El uso del cannabis con fin medicinal ya es legal: en qué puede ayudar

La nueva norma fue aprobada por el Senado sin debate y por unanimidad y así Argentina se sumó a Chile, Colombia y Uruguay que ya utilizan la sustancia con fines terapéuticos

El Senado Nacional aprobó el uso medicinal del cannabis por un resultado de 58 a 0 el pasado 29 de marzo en la Cámara de Senadores y así, sin debate previo, avaló la medida que ya tenía media sanción de Diputados. Esta ley, además, pone en marcha la regulación en el país para que
se haga una investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y paliativo del cannabis, garantiza el acceso gratuito del aceite de la planta (se exportaría desde Estados Unidos) y busca crear un programa nacional.

A su vez, el Ministerio de la Salud tendrá que garantizar el suministro de los insumos necesarios a aquellas personas que lo requieran y deberá permitir la importación y la producción. Para esto, se autorizará a la Comisión Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y al instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) a realizar el cultivo para elaborar la sustancia del tratamiento.

Por otra parte, el autocultivo de la planta para producir el aceite que se sigue reclamando por algunas asociaciones que sostienen que el aceite importado no les da los mismos resultados que el propio cultivado, quedó excluido de la legislación y seguirá siendo ilegal. Igualmente muchos
legisladores pidieron dar un amparo legal para que lo puedan hacer.

Esta ley se dio en gran parte gracias a las familias de los pacientes que necesitan del aceite y a las asociaciones como Mama Cultiva y CAMEDA, que fueron sus impulsores y lucharon arduamente, llevando en muchos casos a los chicos enfermos al Congreso y hasta participando activamente de los debates en comisiones desde hace varios meses.

Muchos de ellos estuvieron siguiendo la sesión desde una sala en el Senado y estallaron entre aplausos y abrazos cuando se dio el fallo.

Las enfermedades que se tratan con el cannabis medicinal son el autismo, el cáncer, el VIH, la esclerosis, la epilepsia refractaria, el mal de Parkinson y la atrosis, entre muchas otras.

Aunque los organismos que deben ocuparse de ella estaban un poco desconcertados sobre cómo había que actuar con la ley y hasta incluso un funcionario del Ministerio de Salud de la Nación declaró que «lo único que podemos decir, por ahora, es que se va a conformar una comisión para reglamentar la ley y planificar los pasos por seguir», ya hay familias que recibieron el aceite de forma gratuita a través de su Obra Social.

Martín Fernández