El Jockey Club cederá terrenos por 25 años a la Municipalidad de San Isidro

El Jockey Club llegó a un acuerdo con el gobierno municipal de San Isidro que implica un plan de pago y una rebaja en la tasa por 16 años debido a una deuda de 480 millones de pesos en concepto del impuesto ABL; aún carece de la aprobación final.

Postal del Jockey Club (Imagen: La Nación)

El establecimiento fue fundado en 1882, y es considerada una de las instituciones más añejas y exclusivas del país. Sin embargo, sufrieron los efectos de la pandemia y, por consiguiente, se endeudaron por 480 millones de pesos por no pagar el ABL. La deuda surge ya que el club debe abonar mensualmente 21 millones de pesos de dicho impuesto. No obstante, con el inicio de acciones legales, intereses y multas, la cifra se elevó.

El jueves 8, se desarrolló una asamblea y sus socios votaron a favor del acuerdo con el municipio de San Isidro para lograr una reducción del 60% en el pago de dicha tasa en los primeros ocho años, y un 40% en los ocho años posteriores. Como en todo convenio, ambas partes deben verse beneficiadas: el club le cederá, por 25 años, un espacio verde de 3600 metros cuadrados, que se localiza en el empalme de las avenidas Diego Carman y Bernabé Márquez, junto con una franja de terreno del Hipódromo de mencionada localidad, que aprecian en 14.000 metros cuadrados.

Aún así, para que sea ratificado deberá contar con la aprobación del Consejo Deliberante. Cabe destacar que, en la asamblea, el acuerdo obtuvo 180 votos positivos, 80 en contra, y una abstención.

Vista desde el aire (Imagen: Jockey Club)

Desde la Municipalidad, aseguraron a LA NACIÓN que su intención es ensanchar la vereda de la avenida de la Unidad Nacional en el lado sur del Hipódromo, hallada entre Santa Fe y Fleming. De este modo, la acera pasará de 3.50 a 5 metros, llegando a los 7 metros en algunos sectores. Asimismo, se hará una plaza vanguardista de 2000 metros cuadrados que contará con instrumentos aeróbicos, bancos antivandálicos, luminaria led, bicicletas y bebederos.

Las obras no finalizarían ahí, sino que, sumarán nuevas especies de árboles y se colocará en valor la escultura Tiempo Libre.

-Fernando Gorosito