Elecciones en Corrientes: victoria contundente del radicalismo

El actual gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, fue reelegido en su cargo con el 76% de los votos y enalteció la figura de la UCR a nivel nacional.

Una vez transcurrida la jornada electoral, los datos oficiales reflejaron que la alianza ECO + Vamos Corrientes consiguió el 76,76% de los votos para la categoría de gobernador y vice, mientras que el Frente Corrientes de Todos obtuvo el 23,24% con Fabián Ríos a la cabeza.

Cercanas las 22.30 horas del domingo, el mandatario subió al escenario del búnker para agradecer a todos los presentes y aseguró que su lista se imponía por al menos el 75% de los votos en toda la provincia y que a raíz de ello su espacio “seguramente tendrá los dos tercios en ambas Cámaras” de la Legislatura local.

Por su parte, tanto el presidente Alberto Fernández, como los principales referentes de Juntos por el Cambio salieron a felicitar al gobernador reelecto mediante las redes sociales. Entre ellos, lo hicieron el ex presidente Mauricio Macri y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

 

Agustín Balparda

El Encuentro entre Randazzo y Lavagna

El ex candidato a la presidencia Roberto Lavagna, quien también supo desempeñarse como Ministro de Economía y Producción de la Nación, dio a conocer mediante sus redes sociales algo de lo que fue su reunión con el ex Ministro del Interior Florencio Randazzo. Esta reunión se llevó a cabo en Cañuelas, y en la misma comenzaron a esclarecer las intenciones de una alianza a futuro, la cual sería ajena tanto al oficialismo como a Juntos por el Cambio.

El presente encuentra a Randazzo conduciendo el nacimiento de un nuevo frente peronista, crítico del gobierno actual y también del macrismo. Su asociación nace de un contacto con el movimiento SUMAR, que se encarga de impulsar estos ideales desde un principio. Randazzo supo pertenecer al bloque kirchnerista, pero las diferencias comenzaron en 2015, año electoral en el que Florencio buscó ser candidato a la presidencia, pero no tuvo ni la posibilidad de competir en internas ante Daniel Scioli. Ya en el año 2017, Randazzo compitió ante la actual Vicepresidenta de la Nación por un lugar en el Senado, al rechazar una alianza en torno a la candidatura. Finalmente Cristina perdió este lugar frente a Esteban Bullrich, y la misma consideró que esta derrota se debió, en parte, a los votos que Randazzo consiguió. En el año 2019, el ex ministro de Transporte se mostró junto a Alberto Fernández en algunas recorridas por la Provincia, pero tras criticar las medidas del Gobierno y la figura del actual Presidente, su relación con el oficialismo parece estar quebrada de manera definitiva.

En lo que se refiere a Lavagna, podemos destacar sus candidaturas a la presidencia de la Nación en 2007 y 2019, así como sus últimas apariciones en los medios, en las que se encargó de dejar en claro su inconformismo con el gobierno. También se mostró satisfecho con la medida impulsada por el gobierno que dicta la reducción de cargas patronales en el norte del país.

En el encuentro en cuestión entre Lavagna y Randazzo se trataron temas como el generar nuevos empleos a partir de las PyME. Ambos opinararon sobre las medidas que deberían ser impuestas de cara a la segunda ola de contagios. Posterior al almuerzo que compartieron, ambos dejaron ver algunas imágenes del encuentro, y el propio Randazzo expresó que en este concilio pudieron “profundizar en sus coincidencias”. Por su parte, Lavagna declaró lo siguiente: “A pesar de las dificultades, tenemos una mirada optimista hacia el futuro, porque la Argentina es un país lleno de oportunidades para progresar y desarrollarse si la dirigencia política trabaja en solucionar los problemas de los ciudadanos”.

Si bien el encuentro captó la atención de los medios, el mismo es tan solo otra fecha en el calendario de Randazzo, que se encargó de contactar y organizar reuniones con distintos dirigentes políticos del país. A partir de estas reuniones, se puede afirmar que el oriundo de Chivilcoy comparte movimiento con algunos políticos de nombre tales como Juan Manuel Urtubey, Graciela Camaño, o Guillermo Moreno. Estos son tan solo algunos de los nombres que se encuentran trabajando con SUMAR, pero también podemos enfatizar en algunos contactos con Miguel Ángel Pichetto (que declinó la oferta por su relación con el ex Presidente Mauricio Macri), Jorge Macri (con quien Randazzo tiene una buena relación, pero por ahora se encuentra lejos de pertenecer al equipo), y con Joaquín De la Torre (es probable que acabe por sumarse al frente). Estas alianzas y contactos dejan entrever el target de aquellos que Randazzo busca sumar al movimiento, ya que estos últimos mencionados se perciben como peronistas, y trabajan en Juntos por el Cambio. Además Randazzo se encargó de comunicarse con Gustavo Barrera y Miguel Lifschitz, este último pertenece al Partido Socialista, y su ingreso podría coincidir con la intención de ampliar sus representantes dentro de todos los partidos políticos.

Otro de los nombres fuertes con los que se contactó Randazzo fue el de Margarita Stolbizer, que supo ser candidata a Presidenta en 2015 y que también integró las listas de Hermes Binner en las elecciones del 2011 y Sergio Massa en 2015. Stolbizer recibió a Randazzo en su oficina y conversaron sobre la posibilidad de integrar este frente, pero Margarita acabó por negarse al ofrecimiento con base en sus experiencias acompañando a Binner y a Massa, que terminaron con estos adhiriéndose a las filas de otros frentes políticos más populares.

El nacimiento de esta llamada “tercera vía”, tiene que ver con la necesidad de un frente peronista no kirchnerista, que encuentra a Sergio Massa como su último gran representante. Massa se postuló a la presidencia en 2015, en unas elecciones en las que fue acompañado por nombres como el de Gustavo Sáenz y José Manuel de la Sota, y en las que obtuvo más de 5 millones de votos. Este frente ya se concentra en las elecciones legislativas de este año, que en caso de no ser suspendidas serán celebradas en octubre, y en las que se tiene como objetivo conseguir en la Provincia de Buenos Aires los votos de aquellos que votaron a Kicillof, pero que se encuentran inconformes con su trabajo, así como el voto de aquellos que aún tienen un mal recuerdo del trabajo realizado por María Eugenia Vidal.

Aún es una incógnita el papel que tendrá cada uno de los involucrados con este frente, pero es aún más enigmático el rol de Florencio Randazzo, que en principio tendría la intención de postularse como diputado nacional, aunque resta saber si llegado el momento buscara ejercer la presidencia o solo actuará como un mero impulsador de esta alianza política. Lo cierto es que se dificulta mucho hablar de candidatos y de roles dentro de un frente que aún no se acaba por conformar, pero sí es necesario tener en cuenta los números de los anteriores frentes peronistas que buscaron batir al kirchnerismo, y saber la importancia de por lo menos llegar a colocar una buena cantidad de representantes dentro del Gobierno.

 

 

Nace el nuevo Peronismo Republicano

La carrera a las PASO ya empezó y el puntapié inicial lo dio el ex candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto. El ex senador por la provincia de Rio Negro y actual auditor general de la Nación encabezó un acto en el Club San Miguel de Rugby en el que dio a conocer el nuevo partido con el que la oposición intentará ganar terreno en la provincia de Buenos Aires y todo el país.

Durante su discurso Pichetto ubicó (dentro del arco político) al partido en la centroderecha; luego habló de bajar la carga impositiva a empresarios, modernizar normas laborales y de “recuperar” a las fuerzas armadas. También se encargó de reivindicar al expresidente Carlos Saúl Menem, quien falleció a mediados del mes de febrero de este año, diciendo que había “gobernado para la unidad nacional, sin odio ni rencor”. Durante el acto estuvo acompañado en el escenario por Joaquín De la Torre (ex intendente de San Miguel), Juan Carlos Romero (Senador por la provincia de Salta), Catalina Buitrago (Diputada provincial por San Miguel) y Claudia Rucci (Senadora por la provincia de Buenos Aires e hija de José Ignacio Rucci, militante peronista y líder de la CGT asesinado en 1973).

Pichetto dejó en claro cuáles son sus intenciones y las de Juntos por el Cambio: buscar ese famoso voto peronista antikirchnerista que ayudó a torcer la balanza anteriormente, tratando de conformar una coalición opositora que pueda competir -y ganar- en las elecciones del 2021 y del 2023.

La idea de que para ganar en este país se necesita una “pata” peronista no es nueva. Los actuales opositores siempre apelaron a tener dentro de sus listas a algún “disidente” pero dicha fórmula no es algo que sienta muy bien dentro de los opositores y es un potencial causante de fuego amigo.

Tal es el caso de Fernando Iglesias, quién en los últimos días publicó una nota en La Nación dónde mostró sus diferencias con el nuevo partido. En la misma, calificó al Peronismo Republicano como un oxímoron, dando a entender que no era necesaria ni imperiosa la necesidad de apelar a ese voto peronista más moderado: “…había más peronismo en Juntos por el Cambio, que perdió, que en Cambiemos 2017, que ganó…” y “…la posibilidad de que un “peronismo republicano” ayude a que cambiar lo que hay que cambiar no es nula, pero es poca…”.  Y -por si fuera poco- cerró con un frase que, más que dar la bienvenida a la coalición Juntos por el Cambio al nuevo partido, parece más bien una manera de mantener las distancias entre peronistas y antiperonistas (como Iglesias se ha reconocido en numerosas ocasiones en el pasado): “…los peronistas son bienvenidos, pero esto no es el PJ. Libres ellos de cantar la marchita. Libres nosotros de recordarles que un país productivo no se construye combatiendo al capital”.

La respuesta de Pichetto, fundador y la cara más visible de esta nueva alternativa partidaria  no se hizo esperar. Rápidamente lo acusó de ser funcional al oficialismo del Frente de Todos, de no trabajar para sumar sino para restar y recalcó la “fatal arrogancia” del diputado por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Este cruce da la impresión de que no todo es de color de rosa (¿o sería amarillo en este caso?) en la interna de Juntos por el Cambio. Durante los últimos meses se estuvo hablando de que en esta coalición hay dos alas: un ala más “dura” (encabezada por Mauricio Macri y Patricia Bullrich) y una más moderada (la de Horacio Rodríguez Larreta) pero si uno se detiene a observar qué partidos componen Juntos por el Cambio, puede ver el problema real que hay puertas para adentro.

Si hablamos de patas, como hizo Iglesias en su propia nota, Juntos por el Cambio estaba conformado -hasta la creación de este nuevo partido- por tres: Propuesta Republicana (mejor conocido como el PRO), la Coalición Cívica (el partido fundado por Elisa Carrió) y la centenaria Unión Cívica Radical. Si la reacción de Iglesias fue tal, ¿Cómo habrá sido dentro de la Coalición Cívica al enterarse que se creaba un nuevo partido para lograr esos votos peronistas más moderados?… ¿y cómo habrá sido dentro la UCR (el partido “popular” de la Coalición) la eventual circunstancia de tener que pelear palmo a palmo con el peronismo en elecciones presidenciales y ganarlas en reiteradas ocasiones a formar parte de una coalición con una de sus tantas ramas disidentes?…

De todas formas, con aquel debate de las ramas de Juntos por el Cambio más presente que nunca en la actualidad política, no sería complicado ver de qué lado de la interna opositora se encuentra el Peronismo Republicano. La presencia del ex titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi y un saludo por parte del ex compañero de fórmula de Pichetto en el 2019 -Mauricio Macri- dan a entender que el nuevo partido forma parte del ala “dura” de Juntos por el Cambio que quiere volver a encumbrarse en el 2023.

Está claro cuál es el fuerte del partido, su misión y sus objetivos (ganar esos votos peronistas moderados/antikirchneristas) pero… ¿será lo que necesita la coalición de Juntos por el Cambio en este momento?.  Si algo caracterizaba a Cambiemos en su momento y a Juntos por el Cambio -anteriormente- era su solidez estructural y la falta de problemas internos. Es decir, siempre hubieron dirigentes de extracción peronista en las filas de la actual oposición (Monzó, Frigerio, Amadeo, Ritondo, etc.); la diferencia sustancial es que ahora surge la idea de conformar una estructura partidaria con los beneficios y riesgos que esto conlleva. Siempre existieron diferencias, pero en ningún momento se vio un cruce como el de Pichetto e Iglesias como el de los últimos días.

Lo único que queda por hacer es esperar, porque cuanto más nos acerquemos a las PASO (o a las elecciones generales, si las primerias se suspendiesen) más podremos ver la evolución de la relación entre las cuatro patas de Juntos por el Cambio.

Cristina Fernández de Kirchner decidió romper el silencio

La vicepresidente de la Nación publicó una carta bajo el título «Sentimientos y certezas», con reflexiones por los 10 años del fallecimiento de su esposo, Néstor Kirchner. Además, habló sobre cómo está la situación actual del país y lo sucedido en el gobierno anterior. La misma produjo controversias en los distintos medios de comunicación. 

“Que florezcan cien flores”, la frase más destacada por Página 12, resaltando el fragmento donde Cristina Fernández de Kirchner hace referencia sobre el fallecimiento de Néstor y el apoyo de la militancia. Más allá del aniversario, la vicepresidenta hizo hincapié en la situación económica del país y, con críticas hacia el gobierno anterior, consideró que el préstamo del FMI es la mayor desgracia para la economía. Asimismo, este medio indica que Cristina sigue innovando en materia de best sellers, ya que el año pasado publicó el libro “Sinceramente” y ahora nuevamente rompe el silencio de manera escrita.

El diálogo entre las tres figuras más influyentes del peronismo

Dicha carta la consideran bien escrita y larga, una típica característica de la vicepresidenta. Pero, exclaman que este nuevo método de comunicación es para transmitir su discurso y describir su perspectiva de la situación económica y social del país. Por otra parte, estiman que dichas letras son en forma de apoyo al presidente de la Nación, Alberto Fernández. “Es un espaldarazo, una caricia de tono personal, un agradecimiento innegable, ligados a la emocionalidad de la jornada”. Así, este medio descarta que exista una mala relación entre ellos. 

Distinta fue la percepción del diario El País porque nombraron al fragmento hacia Alberto Fernández como “Ya no sos mi margarita”, en referencia a que Cristina le soltó la mano al presidente de la Nación. Entonces, consideran que él mismo tuvo que salir a explicar lo que redactó su vicepresidenta, es decir, su compañera. Además, tomaron la polémica frase: «Hay funcionarios que no funcionan», porque en la carta fue notoria su disconformidad por el desempeño de algunos miembros del Frente de Todos. Igualmente, este medio dejó en claro que en cualquier momento la ex presidenta iba a tomar el mando del país, instalando el rumor urbano que está circulando hace más de un año.

Asunción de Alberto Fernández como presidente de la Nación Argentina

 

Desde Télam, optaron por desglosar la carta bajo los términos “certezas”, y cada una iba separando los temas, ya que la misma hablaba de distintos asuntos. Una parte trata sobre el aniversario del fallecimiento del ex presidente, la otra sobre la gestión de Alberto y finaliza con críticas hacia el mandato de Mauricio Macri. Este medio fue destacando las frases más imponentes, pero sin dar espacio a la crítica, simplemente dividieron cada punto para lograr la mejor comprensión del lector. 

 

Finalmente, en octubre el peronismo pudo demostrar su presencia y apoyo en las calles desde caravanas de autos por la distancia social y publicaciones en grandes masas en las redes sociales. Ahora, Cristina Fernández de Kirchner decidió romper el silencio y generó controversias en los medios de comunicación. Está claro que ella optará por dejar que sus opositores continúen opinando y, cuando lo considere necesario, responderá desde el lugar que le quede más cómodo.

 

Nicole Mariana Monjes

 

Te puede interesar: 

 

A UN AÑO DE LAS ELECCIONES: LA CATEGÓRICA VICTORIA DEL FRENTE DE TODOS

El 27 de octubre de 2019 se llevaron a cabo las elecciones presidenciales en nuestro país en las que triunfó Alberto Fernandez, candidato por el Frente de Todos. El líder del Partido Justicialista se impuso categóricamente en las urnas y obtuvo el 48,24% de los votos mientras que el oficialismo comandado por Mauricio Macri consiguió un 40,28%, en tercer lugar, quedó Lavagna con el 6,15%. Cabe destacar que la victoria de Fernández fue en primera vuelta debido a que la Constitución Nacional establece que si un candidato obtiene más del 45% de los votos es electo.

La victoria del Frente de Todos empezó a palpitarse en las PASO, cuando la fórmula formada por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner ganó con el 47,79% de los votos superando ampliamente al PRO que obtuvo el 31,80%. Tras las elecciones primarias, la posibilidad de que Macri sea reelecto era muy improbable, su intento de conquistar algunos votos peronistas con la designación de Miguel Ángel Pichetto (peronista de derecha) como candidato a vicepresidente no dieron resultado y su reelección quedó muy lejos.

Luego de las PASO la figura de Alberto Fernández empezó a crecer y tomar más importancia, a pesar de llevar una vida vinculada a la política, era una cara nueva para muchos argentinos; en el tiempo transcurrido entre las primarias y las elecciones del 27 de octubre Fernández empezó a demostrar porqué Cristina lo había elegido. Por su parte, Macri intentó revertir el resultado saliendo a la calle y realizando numerosos actos, algo a lo que nunca acostumbró.

Finalmente, el 27 de octubre ocurrió lo que las urnas habían premeditado en las PASO, la fórmula Fernández-Fernández resultó electa y el peronismo volvía al poder tras cuatro años de macrismo. El Frente de Todos ganó en las provincias de: Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Corrientes, Formosa, Jujuy, La Pampa, La Rioja, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, Santa Cruz, Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Tucumán. Macri venció en: CABA, Córdoba, Entre Ríos, Mendoza, San Luis y Santa Fe.

De esta manera, el peronismo volvía a estar al frente del país con Alberto Fernández a la cabeza, el presidente recientemente electo dio su discurso desde el bunker de Frente de Todos, agradeció a los argentinos que votaron y se comprometió a construir una argentina más igualitaria priorizando la educación pública, la salud pública y la solidaridad.

Hoy, a un año de las elecciones, Fernández lucha contra un panorama difícil, además de haber heredado un país endeudado y empobrecido, lucha contra una pandemia sin precedentes que complicó aún más las cosas. Aferrado a sus ideales de igualdad y solidaridad, el presidente intenta llevar la situación ayudando a la población con subsidios como el IFE o colaborando económicamente con empresas, para apaciguar las aguas. El panorama no es el mejor, pero Fernández, junto a su equipo de trabajo, lucha, como dice su slogan de campaña, por poner a la Argentina de pie.

17 de octubre

El Día de la Lealtad es celebrado cada 17 de octubre y constituye la principal fecha conmemorativa del peronismo. El día recuerda una gran movilización obrera y sindical a la Plaza de Mayo realizada el 17 de octubre de 1945, la misma exigió y obtuvo la liberación del entonces coronel Juan Domingo Perón, detenido pocos días antes. El hecho es considerado como el nacimiento del peronismo, y es uno de los momentos más importantes de la historia del movimiento obrero argentino. También es llamado Día de la Lealtad Peronista.

Desde dos años antes, Perón venía liderando un movimiento político que incluía a las principales corrientes sindicales del país, especialmente la sindicalista revolucionaria y la socialista, que se había instalado en la Secretaría de Trabajo y Previsión, desde donde se defendían los derechos de los trabajadores. El 8 de octubre de 1945 se produjo un golpe de Estado Militar, con apoyo de Estados Unidos y los principales grupos de poder económico del país, que desplazó a Perón del gobierno y el 13 de octubre lo detuvieron en la Isla Martín García. El 17, una gran cantidad de manifestantes provenientes de los barrios obreros de toda Buenos Aires, ocuparon el centro de la ciudad, especialmente la Plaza de Mayo, logrando la libertad del prisionero y obligando a la dictadura gobernante a llamar a elecciones.

A las horas de la noche Perón, desde el balcón de la casa rosada, dio un histórico discurso “Esto es pueblo. Esto es el pueblo sufriente que representa el dolor de la tierra madre, que hemos de reivindicar. Es el pueblo de la Patria. Esta verdadera fiesta de la democracia, representada por un pueblo que marcha, ahora también, para pedir a sus funcionarios que cumplan con su deber para llegar al derecho del verdadero pueblo».

Un año después, Perón sería elegido Presidente de la Nación.

Este 17 de octubre de 2020 hubo masivas manifestación en toda la Argentina recordando esta fecha  histórica para gran parte del pueblo argentino y sobre todo para el peronismo. Diferentes funcionarios y medios de comunicación se expresaron de la siguiente manera.

La oposición convocó a todos sus partidarios a una marcha del 8 noviembre. En las redes sociales, sectores llamaron a salir a las calles una vez más para manifestarse contra el Gobierno. «Si no nos dejan soñar no los dejaremos dormir», dijo la convocatoria.

Luis Pedri, diputado de la UCR, escribió en su cuenta de twitter: “Todos el #8N sin fotos trucadas o de otras marchas, aunque para el Gobierno no sea la gente o el pueblo #8NTodosAlaCalle a construir la esperanza!”

Gustavo Sylvestre, conductor en C5N, manifestó que: “Fue una marcha de alegría y amor”. Por otro lado, tras las reiteradas marchas de la oposición, remarcó: “la oposición tiene que ver que no son los dueños de la calle, y que con odio no se va a ninguna parte”. Y además cree que esto fue una cuota de energía para el gobierno actual.

Jorge Fernández Diaz ,en el diario La Nación, expresó lo siguiente: “Este programa de partido único, creado por la dinastía Kirchner y respaldado por La Cámpora, no aspiraba a construir un régimen chavista, sino una democracia apócrifa y feudal. Pero los planes sufrieron un duro revés con la pandemia. El estado de excepción y la sociedad encerrada operaron, al principio, como un espejismo y una tentación, pero el agravamiento económico y social, y los estragos gigantescos de la cuarentena eterna, lo estacionaron en un campo minado del que ya no saben cómo escapar”. También afirmó que la marcha no fue un acto de unidad y que fue una excusa salvadora la de los hackers de la página virtual para asistir a la marcha.

Por otro lado, Página 12 remarcó que el masivo acto del 17 de octubre fue demasiado para las corporaciones mediáticas de la oposición que rápidamente lo eliminaron de sus contenidos. Se fueron de cabeza al dólar y a anunciar devaluaciones para menospreciar el respaldo que obtuvo el Gobierno. A pesar del esfuerzo mediático por imponer una escena virtual de caos, el protagonismo popular se convirtió en un factor fundamental para despejar esa imagen y la de un presidente debilitado.

María Eugenia Vidal levanta el perfil y busca reconstruir sus lazos con el peronismo en la provincia de Bs As

María Eugenia Vidal comenzó con la campaña para poder reconstruir su imagen política y trabaja en la construcción del liderazgo a nivel nacional.  En sus reuniones por Zoom se pudo escuchar un mensaje claro que manifestó a los dirigentes, «Hay que abrir. Cambiemos no puede girar alrededor de los mismos nombres».

Al moverse en el plano nacional, lo que está buscando la ex gobernadora es afianzar al PRO marcando las diferencias con el oficialismo y convirtiéndola en una oposición constructiva.

En una de sus apariciones en público.

En esta misma charla lo que pidió es aumentar la representación en el Congreso y mencionó que el PRO es un espacio político que tiene las puertas abiertas. “Hay que abrir a los jóvenes y a las mujeres. Hay que abrir a nivel federal. Hay que abrir para incorporar al que conoce la realidad de un pueblo pequeño o el que conoce la realidad La Matanza. Son miradas distintas de la realidad. Cambiemos no puede girar alrededor de los mismos nombres”

En este ultimo tiempo Vidal volvió a estar en el foco de las criticas cuando el presidente Alberto Fernández sin nombrarla, la acusó de ser la culpable del estado en que se encuentra el sistema de salud bonaerense.

Díaz Rodrigo, 2ºB Turno. Noche