener que estar encerrado. Aunque sea salía y «remaba» la silla. Trataba de hacer todo lo que podía.

– ¿Cómo encontraste este deporte?

– Yo tenía conocimiento de que este deporte estaba en Buenos Aires. Así que cuando vine a Capital para hacer un tratamiento de rehabilitación, hace 3 años, de paso lo fui a buscar. Hice el tratamiento por dos años, me quedé acá y a su vez empecé con el deporte.

– ¿Qué te resultó complicado, desde lo físico, cuando iniciaste esta actividad?

– La verdad que nada, más allá de que es algo distinto a la silla de ruedas diaria. De hecho, fue todo lo contrario a complicado. Te sentás y te sentís más seguro, más libre, que podés ir más rápido con la silla. Esta te produce seguridad en vez de dificultad. Después hay que ir aprendiendo cosas sobre posicionamiento, clasificaciones, como estar sentado, como hacer una mejor remada. Cosas que empezás a entender mientras más roce tenés.

– ¿O sea qué no le tenías miedo a chocar?

– Para nada, me encanta chocar, más siendo un jugador defensivo. La sensación de dar vuelta a alguien no se remplaza con nada.

– ¿Cómo es el entrenamiento para un jugador de quad rugby?

– Lo principal es un entrenamiento intensivo en cuanto a la velocidad. Como se juega en una cancha de básquet, los trayectos que se realizan no son demasiado largos. Pero hay que mantener esa movilidad y velocidad durante una buena cantidad de tiempo, razón por la cual se trabaja eso con intensidad.

– ¿Hacés algún entrenamiento aparte del que realizás con la selección?

– Voy al gimnasio y planeó continuar haciendo rehabilitación. En el gimnasio trabajo los miembros superiores, los músculos donde más funcionalidad tengo. Bíceps, hombros, dorsal, muñecas. Todo lo que sea funcional y lo pueda explotar. Al ser de clasificación baja, al ser uno de los que menos funcionalidad tienen, lo poco que tengo busco exprimirlo al máximo.

– ¿Es el único deporte en silla de ruedas que intentaste practicar?

– Hice ciclismo adaptado y un poco de ping pong apenas me accidenté. Me quedé con el quad rugby porque el ping pong es más para un asado, y si bien el ciclismo esta bueno, sos vos únicamente, es un deporte individual. En el rugby está esa situación de equipo que tanto extrañaba.

– Encontraste un espacio social donde había gente en tus condiciones…

– Claro. Eso es algo muy inclusivo por parte del rugby. Yo cuando vivía en Santa Fe, les decía a mis terapeutas, por ejemplo, “me quiero poner las zapatillas solo”, “quiero hacer esto y lo otro solo”, y no tenían una respuesta o una explicación de cómo podría arreglármelas por mi cuenta con la poca funcionalidad que tenía. Pero cuando venís acá, y ves a chicos que tienen la misma lesión que vos, pero con más años experiencia, te das cuenta de que ellos tienen la misma movilidad que vos y viven solos hace años. Y uno se pregunta cómo hacen. Ellos te explican y así se transmite un conocimiento que en ningún centro de rehabilitación se aprende, lo que te puede enseñar un compañero acá. Para mí, por eso también se le dice rugby. Tiene ese compañerismo fuera de la cancha, que realmente te ayuda mucho. A mí me ayudó mucho.

– ¿Cuál es el momento más alegre que te dio el quad rugby?

– Este último año, que fue muy completo. Tuve un torneo internacional de clubes en Uruguay. Dos torneos nacionales de clubes en Argentina. El viaje con la selección al Panamericano de Paraguay. Luego otro torneo internacional de clubes acá, en Tigre. Y otro torneo nacional de clubes. Juego en Cilsa de Santa Fe, pero vivo y me entreno acá en Buenos Aires.

– ¿Alguna sensación que te haya dejado el Panamericano?

– Como fue mi primera experiencia con la selección quedé muy impresionado, respecto al nivel y el profesionalismo de los otros equipos. Hay que tratar de apuntar a eso y copiarlo para poder proyectar y hacer crecer el rugby en Argentina.

– ¿Qué dificultades tiene el quad rugby argentino que no tienen otros países?

– En otros países tienen otro tipo de apoyo, hay otro desarrollo del deporte. Pensá que Argentina trajo el quad rugby a Sudamérica, luego este llegó a Brasil, y hoy ellos nos ganan por arriba de 25 goles. Falta apoyo, desarrollo y fomentación. Hay solo cuatro equipos en Argentina. Tendríamos que ser más, para tener más jugadores, más competitividad, y con esto crear una mejor selección.

– ¿Lograste algún otro objetivo tras la lesión?

– Lo que más buscaba era ser lo más independiente posible. Todavía no lo logré del todo igual. Hay cosas que creí que no las iba a poder hacer en años, y hoy las hago con cotidianidad. Como pasar de la cama a la silla solo, bañarme solo o manejar.

– ¿Tenés proyectos en tu agenda?

– Me gustaría poder llevar el rugby a Rosario. Es la tercera ciudad más grande de la Argentina, tranquilamente podría tener un equipo de quad rugby. También pienso arrancar a estudiar Gestión y Producción agropecuaria.

– ¿Qué hizo el quad rugby por vos?

– Todo. Me salvó la vida. Me la cambió.

 

Por Ulises Nieva. 2° «B» Turno Mañana.

Len Bias, el jugador que pudo haber destronado a Michael Jordan

Su nombre completo era Leonard Kevin Bias. Algunos familiares se referían a él como Frosty. Ciertos amigos solían llamarlo Lenny. Pero mayoritariamente se lo conocía como Len. Nació en 1963 en Landover, pequeña localidad ubicada en el estado de Maryland y relativamente cercana a Washington D.C. Allí fue criado en una familia compuesta por su padre, su madre, dos hermanos y una hermana, todos menores que él. Una breve introducción nominal, temporal, espacial y colateral.

Su pasión por el básquetbol comenzó a los 8 años, y su talento explotó durante su paso por la Universidad de Maryland. Bias se transformó en la estrella de la institución, lideró el equipo hacia la obtención de un campeonato y recibió varios galardones. Todo lo anterior llevó a que los ojos de todo seguidor del básquet estadounidense apuntaran hacia él.

En cancha era imparable. Poseía una aptitud física descomunal. Dueño de un tiro en suspensión perfecto. Eficaz tanto en defensa como en ataque. Llegó a ser denominado como «el alero más completo que se ha visto en el baloncesto universitario». El duelo entre su universidad y la de Michael Jordan en 1984, fue calificado previamente por la prensa como el enfrentamiento entre los jugadores que reinarían en la NBA por lo siguientes años. Estuvieron acertados en un cincuenta por ciento. La otra mitad, permanecerá por siempre en la incertidumbre.

Michael y Len tenían la misma edad. El primero arribó a la principal liga del mundo en 1984. Aunque Bias podría haber hecho lo mismo, un llamado de Red Aurbach -presidente de los Boston Celtics-, lo convenció de esperar hasta el draft de 1986. Allí el conjunto celta tendría una posición alta en la selección de novatos, obtenida a través de las correspondientes negociaciones. Fue así como Frosty desembarcó el 17 de junio de 1986 en Boston, equipo donde soñaba jugar y también el actual campeón de la NBA. Como un agregado extra, Reebok le ofreció al otro día un contrato millonario al muchacho.

Len fue elegido por los Celtics en la segunda posición del draft.

Era el comienzo de una dinastía en la franquicia verde. Era el inicio de una era en el básquet de los Estados Unidos. Era el principio de la fantasía de un joven afroamericano con el potencial de convertirse en el mejor de la historia. Era motivo de celebración.

Tras todas las presentaciones, entrevistas y firmas consecuentes a la inauguración de su vida profesional, Lenny salió a festejar acompañado por su mejor amigo, Brian Tribble. Habiendo pasado previamente por una fiesta, el dúo llegó a la residencia donde la futura estrella vivió durante su estancia en la universidad. Allí se reunieron con dos de sus compañeros de equipo. Y empezó el verdadero festejo, en el que además de alcohol había -conseguida por Brian- algo más potente y tabú: cocaína. Bias no era para nada un habitual consumidor de tal droga, pero la irreal situación que estaba atravesando, sumada a los constantes elogios de sus colegas, lo llevó a sentirse más vivo y poderoso que nadie. De esta manera, terminó consumiendo una dosis más elevada a la que jamás probó, de una coca que además era pura en un 98%.

Primero, sensaciones extrañas en su pecho. Luego, descoordinación en sus movimientos. Tuvo que acostarse para encontrar calma tras estos incómodos efectos. Después, convulsiones. Fue allí cuando la festividad pasó a ser adversidad. En vista de que Len no respiraba con normalidad, Tribble llamó al 911. Los paramédicos llegaron para trasladar a un joven que ya no respiraba, y pese a todo intento de reanimación, Leonard Bias falleció en el hospital el 19 de junio de 1986. Una arritmia cardíaca por sobredosis ocasionó su deceso. Del sueño a la pesadilla, en menos de 48 horas.

La tragedia golpeó a todo el país. Cerca de once mil personas acudieron al velorio de Bias. La familia recibió condolencias provenientes desde todo los estratos y ámbitos, siendo la de Michael Jordan una de las primeras en llegar. El más grande de todos los tiempos se había quedado sin el que era llamado para ser su mayor rival.

Como si no fuera ya demasiado, en 1990 Jay Bias, hermano de Lenny y también basquetbolista, fue asesinado a mano armada. James y Lonise Bias tuvieron que sepultar a otro hijo.

Brian Tribble fue enjuiciado por posesión y tráfico de drogas, pero encarcelado años más tarde por un caso no relacionado. El matrimonio Bias se convirtió en activista contra el consumo de estupefacientes y el uso de armas. Dos años después de la desdicha, el Congreso estadounidense aprobó una ley antidrogas más estricta, en vista de la conmoción que ocasionó la muerte del jugador. Jordan se transformó en el mejor jugador de la historia. Sin embargo, nunca se sabrá si con Len Bias en escena, Su Majestad hubiera perdido o jamás alcanzado el trono donde, todavía, se sienta.

Por Ulises Nieva. 2° «B» Turno Mañana.

Club de Amigos: un ejemplo de la dificultad para competir

La Liga Argentina de vóleibol vive una continua hegemonía desde hace diez años. Desde la temporada 2006/07 los campeonatos se los repartieron Club Ciudad de Bolívar y UPCN Vóley Club. Si bien otros conjuntos alcanzaron las finales durante este lapso, terminaron sucumbiendo ante uno u el otro. Una de las razones por las cuales poseen esta supremacía es su poderío económico, que les permite mantener y construir grandes equipos con el correr de los años. De este hecho se desprende lo ocurrido con Club de Amigos.

Ubicado en el barrio de Palermo, Club de Amigos es una organización sin fines de lucro fundada en 1985, enfocada en la formación de niños a través del deporte. En este rubro la institución es un modelo a seguir, por lo que ha sido constantemente condecorada desde sus comienzos. Además, participa de forma federada en un único deporte, el  voleibol masculino. El equipo de Club de Amigos de la edición 2005/06 de la Liga Argentina posee un logro especial: es el último campeón previo al inicio del reinado de Bolívar y UPCN.

Pero, ¿por qué este equipo no volvió a ser campeón luego de esto? ¿Por qué ni siquiera alcanzó una instancia final? ¿Por qué no figura entre los equipos participantes de la actual Serie A1? La razón parece curiosa, pero no lo es. Luego de obtener el título, a la siguiente temporada, la entidad optó por dejar de competir profesionalmente, debido a que reparó en que el costo económico necesario para sostener un equipo en un nivel alto de competitividad era demasiado alto. Se consideró que esos fondos estarían mejor aplicados en proyectos más afines con la ideología y misión principal del club, que es el ya mencionado desarrollo deportivo de los jóvenes.

De esta manera, Club de Amigos puso fin a un ciclo de 20 años, que se había iniciado en 1986 cuando se inscribió en la quinta división del ascenso y finalizó cuando consiguió el campeonato más importante del país contando con el histórico Hugo Conte entre sus filas. Vale aclarar que aún participan del voleibol en la Federación Metropolitana, pero de forma amateur.

¿Por qué se dijo que no es curioso que un campeón deje de participar? Porque lo que pasó con Club de Amigos no es un hecho aislado. Sólo tres equipos de los diez que lograron ganar la máxima categoría del vóley argentino aún participan de ésta. Estos son River Plate y los ya nombrados Bolívar y UPCN. El resto de los campeones sufrieron un destino similar al del amistoso club. Peñarol de Mar del Plata se retiró por falta de apoyo dirigencial en la temporada siguiente a la obtención del título. Un par de años después de consagrarse, Luz y Fuerza de Necochea desaparece por cuestiones económicas. Azul Vóley Club alcanzó la gloria con Olympikus como sponsor, pero el posterior año este último se alejó, iniciando así el declive de la institución. Algo similar ocurrió con Social Monteros, que triunfó con Swiss Medical como patrocinador. La empresa médica decidió desprenderse por la baja rentabilidad y las grandes pérdidas que ocasionaba su participación, por lo que el club tucumano no pudo soportar los gastos y descendió dos años después de ser campeones. Algunos ejemplos extras de la dificultad de mantenerse en lo alto.

Competir por la Liga Argentina es complicado. Tan solo participar en ella es complicado. Club de Amigos, una institución ejemplar y un equipo campeón, no supo sobrellevar el mantenerse en la máxima categoría de nuestro vóley. Un ejemplo de una realidad que cada vez se vuelve más tendenciosa. A veces no basta el trabajo duro y el hambre de gloria para alcanzar el éxito en el deporte. A veces o tal vez casi siempre. Prescindir de una buena base económica significa dar una enorme ventaja, e incluso la victoria, a quienes si la poseen. “Gana el que tiene más plata”, una frase que con los años se hace más fuerte y verídica en todas las disciplinas deportivas del mundo.

Autor: Ulises Nieva, 2°B, turno mañana.

 

Eduardo «Dady» Gallardo y su vida después de Los Gladiadores

A principios de febrero del actual año Eduardo Gallardo decidió dar un paso al costado como entrenador de la Selección Argentina masculina de handball, poniendo así fin a un ciclo de diez años de logros y de superación. Tras siete meses de su alejamiento de Los Gladiadores, Dady conversó con Pirámide Invertida dando a conocer su presente.

¿A qué te dedicas actualmente?

– En este momento soy subdirector de deportes de River Plate y head coach del handball de River. También estoy en varios programas. Uno de la Secretaria de Deportes de la Nación, que se llama “Campus con tu ídolo”. Y otros con la empresa Proenter, que son capacitaciones en toda la provincia de Buenos Aires.

– Estos roles actuales, ¿demandan menos responsabilidad, tiempo y estrés que dirigir el seleccionado?

– El nivel de estrés sigue siendo el mismo en mis trabajos actuales. Lo que sí, no tiene el mismo nivel de exposición que tenía cuando dirigía a la Selección y estaba en competencia. Después, la responsabilidad no varía, es un trabajo al igual que el otro.

– ¿Qué tanto cambió tu día a día tras dejar dicho cargo?

– Cambió bastante porque ahora tengo más tiempo para estar con mi familia. Fundamentalmente eso, ya que lo laboral es igual esté donde esté.

Aunque era una posibilidad permanecer ligado, en una función diferente, a la Confederación Argentina de Handball una vez finalizada la dirección del seleccionado nacional, Gallardo está completamente desprendido. A quienes permanece todavía unido es a los jugadores que tantos años coordinó: “Tengo aún relación con muchos jugadores. Obviamente que esta relacion cambió, ya que ahora no existe el trato de entrenador-jugador. Los conozco de muy chicos, por lo que la relación es excelente, y tal vez, más cercana de lo que era antes cuando los dirigía”.

– ¿Cómo definirías tu decisión de dejar la Selección?

– Creo que es algo hecho en el momento ideal. Ya lo venía evaluando hacia un año atrás, a principios de 2016. Fue una decisión propia correrme, consensuada con la dirigencia.

– ¿No te resultó “doloroso” dejar el cargo?

– No, porque fue algo que fue pensado y meditado durante un tiempo. Cuando vea jugar a la Selección y no me vea en el banco, te diré si hay un poquito de dolor.

– Tras varios años dirigiendo y “construyendo” a este seleccionado, ¿qué es lo que le dejás a Manolo Cadenas?

– Le dejo un equipo que tiene una identidad, que creó una escuela de handball, la del handball argentino. Creo que marcó una forma de jugar diferente a lo que se venía jugando a nivel mundial y encontró un estilo propio de juego. Un grupo llamado Los Gladiadores, que generó mucho en el ámbito local e internacional. Eso es lo que le dejo a Manolo y espero que él pueda seguir construyendo en base a eso.

Manuel Manolo Cadenas es quien tomó el puesto que Gallardo dejo vacante. Un hecho llamativo es que el ex técnico de la selección española es, justamente, español. Previo a la asunción de Dady, el entrenador del conjunto albiceleste era Jordi Ribera, también nativo del país ibérico. Llama la atención que el handball argentino, en contraste con otras importantes selecciones argentinas, opte por un extranjero para la dirección técnica. “Porqué eligen un técnico extranjero no sé, eso habría que preguntárselo a la parte dirigencial. Si creo que es un excelente entrenador y puede aportarle mucho al handball argentino. También creo que hay entrenadores argentinos de muy buen nivel, que podrían aportarle otros matices a nuestro handball”, opinó Eduardo respecto al curioso hecho. En caso de que un equipo o selección de afuera pretenda usar la misma fórmula y buscar contratarlo, él ya tiene pensada una respuesta:

– Si viene a buscarte una selección o un equipo, sea poderoso o no, ¿aceptarías?

– Es muy difícil que me vaya a dirigir al exterior. Primero, porque no es una expectativa personal que tengo. Segundo, porque no pagarían lo suficiente como para hacerme dejar mi país, dejar a mi familia y todo lo que tengo acá. No es algo que espero.

– ¿Dirigirías un equipo de acá?

– Obviamente a River, que es mi equipo, club al cual estoy ligado y donde estoy trabajando hace 30 años. El único equipo que dirigí acá y al único que dirigiría.

– ¿Está abierta la puerta a un futuro regreso a la Selección?

– Si. Existe la posibilidad de dirigir a la selección nuevamente. Veremos con el tiempo. La expectativa mía es en un tiempo volver a dirigir para poder ganarme la posibilidad de estar una vez más en la Selección Argentina.

La pregunta que muchos se hacían tuvo la respuesta que muchos que querían escuchar. Dady Gallardo no dejó para siempre a los Gladiadores. Solo se tomó un tiempo para distenderse, renovarse y un día volver mejor que antes al puesto, que hasta ahora, nadie supo ocupar mejor que él.

Por Ulises Nieva, 2° «B» T.M.

Un bronce no deseado, pero bronce al fin

Parecía que lo harían de nuevo. Que se quedarían con el título, y serían bicampeones. Como no esperarlo. Derrotaron con categoría a sus tres oponentes de la fase de grupos. A su vez, realizaron una mejor performance en ambos lados del campo respecto a España, vencedor de la otra zona. Pero en la fase eliminatoria todo fue diferente. Lamentablemente, Argentina no logró ganar nuevamente el Mundial de hockey sobre patines disputado en Nanjing, China. Ni siquiera pudo acceder a la final del torneo. Y debió conformarse con la medalla de bronce, por el tercer puesto conseguido.

El torneo de los dirigidos por Darío Giuliani puede dividirse en dos: la primera parte fueron los partidos de la fase regular. Allí, como anteriormente se mencionó, Argentina demostró porque era el vigente campeón y principal candidato a quedarse con la medalla dorada, en un grupo denominado desde la previa como el de la «muerte». La segunda parte es la fase final, donde en ninguno de los tres partidos disputados se vio al equipo arrasador de la ronda anterior.

El conjunto albiceleste comenzó su defensa del título el último 3 de septiembre, en el marco de la primera edición de los Juegos Mundiales de Patinaje -evento que agrupa los campeonatos mundiales de diez disciplinas de patinaje sobre ruedas-. Un día antes, Las Águilas, apodo de nuestro seleccionado femenino de hockey sobre patines, finalizaron subcampeonas de su respectivo mundial, tras ser vencidas 7 a 5 por España. Siguiendo con los hombres, su primera víctima sería quien luego se transformaría en su verdugo. Con una gran actuación de Matías Pascual le ganaron a Portugal 5-2, iniciando con buen pie la competencia.

Luego siguió Francia. Con dobletes de Pablo Álvarez y de Carlos López se triunfó ante Les Bleus, nuevamente por 5 contra 2. Finalmente, aplastaron a Italia 6 a 1, con López otra vez anotando por duplicado. De esta manera, Argentina acabó primero de su zona, con el agregado de haber anotado un gol más y recibido dos menos que España, máximo ganador histórico del campeonato y principal rival del seleccionado nacional en los últimos años.

La primera etapa terminó de forma soñada, para luego dar lugar a una etapa eliminatoria de pesadilla. En cuartos de final, tambalearon contra un equipo inesperado. Angola, uno de los dos clasificados por la Copa FIRS -una especie de fase de grupos paralela para equipos menores-. Angola los sorprendió empatándoles un 3-0, llevando así el partido al alargue. Allí Argentina lo definió, logrando un 4 a 3 definitivo. Lo que parecía un pequeño traspié concluyó siendo una señal de lo que ocurriría después.

En las semifinales nuevamente se encontró con Portugal, que venía de eliminar a Mozambique. Pero esta vez fueron los lusitanos quienes anotaron por quintuplicado. Luego de una primera mitad finalizada en cero para ambos, Argentina vivió uno de sus peores momentos del torneo. Nerviosos e imprecisos, en contraste con los portugueses, cayeron por 5 a 0. De este modo, quedaron fuera de la final del Mundial por primera vez desde 2007, habiéndola jugado por cuatro ediciones consecutivas.

Esta derrota, impensada por el antecedente del debut y dolorosa por la abultada diferencia, llevó a Argentina a tener que conformarse con luchar por el bronce. Su contrincante en esta instancia resultó Italia, eliminada en su correspondiente semifinal por España. Tal como sucedió con Portugal, el partido no se desarrolló como en la fase de grupos. A pesar de comenzar ganando, el primer tiempo finalizó 2 a 1 a favor de los italianos, siendo la primera vez en el torneo que la Albiceleste se iría al entretiempo abajo en el marcador. A base de esfuerzo y sufrimiento, supieron dar vuelta y definir el encuentro 4 a 2 en los minutos finales. Matías Pascual anotó dos goles, lo que le permitió acabar como goleador argentino del campeonato con 5 tantos. De esta forma, Argentina consiguió un lugar en el podio del Mundial.

Esto fue el torneo de Argentina. Un comienzo sobresaliente, un intermedio tristemente imprevisto y un final no tan amargo. Si bien la vara estaba puesta en repetir lo conseguido en 2015 ante España -quien finalmente se coronó campeón tras vencer por penales a Portugal-, lo último que se puede hacer es calificar de fracaso la actuación de este equipo. No lograron el oro, pero consiguieron ubicarse entre los tres mejores seleccionados del mundo, algo que han hecho en 13 de las últimas 14 ediciones de esta competencia. Pocos seleccionados argentinos pueden darse el lujo de decir que colocaron la bandera celeste y blanca tantas veces en lo mas alto como lo hicieron estos muchachos.

Autor: Ulises Nieva, Segundo B, turno mañana.

La nueva película de Woody Allen ya tiene fecha

La nueva creación de Woody Allen se titulará “Wonder Wheel” y su estreno mundial será el 1 de diciembre de este año.

Allen estrena un filme anualmente y últimamente estos debutan a mitad de año, más precisamente en julio, y llegan a Argentina entre agosto y septiembre. Sin embargo, esta vez la productora Amazon Studios, división de la compañía de comercio electrónico, decidió mover la fecha a principios de diciembre. Esto no es un hecho aislado, ya que en dicho mes cierran las condiciones de estreno para competir en los próximos Oscar y también comienza la temporada de premios que concluye con dicha ceremonia. El director neoyorquino suele ser favorito en estos certámenes.

Será la tercera colaboración entre Allen y Amazon, tras la serie “Crisis in Six Scenes” y “Cafe Society”, película del año pasado. La productora pretende repetir lo logrado por “Manchester by the Sea”, su primera gran apuesta cinematográfica que se adjudicó dos Oscar en la última gala.

Por lo anteriormente expuesto, “Wonder Wheel” arribará a nuestro país a comienzos de 2018 una vez que alguna distribuidora local se asegure los derechos de estreno.

En cuanto a la trama, se tiene conocimiento que estará ambientada en la década de 1950 en un parque de atracciones de Coney Island, península situada en el condado de Brooklyn de la ciudad de Nueva York. Será una película dramática e incluirá, según indica la publicidad oficial, “personajes grandes como la vida misma, amantes, infidelidades y gángsters”.

Los protagonistas serán Justin Timberlake y Kate Winslet. Es la primera vez que la actriz trabaja con Allen, existiendo un fallido intento de cooperación en la película «Match Point» en 2005, ya que Winslet desistió de participar en esta por problemas familiares. El resto del elenco estará conformado por Jim Belushi, Juno Temple, Tony Sirico, Steve Schirripa y Max Casella.

Woody intentará lograr con «Wonder Wheel» el codiciado premio de la Academia que una vez consiguió con títulos como «Annie Hall» en 1977, «Hannah and Her Sisters» en 1986 y «Midnight in Paris» en 2011. Su nueva obra da indicios de tener el peso suficiente para poder conseguirlo.

Empezó una nueva edición de ArteBA

La vigésimo sexta edición de ArteBA dio comienzo este último miércoles, y finalizará el siguiente sábado 27 de mayo. Esta se lleva a cabo en el predio de La Rural, de 14 a 21. Consta de aproximadamente 90 galerías, las cuales provienen de hasta 20 países.

La feria exhibe una combinación entre el arte local y el extranjero, con la presencia de trabajos de un número estimado de 370 autores, algunos más actuales y con menor trayectoria, y otros más históricos. Entre los países cuyas obras y artistas están presentes en la muestra, se encuentran Alemania, Austria, Brasil, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, México, Perú, Portugal, Puerto Rico y Uruguay. Japón y Kosovo hacen este año su estreno en el evento.

“Se mostrarán muchas piezas históricas de maestros del arte contemporáneo, para poder entender las distintas descendencias que se van poder encontrar en la feria”, contó Ana María Battistozzi, una de las encargadas de la sección principal. Algunas de estas piezas mencionadas son los grabados de Antonio Berni, premiados por la prestigiosa Bienal de Venecia en 1962, y la enorme escultura del colombiano Fernando Botero, denominada “El hombre que camina”.

Además de la exposición de obras, en la muestra se ven distintas “performances”, las cuales cobran mucho protagonismo este año, según lo indicó Alec Oxenford, presidente de la Fundación ArteBA. Estos estilos de arte pueden observarse en distintas secciones de la expo, como las llamadas “U-Turn Project Rooms”, “Barrio Joven” y “Dixit”. Este último espacio, se destaca en esta edición por ser el primero que ofrece acciones fuera de la feria. En el mencionado “Barrio Joven”, es donde se encuentran los trabajos de autores emergentes y provenientes de distintas partes de Argentina. También, las mundialmente reconocidas artistas locales Marta Mijunín, Claudia Fontes y Fernanda Laguna, dan charlas en el sector “Open Forum”. Estas son solo algunas de las exhibiciones a apreciar en el evento.

La esencia de ArteBA, esta vez, es reflexionar sobre el presente y el futuro a través del arte contemporáneo. La entrada general es de 160 pesos, y se espera que, a lo largo de sus cuatro días de apertura, la feria reciba a más de 80.000 personas.

Nota realizada por: Sebastián Amaya, Renzo Desaunet, Gabriel Devincenzi, Agustín Nickels, Ulises Nieva, Tadeo Pittari y Agustina Tisera

Vuelven las “buenas noches de América”

La duodécima edición del célebre segmento de Showmatch empieza el próximo lunes 29 de mayo a las 22:30. Se emitirá por la pantalla de El Trece, su habitual cadena. Contará con 28 parejas y con la siempre presente conducción de Marcelo Tinelli.

Este año el jurado estará compuesto por Ángel de Brito, Carolina “Pampita” Ardohain, Moria Casán y Marcelo Polino. Los cuatro ya habían ejercido este puesto en el último certamen, pero, a diferencia de este, Soledad Silveyra ya no estará junto a ellos. “Tal vez no soy una gran productora de peleas. Ese no es un lugar que me genere demasiado placer”, había declarado “Solita” el pasado mes de febrero, explicando el motivo de su baja del jurado, tras tres años ocupando el espacio.

En cuanto a las parejas que participarán, pueden destacarse varias. Una de ellas es la conformada por Fernando Bertona y Sol Pérez. La “chica del clima” de TyC Sports, cuya fama se acrecentó bastante en los últimos meses, hará su primera aparición en el Bailando. También estarán presentes Pedro Alfonso y Florencia Vigna, últimos ganadores del certamen que irán por el bicampeonato, cosa lograda solo una vez por Hernán Piquín y Noelia Pompa.

Siguiendo con los participantes, otra pareja estará compuesta por el ya reconocido bailarín Jorge Moliniers y Naira Awada, hija del actor Alejandro Awada y sobrina de la primera dama de la Nación, Juliana Awada. Naira juntó a Sol Pérez protagonizaron la primera pelea de esta edición del Bailando, tras cruzarse el último lunes durante la realización de la foto oficial del programa. La movida tropical tendrá a sus representantes en la pista de baile. Por un lado, estará Gladys “la bomba tucumana”, que con sus 52 años espera poder llegar bastante lejos. Por otro lado, estará David Martínez, mejor conocido como “El Dipy”, popular cantante de cumbia villera. Finalmente, quienes generan incógnita son Federico Bal y Laura Fernández, pareja que hace pocos días sufrió una ruptura y que, a pesar de esto, tendrán que bailar juntos.

De la mano de Marcelo Tinelli vuelven el baile, la polémica, el escándalo, las caras conocidas y las caras bonitas. Vuelve el «Bailando».

Nota realizada por: Sebastián Amaya, Renzo Desaunet, Gabriel Devincenzi, Agustín Nickels, Ulises Nieva, Tadeo Pittari y Agustina Tisera.