Pelear contra los rivales y la coyuntura

Con tan solo 18 años, Ezequiel Salinas abre camino en el taekwondo nacional. Compite en la categoría “hasta 71kg”, la misma en la que se presentará para el campeonato mundial de Liverpool 2019. Pero para poder estar necesita ayuda.

La semana pasada se hizo conocido en las redes sociales con un mensaje en su cuenta de Twitter  que decía: “Soy campeón sudamericano, campeón regional, medalla de bronce en el mundo y subcampeón europeo. Estoy buscando viajar al campeonato europeo de taekwondo a realizarse en Grecia.”

Actualmente, además de las amplias horas de entrenamiento que cumple en la academia “Hakkyo” de Palermo, el joven se encuentra en la búsqueda de un sponsor que lo ayude a financiar un viaje a Europa para disputar un torneo al que fue invitado debido a sus buenas actuaciones en sus participaciones previas. El mismo se llevará a cabo en diciembre. Más allá de que la organización del torneo ayuda a los competidores bonificándoles su estadía, Salinas afirma que se hace imposible cubrir todos los gastos ya que tiene varios viajes por año.

El joven lleva más de una década realizando esta disciplina y afirma que, a pesar de las dificultades que está teniendo para seguir con este sueño, es un estilo de vida para él.

En diálogo con Pirámide Invertida, el deportista contó sus expectativas para lo que viene y repasó su carrera.

-¿Cómo fue que empezaste a hacer taekwondo?

-Arranqué a los 6 años, más que nada porque en el colegio me peleaba muy seguido, volvía siempre muy golpeado a casa, con moretones en las piernas, brazos y en la cara. Un día mi vieja se hartó, volví con el cuello todo marcado porque me habían ahorcado y me dijo «hoy vas a empezar con taekwondo, ya averigüé, a las cuatro de la tarde arrancas». Ese fue el inicio de todo este gran camino que, hasta el día de hoy, sigo sin verle el fin.

-¿Cuándo te diste cuenta que eras realmente bueno y que podías empezar a competir?

-Al principio era una manera de defenderme, se convirtió en un juego, luego empezó a ser competencia y ahora es un nuevo estilo de vida. No sé si soy bueno, para mí no lo soy… Empecé con los torneos internos de la academia, me fui a Uruguay en mi primer torneo fuera del país, con 8 o 9 años. No quiero dejar de competir, es una de las cosas más lindas que tiene este deporte.

-¿Cómo estas rankeado a nivel nacional?

-En Argentina hay dos campeonatos nacionales por año, en el de este año quedé tercero en lucha y primero en formas. Pasé a la categoría de adultos (18 a 38 años), cambia un montón, en juveniles siempre era campeón, ahora es mucho más difícil, son rivales con más experiencia y mucho mejores.

-¿Se hace difícil conseguir ayuda económica para solventar los gastos y poder competir internacionalmente?

-Sí. El Estado solamente apoya a los deportistas olímpicos (Taekwondo WTF) y la Federación a la que yo pertenezco no tiene relación con los JJOO, entonces nos dicen que no nos pueden brindar ayuda financiera ni de ningún tipo.

-¿Y ahora que tu pedido se hizo viral, alguna empresa se contactó con vos para ayudarte?

-No, ni siquiera a partir del pedido. Seguimos a la espera de cualquier empresa o persona que quiera dejar su aporte.

 

 Juan Bautista Sanseverino

A buscar medallas en el agua

Los 4.012 atletas de 206 países se instalaron en la Villa Olímpica de Soldati (Comuna 8) para disputar entre el 6 y el 18 de octubre los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018.

El Presidente de la Nación, Mauricio Macri, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, fueron a dar la bienvenida a los atletas en Soldati.

La delegación argentina está compuesta por 141 deportistas. Es la más numerosa en la historia nacional. Supera a la de Singapur en 2010 (129 personas) y a la de China en 2014 (123 personas).

“En la Villa Olímpica de la Juventud no habrá distinción de etnias, religiones o culturas. A diferencia de los Juegos Olímpicos de mayores, donde los deportistas deben abandonar el complejo tras finalizar su competencia, los atletas permanecerán en la Villa durante todo el desarrollo de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Un sello distintivo que tiene la competencia”, explican los organizadores.

 

 

Los espectadores tendrán la oportunidad de disfrutar a varias de las grandes estrellas juveniles del deporte actual, quienes tratarán de obtener los frutos tras años de preparativos para la cita olímpica.

La natación, una de las disciplinas más convocantes, arranca el domingo 7 y cerrará el viernes 12, en seis jornadas a pura emoción y adrenalina.

Los nadadores argentinos ya se encuentran en la villa a la espera de que empiecen los Juegos Olímpicos y puedan representar a la argentina. Argentina contará con 6 representantes, cuatro femeninos y dos masculinos; la cual la más destacada es Delfina Pignatiello y la acompañarán Julieta Lema, Selene Alborzen y Delfina Dini. Y los varones que competirán son Juan Ignacio Méndez y Joaquín González Piñeiro.

Sin ninguna duda, Delfina Pignatiello, una de las figuras más destacadas de los 142 integrantes de la delegación Argentina, tratará de ratificar como local su excelente rendimiento del mundial de Indianápolis 2017, donde se bañó  de gloria y se colgó dos medallas de oro y una de plata.

La nadadora de San Isidro, dueña del récord nacional del 800 metros, buscará consagrarse campeona Olímpica en nuestro país, pero en las dos competencias de larga distancia que se llevarán a cabo en Buenos Aires tendrá un mano a mano con la húngara Ajna Kesély. La húngara Kesély, de 17 años, la amenaza de Pignatiello, mejoró este año todos los tiempos. En agosto, la húngara hizo 800 metros en 22 segundos y mejoró la marca de Delfina. También bajo en más de 3 segundos los 400.

La natación en Buenos Aires 2018 tendrá 36 pruebas (17 pruebas para mujeres, 17 pruebas para hombres y dos pruebas mixtas), donde los mejores nadadores juveniles del mundo intentarán subirse al primer podio Olímpico de sus vidas y apuntalar una carrera llena de sueños.

 

Belen Garay

Julieta Lema: «Hace cuatro años que sueño con estar en los Juegos»

La joven promesa Julieta Lema, con 18 años, representará junto a Delfina Pignatiello, Sol Bertotto y Astrid Olmedo a la selección nacional de natación en los Juegos Olimpicos de la Juventud. Luego de un 2017 para la historia, la joven nacida en Rawson fue cosechando medallas y en enero consiguió la mejor marca nacional en 50 metros libre. También se adueñó del oro en los 100 metros libres y ganó el bronce en los 50m espaldas, en la última jornada de la I Copa UANA de Natación Coral Springs 2018 en Miami.

Durante la última jornada del certamen, Lema estableció un nuevo récord argentino absoluto y nacional juvenil en la prueba 50m libre mujeres con un tiempo de 25.44″, yendo como primer relevo de la 4x50m libre Mixta.

Lema tuvo una destacada actuación en Miami en la pileta olímpica del centro Aquatic Complex de Florida, Estados Unidos, selectiva para los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires, que se desarrollarán en Buenos Aires del 6 al 18 de octubre.

«Mi abuelo fue uno de los fundadores de la pileta de mi ciudad así que fue de muy chica que conocí la natación. Antes de cumplir el año ya me llevaban a las piletas. Empecé de a poco con clases y a los 11 me pasaron al equipo de natación. Cada vez empecé a tener más viajes y más experiencias, y fue ahí que me gustó mucho», contó Lema.

Y dio detalles de cómo es su día a día. «Yo me entreno de lunes a sábados, mínimamente dos turnos por día ya sea ambos en el agua o un turno de gimnasio. Los lunes son los únicos días que tengo dos turnos de agua y uno de gimnasio. En total son 9 turnos de agua por semana y 4 turnos de gimnasio. Después, dependiendo de la competencia nos empezamos a enfocar en entrenamientos más específicos, se baja un poco el volumen y se empiezan a hacer trabajos de mayor velocidad. También es muy importante el trabajo mental»

En tanto, la nadadora comentó qué sintió al clasificar a los Juegos de la Juventud: «Fue muy emocionante, hace cuatro años que sueño con este torneo y era uno de mis objetivos a lograr y que se haya hecho realidad es increíble. Me siento muy agradecida y espero representar lo mejor que pueda a la Argentina.»

Por otro lado remarcó el esfuerzo que implica dedicarse a la natación: «No es fácil, este año me lo tomé para poder entrenar así que no empecé la facultad todavía. No sé cómo se darán las cosas el año que viene pero seguramente va a ser difícil. Igual creo que de a poco nos van dando más herramientas para poder lograrlo.»

 

Murió Tina Fuentes, emblema de la natación española

El pasado martes 28 de agosto se conoció el fallecimiento de Tina Fuentes, miembro del Dream Team, equipo español de natación sincronizada, después de una dura batalla contra el cáncer.

Fue una de las principales piezas de la selección para conseguir una multitud de logros en 2002 y 2007, entre los que se destacan la medalla de plata en Equipos en el Europeo de 2002, la plata mundial de Barcelona en esta misma categoría en 2003 y por último la obtención de plata y bronce en Rutina Técnica y Libre en Melbourne en el año 2007.

La Real Federación Española de Natación emitió  un comunicado en el que lamentó la pérdida y destacó las cualidades de la catalana. “Tanto ella como su hermana Andrea dieron mucho a un deporte que Tina amaba con pasión. Era una persona muy auténtica, con una manera de vivir la vida muy especial. Disfrutaba cada momento con máxima intensidad”.

En tanto, Bet Fernández, su entrenadora en el equipo nacional Junior, recordó a Tina como una nadadora diferente a las otras, una chica excepcional que marcaba el ritmo de lo que quería hacer y a veces no era fácil. «Tenía mucho sentido del humor, era alegre, creativa. Siempre ha sido una chica muy rebelde y transgresora, lo que ha vivido lo ha vivido a tope. Vivió lo que quería vivir, nunca se dejó condicionar» , agregó.

Pese a todas las despedidas, la más emotiva fue la de su hermana Andrea Fuentes, que en sus redes sociales compartió un video acompañado con el siguiente texto: «Buen viaje hermana. Te hemos hecho el fiestón que querías. Sin drama. Compartiendo un buen momento. Diferente y especial como tú. Tambores, sal, pétalos y fuego. La luna a tope, el mar y la mejor compañía».

 

Gabriela Zalazar

A buscar medallas en el agua

Este año, luego de la ola del Mundial de Rusia, se disputará otro de los grandes eventos deportivos, sobre todo para los jóvenes atletas: los Juegos Olímpicos de la Juventud, del 6 al 18 de octubre de 2018 y en Buenos Aires.

En esta competencia participarán 500 jóvenes argentinos y entre los 32 deportes que dirán presente uno de los que genera mayor atención es la natación.

Participarán 400 nadadores (200 hombres/200 mujeres) de todo el mundo. Las pruebas serán: 50, 100, 200, 400 y 800 metros estilo libre; 50, 100, 200 metros estilo espalda, pecho y mariposa; 200 metros estilo individual; 4×100 metros relevos estilo libre, combinados, relevos estilo libre, equipos mixtos, relevos estilos combinados, equipos mixtos.

Las reglas de las pruebas individuales de 50 y 100 metros consisten en pruebas eliminatorias, luego de instancias semifinales y finales; las de 200 y 400 individuales se disputarán con eliminatorias y finales. La prueba individual de 800 metros para ambas categorías (hombres/mujeres), solo será en una fase final. Mientras que en las pruebas de relevo por equipo habrá etapas eliminatorias y finales; los equipos de relevos estarán compuestos por 4 nadadores.

 

  • Los representantes argentinos 

Una de las grandes promesas es la nadadora que ganó el Olimpia de Oro 2017, Delfina Pignatiello.

Llega con viento a favor. En el Campeonato República de Juveniles y Juniors, que se desarrolló en el CENARD, obtuvo la marca A para los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires 2018 en 100, 200, 400 y 800 libres. Hasta ahora ha logrado conseguir tres medallas (oro en 800 y 1500 metros libres y plata 400 metros) y en esta competición buscará destacarse nuevamente y conquistar la cima.

Otra candidata que entra entre las favoritas es Julieta Lema, quien hasta ahora ha logrado seis medallas en la edición de los JJOO de Santiago 2017, una de ellas dorada por los 50 metros libre. En enero de este año Lema tuvo un gran rendimiento y estableció un récord en la prueba de 50m libre con un tiempo de 25.44”.

Sol Bertotto, también consiguió su marca A para los Juegos: brilló en los 200 metros pecho, con un registro de 2m35s41, que le permitió ser la campeona de la prueba.

Astrid Olmedo sobresalió en los 50 y 100 metros espalda, 50 metros mariposa y 50 metros libres y se quedó con cuatro medallas de oro.

En la categoría Junior, Valentina Arce consiguió su boleto al imponerse en los 50 metros espalda y en los 200 metros de la misma especialidad. En tanto, María Ruggiero se destacó en los 100m libres y Valentina Marcantonio, en los 50 metros pecho.

Por el lado de los hombres lograron batir un récord nacional juvenil en la posta de 4×100 libre: Facundo Melluso, Martín Gardiasz, Franco Melian y Lucas Alba se anotaron con 3m38s09c en lo más alto. En tanto, a nivel individual Kevin Diaz Wurg se destacó en 100 metros pecho, Martín Nahuel en 50 metros mariposa y Juan Ignacio Méndez en 200 metros espalda.

Gabriela Zalazar 2°A

Argentina dejó su sello en Pan Pacific 2018 de Tokyo

Del 9 al 14 de Agosto se disputó el Campeonato Pan-Pacífico de natación. El evento se llevo a cabo en Tokio (Japón) y contó con la destacada actuación de dos atletas argentinas, Macarena Ceballos y Julia Sebastián.

El torneo tuvo, como de costumbre, a Estados Unidos, Australia, Japón y Canadá como los principales protagonistas. El único país sudamericano que logró acercarse a ellos en el medallero fue Brasil, con 5 medallas. Por su parte, los norteamericanos lideraron dicha clasificación con 45 medallas (20 de oro). Su máximo perseguidor fue Australia, con 29 (8 doradas). Los locales y los canadienses quedaron un poco más lejos, con 23 y 9 medallas, respectivamente.

En las competiciones masculinas, el estadounidense Ryan Murphy fue el más premiado. Consiguió tres medallas, todas de oro. Murphy tuvo una gran actuación en los 100 y 200m de Espalda, además, fue una pieza fundamental a la hora de nadar los 4x100m libres junto a Andrew Wilson, Caeleb Dressel y Nathan Adrían.

Por el lado femenino, la australiana Cate Campbell se destacó al conseguir cuatro medallas doradas (50 y 100m libres y 4×100 y 4x200m libres)

En cuanto a las competidoras argentinas, ambas llegaron a la final de los 100m pecho. Julia Sebastián llegó sexta en 1m07s69 y batió el récord argentino que estaba en manos de su compatriota Macarena Ceballos, quien terminó en el 8vo puesto con 1m08s38.

Además, Sebastián quedó a tan solo dos centésimas del récord sudamericano. A su vez, en los 200m pecho, Sebastián estuvo a tan solo cuatro centésimas de batir su propio récord. La argentina finalizó la carrera en 2m25s55, ubicándose en el séptimo lugar. Ceballos llegó octava, cerrando así una gran actuación.

 

Juan Bautista Sanseverino, 2°A TM