Una nueva hazaña de Caeleb Dressel en el agua

La historia de la natación se sigue escribiendo y sin dudas Caeleb Dressel es en estos momentos el protagonista. El americano logró una nueva marca que lo cataloga como el mejor nadador de los últimos tiempos. Sucedió en la Liga Internacional de Natación, donde el norteamericano batió el récord mundial de los 100 metros estilos en pileta corta (25 metros) con un tiempo de 49.88 segundos. Con esta nueva hazaña en su haber, Dressel superó la anterior marca impuesta por el ruso Vladimir Morozov en el año 2018 la cual era de 50.26 segundos.

Aunque sin dudas este será uno de esos días para no ser olvidados, el nadador de apenas 24 años ya cuenta con una gran cantidad de títulos y récords bajo el brazo a pesar de su temprana edad. Con apenas 19 años fue campeón de los Juegos Olímpicos de Rio 2016, donde se consagró con la medalla de oro en la modalidad de 4×100 metros relevo estilo libre masculino junto a Ryan Held, Nathan Adrian y el legendario Phelps. Catalogado como sucesor de este último, Caeleb se destaca e impresiona por su particular estilo de braceo que lo diferencia del resto, con una profundidad y velocidad poco vista en todo el circuito de la natación. Tan solo un año después, ganaría nada más que 7 medallas de oro en el Campeonato Mundial de Budapest de 2017 y para no variar estableció un record de 8 medallas en el Mundial del año 2019 disputado en Gwangju.

Pese a todos estos triunfos y halagos que recibe constantemente, el deportista quiere evitar toda comparación con su ídolo y referente Michael Phelps: “No estoy en esto para superar a una persona en particular, supongo que muchos de ustedes saben con quién me han estado comparando. No soy yo. Yo no nado en los mismos eventos. Él es mucho mejor nadador que yo”. Además de esto, agregó: “No estoy en esto para vencer el conteo de medallas o el record de nadie. Yo solo quiero ver que tan lejos puedo llegar en esto”.

Caeleb Dressel este lunes en el ISL.

“Mucha gente piensa que tuve un gran año. No creo que haya sido genial. Pienso que estuvo bien. Estaba contento con los campeonatos del mundo, pero no satisfecho”, declaraba Dressel respecto de su año 2019, donde además fue galardonado con el premio al nadador masculino del año de la FINA. Pero sin dudas, el desafío estaba en el 2020 y los Juegos Olímpicos. Tras el retiro de Phelps, la nueva figura americana se perfilaba como el claro favorito en las competencias de 50 y 100 metros libres. Pero para mal traer del deportista eso deberá esperar un año más, a raíz de la pandemia del Coronavirus la cual pospuso la competencia para dentro de un año en 2021.

Tras esta gran marca establecida por el nacido en Florida, Dressel estará disputando lo que será la final de la segunda edición de la Liga Internacional de Natación disputada este año en Budapest. El torneo que se desarrolla bajo estrictos protocolos de sanidad dentro de una “burbuja” sanitaria tendrá su finalización el domingo 22 de Noviembre. El equipo del nadador americano, los “Cali Condors”, se encuentra dentro de los principales candidatos a llevarse el título en una disputa que aparenta a ser mano a mano ante los “Energy Standard” de Francia.

Pese a cual sea el resultado, todo parecería indicar que su equipo se llevaría la victoria, Caeleb Dressel es la demostración del futuro de deporte en el presente. Con tan solo 24 años, ya está marcando una historia, no solo en la natación, sino en lo que involucra a todo el deporte mundial.  El destino lo pone como la próxima figura estadounidense en los Juegos Olímpicos de Tokio 2021, y seguramente estará en el más alto nivel por quien sabe cuánto tiempo más.

Pedro Occhiuzzi

Los 1000 de Rafael Nadal

En el debut del último Masters  1000 de la temporada, el tenista Rafael Nadal logró sentarse en el lugar privilegiado de jugadores con  al menos 1000 victorias dentro del circuito ATP. El histórico suceso se dio tras concretarse su victoria por 4-6, 7-6 (7-5) y 6-4, contra su compatriota Feliciano López.  Si bien en un primer momento el partido se le puso cuesta abajo, perdiendo el primer set, el nacido en Mallorca sacó a relucir su mejor tenis a mediados del segundo set para llevarse la victoria de manera contundente.

“Ganar 1.000 partidos significa que estoy viejo. Eso significa que jugué bien durante mucho tiempo, porque lograr ese número es porque he estado jugando bien durante muchos años y [eso] es algo que me hace sentir feliz”, fueron las palabras post partido del actual número 2 del mundo que una vez finalizada su participación en el torneo que alberga la capital francesa, cerrará su año con la esperanza de levantar su primer título en el ATP Masters Finals en Londres.

Luego de haber concretado esta gran hazaña, el español pasará a integrar la corta lista de aquellos jugadores  que, desde el inicio de la era abierta allá por 1969, han podido alcanzar este número de victorias. Dentro de este grupo se encuentran Ivan Lendl (1.068), el estadounidense cinco  veces ganador del abierto de Estados Unidos Jimmy Connors (1.274) y por supuesto Su Majestad Roger Federer (1.242).

Con 34 años, “El rey del polvo” demuestra cada día la constancia de un jugador de élite, siendo un claro ejemplo de esto el torneo logrado en Roland Garros meses atrás también disputado en la ciudad de París. Tanto él, como el suizo Roger Federer, son las caras de una histórica era del tenis que probablemente sea difícil de ver en los años siguientes. Su legado es innegable. «Rafa» sigue haciendo historia.

Pedro Occhiuzzi

¿Quién es Nathan Chen?

Nacido en Utah, triunfador en todo el planeta. Patinador artístico sobre hielo por elección, bailarín de ballet y gimnasta. Un currículum tiempo completo dedicado al deporte individual y sincrónico. Nathan Chen debutó en nivel júnior nacional en la temporada 2011-2012, y allí ganó el Campeonato de los Estados Unidos. Luego dio el salto internacional en la Serie del Grand Prix Júnior, donde estuvo en las pruebas de Austria y Croacia, y en su primer evento internacional logró el oro; después la mala fortuna hizo que una lesión en la rodilla impidiera su participación del segundo evento, pero la resiliencia se presentó prontamente ganar la medalla de bronce en el Campeonato de Estados Unidos 2013, seguido de la prueba del Grand Prix Júnior de México en el mismo año, en que ganó la medalla de oro y en su siguiente evento también, logrando la clasificación a la Final del Grand Prix Júnior, obteniendo un tercer puesto en dicho torneo. Además, fue elegido para representar al equipo estadounidense en el Campeonato Mundial Júnior de 2015, donde finalizó en cuarto lugar. Su participación en la Serie del Grand Prix júnior fue en las pruebas de Estados Unidos y España, donde ganó el oro en ambas y se colocó su primera medalla de oro de Grand Prix en la final celebrada en Barcelona, España.

Tras su laureado paso por los campeonatos júnior, en 2014 llegó al nivel senior, aunque el debut por competencias sería al año siguiente, donde finalizó octavo en el campeonato nacional.  En el año 2016 otra lesión lo alejó de la pista durante un mes, producida en una exhibición. Este hecho hizo que Chen se perdiera el Campeonato Mundial júnior. Luego de su recuperación, el joven patinador cambió de entrenadores, en este caso comenzó sus prácticas con Marina Zueva y Oleg Epstein, quienes lo ayudaron a perfeccionar los saltos cuádruple lutz y el flip para su debut en nivel sénior internacional. Este cambio fue positivo, ya que comenzó la temporada con una medalla de oro en el Trofeo de Finlandia 2016, y obtuvo luego el cuarto lugar en la serie del Grand Prix del Trophée de France. Tras esos campeonatos, Chen accedió a la final disputada en Marsella, donde se quedó con la medalla de plata.

El año 2017 fue su año bisagra: en el Campeonato de Estados Unidos de 2017 logró la medalla de oro con un récord nacional de 318.47 puntos en toda la prueba. Aparte, fue elegido junto a Jason Brown para formar el equipo del Campeonato del Mundo de 2017, donde se ubicó en sexto lugar.​ En el “U.S. Classic” ganó la medalla de oro.​ En su participación en la serie del Grand Prix de dicho año también ganó el oro.​ Y en el segundo evento en el “Skate America” triunfó de nuevo y aseguró la clasificación a la final en Nagoya, Japón.​ Allí lideró el programa corto y sumado al rendimiento dado en libre, Chen recibió la medalla de oro y su primer título de Grand Prix en la categoría absoluta.

Pedro Occhiuzzi

Regresó el bádminton internacional

Después de siete meses sin competencias, debido a la problemática mundial causada por el coronavirus, volvió el bádminton con el comienzo de uno de los torneos más importantes en el mundo. Se trata del Abierto de Dinamarca, el cual comenzó esta semana y se está disputando en la ciudad de Odense. La vuelta a las competencias trae consigo la necesidad indispensable de un protocolo estricto de sanidad, a fin de llevar a cabo la competencia de la mejor manera posible. Este protocolo tiene como eje central a los jugadores y cuerpos técnicos, que en caso de dar positivo se verán obligados a realizar una cuarentena de dos semanas y serán eliminados del torneo.

Siguiendo esta línea protocolar, los organizadores del torneo determinaron que los partidos contarán con un máximo de 500 espectadores dentro del Odense Sportspark, lugar donde se disputarán los encuentros y a su vez la obligatoriedad para los jugadores de respetar los lugares de entrada y salida especificados por la organización. Por último, se ha decidido que tanto jugadores como cuerpo técnico no tengan contacto alguno con otro miembro que no sea parte de su equipo. De esta manera los distintos equipos que formen parte del torneo saldrán únicamente de las habitaciones sus hoteles  para entrenarse y disputar los encuentros correspondientes.

Este torneo, que es el primero que se disputa desde el mes de marzo, será además una carrera clave a la hora de la búsqueda de la clasificación a los Juegos Olímpicos de  Tokio 2020 que se llevarán a cabo en junio del año que viene. A partir de esto, los principales candidatos a llevarse el titulo son Anders Antonsen por el lado masculino y la española Carolina Marín, campeona Olímpica, del lado femenino.

El torneo dará a conocer a sus respectivos campeones este domingo 18 de octubre. Por el momento, el protocolo instaura a dado grandes resultados, sin la presencia de ningún caso positivo en estos tres días completos de competencia.

Pedro Occhiuzzi

Cheptegui rompe nuevamente un récord mundial en el atletismo

El año 2020 no deja de sorprender a los amantes del deporte. Teniendo ya la gran mayoría de las disciplinas reanudadas en todo el mundo, en estos últimos días se vivió un momento que quedará escrito en todos los libros de atletismo. Su protagonista es el ugandés Joshua Cheptegui, quien logró batir el récord mundial de los 10.000 metros en el NN Valencia World Record Day. Con tan solo 24 años recién cumplidos, Joshua se metió en la historia del deporte mundial con su marca de 26:11,00, superando de esta manera la marca de Kenemisa Bekele, quien en 2005 se coronó en Bruselas con un tiempo  26:17,53.

La situación alrededor de todo el mundo no frenó al joven deportista, quien ya se sentía en un gran estado físico antes de esta exigente competencia. En relación a esto, en agosto especificó: «Estoy en una forma sobresaliente. Me gustaría aprovechar al máximo mi forma actual atacando el récord mundial de 10.000 metros y espero que podamos volver a crear algo realmente especial en Valencia». Claramente no fueron solo palabras. La diferencia de resto físico en comparación al de los demás competidores se hizo notar y fue lo que le permitió sacar el increíble número de seis segundos de diferencia con respecto al antiguo record mundial.

Sin embargo, este alto rendimiento ha sido una constante en los últimos años para el africano. Recién iniciado el año 2017, con apenas 19 años, Joshua empezaba a figurar dentro de los grandes nombres del atletismo internacional y se medía contra los mejores de su categoría. En ese mismo año tuvo su primera participación en un torneo mundial de atletismo, disputado en Gran Bretaña. Ante los ojos del mundo en el Estadio Olímpico de Londres rompió con todos los pronósticos y consiguió la medalla de plata en los 10.000 metros, quedando tan solo 40 milésimas detrás del británico Mohamed Farah. Pese a la derrota, el mundo ya miraba con ojos especiales al ugandés. Llegaba el año 2019 y se repetía la cita del mundial, esta vez en Doha. Con respecto a lo que fue el mundial del 2017, se podía notar a un atleta mejor desarrollado desde el aspecto físico, pese a tener tan solo 21 años. Esta preparación, que es una constante hasta hoy en día, hizo valer cada gota. Con un tiempo de 26:48,36 se llevó la medalla de oro y revalidó todas las expectativas que se tenían sobre él.

Pero sin dudas, el 2020 será un año para rememorar. Pocos son los deportistas que en la historia logran batir un récord mundial en su carrera. En el caso de Cheptegui no ha sido solo uno, sino que dos, ambos adquiridos en este año tan particular. Además de esta hazaña en los 10.000 metros, batió en agosto el record de los 5000 metros que también le pertenecía a Bekele. Sin dudas esto convierte al joven atleta en una de las mayores revelaciones de los últimos tiempos, no solo en el atletismo, sino del deporte mundial.

«Este es un sueño a largo plazo y estoy muy feliz», remarcó al finalizar su carrera en Valencia, dejando en claro que su horizonte sean seguramente los JJ.OO. que se iban a disputar este año y que fueron pospuestos para el año 2021 a causa del coronavirus. Este retraso puede llegar a ser beneficioso para el deportista, ya que tomando en cuenta su temprana edad, le permitirá preparase aún más desde lo físico y tendrá a su vez una mayor experiencia en los hombros tras haberse consagrado en estos dos últimos torneos.

El futuro del atletismo ya llegó y está siendo representado por Cheptegui. En momentos de pandemia y crisis mundial, el deporte es esa escapatoria que nos mueve y aísla del mundo aunque sea por tan solo un momento. Nadie tiene la certeza de qué es lo que pasará en un futuro en estos tiempos de incertidumbre, pero de algo estamos seguros y es que la promesa de Uganda llegó para quedarse.

Pedro Occhiuzzi

Tadej Pogacar, el joven campeón de la prueba más deseada

En las calles de París se vivió un hecho que quedara para la historia y el recuerdo. El joven Tadej Pogacar, nacido en Komenda (Eslovenia), se coronó campeón del Tour de Francia. De esta manera el esloveno se convierte en el ganador más joven desde 1904, cuando el francés Herni Cornet, con tan solo 20, años se alzó con el trofeo.

En lo que fue la 107° edición del Tour y la primera participación del Pogacar, el ciclista dio una muestra de preparación física y mental. Rompiendo con todos los pronósticos, supo sacar provecho en lo que es una de las etapas más complejas de la competencia, la cronoescalada. Este tramo, que cuenta con una extensión de 122  kilómetros que van desde Mantes-la-Jolie hasta París, le permitió al joven sacar separase y relegar a su compatriota Primoz Roglic al segundo puesto.

Tadej Pogacar campeón del Tour de Francia 2020.

Meses atrás, el propio Tadej veía imposible esta situación. El brote del coronavirus en Europa ponía en pausa las aspiraciones, no solo de él sino la de todos los ciclistas del circuito. En lo que fue la vuelta de las competencias de ciclismo en Europa, muy pocos eran los que ponían al joven eslovaco como candidato a ganar el torneo más importante dentro del mundo del ciclismo. Pero este campeón venía demostrando grandes actuaciones previamente, como el podio en España obtenido el año pasado, que ya le daban un nombre y peso dentro del ciclismo. Tal fue el crecimiento de Pogacar que desde que comenzó el 2020 siempre fue protagonista de los torneos.

Con este gran triunfo, Pogacar se adjudica ya un lugar en el mundo del deporte como una de futuras figuras mundiales.  El tiempo en este momento se transformará en un aliado para el ciclista en donde el perfeccionismo, como también los logros y éxitos llegarán a puerto.

Pedro Occhiuzzi

Stewart Cink: el golf y la vida

El pasado domingo el norteamericano Stewart Cink logró lo que él consideraba dos años atrás un imposible. Con su hijo como acompañante y caddie durante toda la semana, pudo gritar campeón del Safeway Open de California, dejando así grabada una imagen que quedará en sus recuerdos por el resto de su vida. La victoria se hizo presente en la última parte del encuentro, donde Cink finalizó con una tarjeta de 65 golpes (-7), para de esta manera sumar un total de 267 (-21) y quedar a tan solo 2 golpes de diferencia del escolta y también estadounidense Harry Higgs 269 (-19).

El gran triunfo del golfista está precedido de una historia de superación desde el ámbito deportivo, como también a su vez del personal y familiar. Fue allá por el año 2009 cuando Stewart tocaba el cielo con las manos por última vez. En una victoria que parecía sacada de los libros, se impuso en el abierto de Turnberry (Escocia) ante el seis veces campeón de torneos grandes Tom Watson, en un encuentro que se definió con un desempate y quedó para la historia. Watson, que en ese momento tenía 59 años, estaba ante la posibilidad de convertirse en el jugador más veterano en ganar un torneo grande, pero un tiro errático a tan solo dos metros del hoyo, que de meterlo hubiese significado su triunfo, le permitió a Stewart conquistar su primer y único Major hasta ahora, poniéndole en lo más alto del golf mundial.

Pero las adversidades que más marcaron a Cink provienen del lado familiar. Dos golpes personales obligaron al golfista a abandonar las canchas por casi 3 años completos. En el año 2016 su esposa Lisa fue diagnosticada con fase 4 de cáncer de mama, lo que hizo dudar de su continuidad a nivel profesional dentro del golf. Sin embargo este no iba a ser el único golpe que su familia iba a recibir. Tras haber vuelto a las canchas en 2018, el mismo Stewart fue sometido a una intervención quirúrgica debido a un carcinoma en su nariz. Sí, la enfermedad volvía a estar presente en su vida y esta vez se trataba del cáncer de piel. Afortunadamente y al ser un cáncer de menor gravedad que el de su esposa, luego de la operación y de una recuperación el jugador pudo volver en el año 2019. A raíz de esto y tras haber logrado el titulo el domingo, el norteamericano detalla como su esposa fue y es su fuente de inspiración en la vida: «Después de lo que Lisa ha estado pasando, esto no es nada”, y agregó: “La mejor noticia para mí es que ella está bien”.

Stewart y su hijo Reagan luego de conseguir el titulo.

Sin dudas, la presencia de su hijo como caddie también representa la unión que existe entre la familia. Reagan, de tan solo 23 años, fue sin dudas la representación permanente dentro del campo ese vínculo que se generó en estos últimos 4 años. Una vez finalizada la competencia, el propio Stewart detalló cuáles fueron las palabras que su hijo, en forma de motivación, le dijo: “Tu golf está bien, tu swing está bien, tu drive está bien, estás cogiendo calles, greenes, pateando bien… No te preocupes por nada de eso y simplemente céntrate en los intangibles”. “Fue un consejo que sirvió mucho”, agregó el golfista. “No tienes que demostrarle nada a nadie. Sabemos de lo que eres capaz y tú también lo sabes, así que sal a jugar y pasa un buen rato con Reagan”. Esas fueron las palabras de su esposa en las horas previas a la final del torneo. La inspiración por la cual Stewart se encontraba rodeado fue sin dudas el motor que le permitió alcanzar lo que fue una vuelta soñada a la elite del golf.

Este triunfo, y no es algo menor, le otorga la tarjeta asegurada del PGA tour hasta los 50 años, por lo que dentro de los 3 años próximos el jugador, de 47, podrá participar de los principales torneos dentro del tour como el Torneo de campeones, El Masters, El Players Championship y el Campeonato de la PGA, siendo estos cuatro considerados como los torneos más importantes de golf a nivel internacional en donde Stewart seguramente será protagonista.

Pedro Occhiuzzi

Más refuerzos para la burbuja del US Open

Al igual que otras disciplinas dentro de los Estados Unidos como la NBA y la MLS, la decisión por parte de la Asociación de Tenis norteamericana había sido formar una burbuja sanitaria en donde todos los tenistas, junto con sus equipos de trabajo, permanecieran en total aislamiento preventivo mientras se disputaban el Masters 1000 de Cincinnati y el US Open, ambos con residencia en Nueva York. Sumado esto también a un protocolo estricto de sanidad que indicaba la obligación de realizarse testeos cada 4 días, la prohibición de salir de las instalaciones estipuladas de la burbuja y el límite de tres personas por equipo. A su vez, las reglamentaciones obvias del uso de mascarillas por todos los miembros auxiliares dentro de los estadios y umpire, la ausencia de público y la menor cantidad de alcanza pelotas.

A partir del caso del francés Benoit Paire, la asociación decidió tomar medidas aún más estrictas. Primeramente, como ya estaba estipulado de antemano, la descalificación del tenista de la competición, y su reemplazo por el español Marcel Granollers. En lo que respecta a aquellos jugadores que tuvieron contacto con el infectado, se les ordenó permanecer totalmente aislados dentro de la misma burbuja. Este es el caso de la francesa Kristina Mladenovic, número 30 del mundo en el ranking de la WTA. “Te lo digo de manera sencillo: sólo me permiten jugar mi partido”, declaró en las últimas horas, y agregó: “Literalmente, no puedo hacer nada”.

Estas medidas llevadas a cabo por la UTSA están generando descontento entre los jugadores y jugadoras. Esto es debido a que pese a que todos los jugadores que tuvieron contacto con el francés dieron negativo en el test, la asociación mantiene su decisión de dejarlos en completo aislamiento, permitiéndoles salir únicamente para jugar sus partidos.

Pedro Occhiuzzi

Preocupación en la TV por nuevos casos de Coronavirus

En todo este conflicto que incluye a las todas las personas, no únicamente en la Argentina sino alrededor de todo el mundo, se suma una nueva problemática. La presencia del virus en los distintos canales de la televisión nacional genera una nueva preocupación y vuelve a encender las alarmas.

En las últimas semanas se han confirmado múltiples casos de Covid-19 positivo en conductores y panelistas de televisión. El más conocido fue el caso de Lizy Tagliani, ya recuperada en estas últimas horas, junto con otro miembro de su programa el cual sale todos los mediodías por Telefé.  Este caso trajo consigo una gran cantidad de preocupaciones por el hecho de ser un programa de entretenimiento del cual participan invitados diariamente. A partir de esto se han detectado dos casos positivos que pertenecen al humorista Miguel Ángel Cherutti y a Belén Francese, invitados recientemente al programa.

Por otra parte, esta situación trajo consigo consecuencias en los demás canales y programas. En América, Jorge Rial tomo la decisión de llevar a cabo la conducción de Intrusos desde su casa y a su vez recomendó que únicamente estén presentes dentro del estudio aquellos panelistas que no se encuentren dentro del grupo de riesgo. El programa de Andy Kusnetzoff, “Podemos Hablar”, implemento a partir de este fin de semana vidrios separadores entre los invitados para evitar el mayor contacto posible. “La peña de Morfi “en Telefé también a partir de este finde semana será conducido por Gerardo Rozin desde su casa, como también el resto de los integrantes del proyecto, más aun con el positivo de Martin Isaurralde, esposo de Jesica Cirio, conductora del programa.

Ahora más que nunca es cuando debe tenerse el mayor cuidado. El virus, ese enemigo invisible, está cada vez más presente en la sociedad argentina y en nuestras vidas cotidianas. Únicamente con las responsabilidad, los cuidados y el respeto del protocolo de salud será posible salir de esta situación.

Siguen las protestas contra el racismo

El mundo no parece ajeno a las protestas que se pueden presenciar en la mayoría de las calles de los Estados Unidos tras la muerte de George Floyd hace tan solo tres semanas atrás. A lo largo de toda Europa y el resto del mundo se presenció varios actos de protesta en contra del racismo, caracterizándose principalmente por el derribo de estatuas  históricas de personalidades racistas, esclavistas y conquistadores.

Las protestas se hicieron notar en países como Inglaterra, Bélgica y Nueva Zelanda en donde el acto brutal del asesinato del afroamericano impactó a la sociedad mundial e hizo estallar nuevamente el movimiento en contra del racismo y las diferencias sociales. En relación a esto en la Universidad de Oxford, Inglaterra, estudiantes derribaron la estatua de Cecil Rhodes, un imperialista del siglo 19 que se desempeñaba como primer ministro de la colonia en el Cabo en África, en donde explotaba a los trabajadores africanos esclavos en las minas para la fabricación de diamantes en condiciones brutales. Otro caso es lo sucedido en Nueva Zelanda, en la ciudad de Hamilton. En esta última, en el día de ayer, fue derribada una escultura de John Fane Charles, un comandante militar colonial cuyo nombre pertenece a la ciudad considerado antisemita por la mayoría de los jóvenes ciudadanos de la población que consideraban a la estatua como “ofensiva”.

Esto no se queda en estos países únicamente. Las repercusiones también se extendieron hacia Bélgica, donde estatuas del Rey Leopoldo ii fueron totalmente destruidas por los ciudadanos.  Este gobernó durante 44 años hasta su muerte en 1909. Se lo reconoce mundialmente por ser el responsable de alrededor de 13 millones de muertes dentro de la república del Congo, país explotado colonialmente por sus recursos como el marfil y caucho, en donde los congoleños eran utilizados como esclavos.

Estatua de Cristóbal Colon decapitada en Boston, Estados Unidos.

Las protestas obviamente continuaron dentro de los Estados Unidos. En esta última semana fueron derribos monumentos de múltiples figuras reconocidas dentro de la historia del país, comenzando por presidente confederado Jefferson Davis en Richmond, fuerte militante de la ideología antisemita durante el siglo 18. Pero más impactante fue la destrucción de las estatuas de Cristóbal Colon en Miami, Boston, Saint Paul (Minnesota) y Richmond (Virginia).