El comentario de Solberg que hizo temblar al deporte brasileño

La jugadora brasileña de beach vóley, Carol Solberg, hizo temblar al mundo deportivo de su país luego de una fuerte crítica en contra de las acciones que tomó el Jefe de Estado, Jair Bolsonaro, durante el transcurso de la pandemia. Este suceso se produjo delante de las cámaras de televisión y en plena transmisión deportiva, ya que cuando la jugadora terminó uno de sus partidos agarró el micrófono y gritó: «Fora Bolsonaro». Todo esto ocurrió en un torneo disputado en Río de Janeiro por la primera etapa del circuito brasileño.

El comentario de Carol Solberg retumbó rápidamente en todo el ámbito deportivo y político. La jugadora bicampeona mundial sub 21 y ganadora de la medalla de bronce en el torneo que se jugó post cuarentena puede sufrir una sanción de hasta seis meses.

Asimismo, la Confederación Brasileña de Voleibol (CBV), organizadora del último evento y la Comisión de Atletas de Vóley Playa se manifestaron con fuertes declaraciones en contra de la jugadora: «Lucharemos al máximo para que este tipo de situaciones no suceda nuevamente».

Además, está acusada por el Tribunal Superior de Justicia Deportiva de Brasil por incumplir los artículos 191 y 258 del Código Brasileño de Justicia Deportiva (CBJD). El primero de esos artículos hace alusión a «incumplir o dificultar el cumplimiento de la normativa, general o especial de competencia». Y, en el segundo hace referencia a la actitud deportiva: «Asumir cualquier conducta contraria a la disciplina o ética deportiva no tipificada por las demás normas de este Código.

A este incumplimiento de reglas se le puede aplicar una sanción económica y deportiva. Según el artículo 191 puede ser una multa de 100 reales hasta 100 mil reales, algo así como 6,660 dólares. En tanto que la aplicación del artículo 258 implicaría una prohibición de competir por uno a seis partidos o ser suspendida de 15 a 180 días.

Sin embargo, la jugadora brasileña no cambió de postura tras el inconveniente, al contrario, aseguró: «No soy activista, pero me siento en la obligación de posicionarse y es lamentable y curioso que pueda ser sancionada por ejercer mi libertad de expresión contra ese desgobierno».

También, Carol Solberg se expresó en su cuenta de Instagram con un claro mensaje en contra del gobierno de Bolsonaro. “Ojalá pudiera contestar a cada uno de ustedes, pero es imposible manejar tantos mensajes. Solo quiero decirles que me sentí abrazada por todo este amor. Mi grito es por el Pantanal que arde en llamas en su mayor incendio registrado y continúa ardiendo sin ningún plan de emergencia del gobierno. Por el Amazonas. Por la política cobarde contra los pueblos indígenas. Por creer que se podrían haber evitado tantas muertes durante la pandemia actual si no hubiera habido descuido de las autoridades y falta de respeto por la ciencia. Por ver un gobierno con total desdén por la educación y la cultura. Por ver que cada vez son más los negros asesinados y sin las mismas oportunidades. Por tener un presidente que tiene el valor de decir que “el racismo es raro en Brasil”. Escuchamos mentiras día tras día y no puedo ir a la cancha como si todo esto me fuera ajeno. Hablé porque creo en la voz de cada uno de nosotros. Vivimos en democracia y tenemos derecho a hablar y a gritar nuestra indignación. No soy de ningún partido, no soy activista, soy deportista. Eso es lo que me gusta ser. Amo mi deporte, represento a mi país en campeonatos del mundo desde los 16 años y espero que el ambiente deportivo sea siempre un lugar democrático, donde los deportistas tengan libertad de expresión y conozcan la importancia de su voz. Estamos en el lado correcto de la historia”, sostuvo la jugadora.

Una vez más el mundo de la política se cruzó en la actividad deportiva. Esta vez con Solberg repudiando un gobierno que no tomó decisiones acertadas en el transcurso de la pandemia y que dejó morir a mucha gente. ¿Quién tiene la razón? Nadie lo sabe, pero cada uno tendrá su opinión de lo que sucedió. Un tema que dará mucho para hablar.

Lucio San Martín. 2°B Turno Mañana

Bolsonaro amenazó con golpear a un periodista local

El buen clima entre el presidente brasileño Jair Bolsonaro con los medios de comunicación nuevamente volvió a quebrarse este domingo; el disparador fue una pregunta que realizó un corresponsal de un diario local relacionada al escándalo que involucra a sus seres queridos con un presunto enriquecimiento ilícito.  El periodista del diario O Globo indagó sobre un presunto vínculo directo de la primera dama con supuestas transferencias bancarias de parte del ex secretario de Flávio Bolsonaro, Fabricio Queiroz. Aunque, primero el presidente decidió omitir la pregunta, ante la insistencia del periodista, respondió: “Me dan ganas de romperte la cara a puñetazos, ¿está bien?”. Frente a esta incómoda situación, otro reportero cuestionó esa actitud hacia su colega, pero el dirigente prefirió ignorarlo, y se retiró del lugar.

La causa de investigación es por una supuesta apropiación de sueldos de sus empleados de manera ilegal. Los involucrados son: Fabricio Queiroz (ex asesor de la familia Bolsonaro) como principal coautor, según lo que indica la indagación es que Queiroz hostigaba a que sus funcionarios entreguen un porcentaje de su sueldo para luego transferirlo en las cuentas bancarias del senador Flávio Bolsonaro (hijo del mandatario brasileño) y la primera dama Michelle Bolsonaro, y se calcula una suma de 89.000 reales aproximadamente.

La incomodidad entre Bolsonaro y los comunicadores se ha visto en más de una ocasión. Por esto, varios periodistas, artistas, figuras públicas y ciudadanos decidieron manifestarse en las redes sociales con la misma pregunta que realizó el reportero amenazado: “Presidente, ¿por qué su esposa Michelle recibió 89.000 reales de Queiroz?». Esta frase fue trending topic en la red social Twitter, hasta una caricaturista muy reconocida en Brasil, Laerte Coutinho, realizó un dibujo en forma de repudio.

 

Tapa de homenaje por las víctimas fatales en Brasil por COVID-19

Este lunes, lejos de calmar el clima de tensión, el mandatario, en una charla por la situación actual del país ante el COVID-19 en el palacio del Planalto, ubicado en Brasilia, dijo que los medios de comunicación provocan maldades y que constantemente recibe destrato por parte de ellos. “Si uno toma a un gilipollas entre ustedes (periodistas), que solo hacen maldades, la oportunidad de sobrevivir es mucho menor que la mía”, indicó. Una frase que continuó con la polémica en los medios de comunicación, por esto la Federación Nacional de Periodistas comunicó que en apenas tres meses el Presidente de la Nación realizó 245 atraques en distintas ocasiones, y que cada vez es más difícil poder transmitir cualquier tipo de noticia que esté relacionada al gobierno. “Es lamentable que, una vez más, el presidente reaccione de forma agresiva y descontrolada a una pregunta de un periodista. Esa actitud no contribuye en nada al ambiente democrático y de libertad de prensa previsto en la Constitución”, protestó Marcelo Rech, presidente de la Asociación Nacional de los Diarios, quién además hizo referencia que muchas veces Bolsonaro intentó intimidar a la prensa para no recibir preguntas que puedan ser comprometedoras en su gestión política.

 

Nicole Mariana Monjes