Bolmaro brilla en la G-League de los Estados Unidos

La G-League es un certamen de desarrollo que reúne a los equipos B de la National Basketball Association (NBA) y algunos elencos invitados que no dan la talla para tener su propia franquicia. Iowa Timberwolves, en este caso, es el equipo filial de Minnesota Timberwolves y al ser el argentino Leandro Bolmaro jugador de esta franquicia tienen la potestad, en plena competencia, de transferir momentáneamente o mejor dicho prestar a sus jugadores a su equipo filial, con el fin de darles rodaje que no tienen en la principal liga de básquet del mundo.

En la temporada 2021-22, que recién arranca en la NBA, los números de Bolmaro son tibios. Apenas promediaba tres minutos en los Wolves, con 0,7 puntos y 0,7 rebotes por partido. Por tal motivo se entiende que los de Minnesota hayan tomado la decisión de cederlo al equipo filial, para así tener más roce con los jugadores de aquel campeonato. 

El primer encuentro del cordobés en la G-League, en el cual tuvo un gran protagonismo, fue el pasado sábado 6 de noviembre. En dicho partido los Iowa Timberwolves enfrentaron a Sioux Falls Skyforce, el equipo filial del Miami Heat, y salieron victoriosos por 115-100. El alero jugó 34 minutos y aportó 19 puntos (6-6 en dobles, 2-4 en triples, 1-1 en libres), ocho rebotes (seis defensivos), ocho asistencias, dos pelotas recuperadas, siete pérdidas -muchas-, y dos faltas personales. 

En el segundo partido, llevado a cabo el pasado lunes 8, también tuvo un rol preponderante por varios motivos, pero el más emocionante fue el triple que convirtió para terminar el primer tiempo suplementario, que le permitió a los de Iowa llegar al segundo tiempo extra. El conjunto del cordobés tenía el balón, pero estaba abajo en el marcador (120-123). Así fue que tras un saque de banda, el de Las Varillas logró desmarcarse y recibió el balón frente al aro. Luego de dos amagos, tiró con la marca encima de Javonte Smart y consiguió anotar el triple que empató las acciones con menos de 2 segundos por jugarse. El partido fue frente al mismo rival que la primera fecha, Sioux Falls Skyforce, y también salieron ganadores, esta vez por 129 a 125. Esta vez arrancó de titular, jugó 43 minutos, aportó 25 puntos (7/17 tiros de cancha totales), 6 asistencias y 5 rebotes en 43 minutos de juego.

Con estas grandes actuaciones le mete presión a los Minnesota Timberwolves para que lo llamen para que se reincorpore al equipo. Cabe destacar que esto es posible, cuando ellos lo consideren. Así ocurrió días atrás cuando lo habían enviado a la liga de desarrollo y, sin jugar, lo volvieron a convocar para que sea parte del plantel que enfrentó a los Denver Nuggets de Facundo Campazzo.

Marcos Rizzi, 2° B, turno mañana

NBA: Bolmaro llega a Minnesota y otras estrellas podrían cambiar de franquicia

Después de muchas idas y vueltas el argentino Leandro Bolmaro, pagó su cláusula de recisión, de 1 millón de euros, y llegó a Minnesota Timberwolves, equipo que lo había seleccionado en el Draft de 2020 y con quien firmó un contrato de 12 millones y 4 años (dos garantizados).

Además su nuevo técnico, Chris Finch, no dudó en llenarlo de elogios, “es alguien que no tiene miedo, esa es la manera que le pude ver cuando seguí los entrenamientos con Argentina. Es alguien que compite, sabe jugar y que encaja junto a todas las piezas que tenemos”, comentó en una rueda de prensa.

Por otro lado, el mercado en la NBA sigue activo y por más que queden menos de 3 semanas para que comiencen los Training Camps, continúan los rumores de traspasos. John Wall y Kevin Love ya habrían llegado a un acuerdo con sus franquicias, Houston Rockets y Cleveland Cavaliers respectivamente, para ser traspasados y continuar sus carreras en otro lado.

La situación del base, que fue 5 veces All-Star, parece muy complicada, debido al contrato de 90 millones entre los próximas dos temporadas que tiene, por lo cual sería casi imposible conseguirle nuevo equipo. De no encontrar un traspaso, el jugador se seguirá entrenando a las órdenes de Stephen Silas, aunque no disputará ningún partido.

Por su lado, el ala-pivot es pretendido por varias franquicias, entre las que se encuentran Golden State Warriors, New York Knicks, Chicago Bulls y Los Ángeles Lakers, siendo esta última la que suena como mejor candidata, aunque por el momento no hay nada concreto.

Además, Ben Simmons sigue metiendo presión para salir de Philadelphia 67ers, ya que estaría pensando en no presentarse a los entrenamientos que comienzan el 28 de septiembre. Por su parte, los 67ers siguen firmes en su postura. Se va si llega un All-Star a cambio, sino se queda.

Finalmente, en los últimos días, surgieron varios rumores de que Brooklyn Nets podría traspasar a Kyrie Irving, a lo que su manager respondió diciendo que si esa situación se volviese realidad, el escolta, de 29 años, se retiraría del básquet profesional. Sin embargo, parece difícil que el jugador sea traspasado, debido a su gran vínculo con Kevin Durant, la mayor estrella de los Nets.

 

 

Leandro Bolmaro, la nueva promesa del básquet argentino

Leandro Bolmaro, actual base-escolta del Barcelona, asoma como la nueva joya del básquetbol nacional y está viviendo un sueño mientras se prepara con la selección argentina que viajará a Tokio para disputar los Juegos Olímpicos.

Todo esto le sucede después de concluir una extraordinaria temporada, la cual comenzó con su elección en el Draft de la NBA y culminó con la consagración de su equipo, el Barcelona en la Liga ACB tras vencer a su clásico rival, Real Madrid. El crecimiento del cordobés fue insoslayable durante una campaña de notable evolución tanto en su juego como en su rol dentro de la estructura de uno de los mejores equipos de Europa.

Durante 2019-2020 sus producciones habían sido más puntuales y urgentes: las lesiones de los bases Thomas Heurtel y Kevin Pangos le habían abierto una puerta en la rotación del entrenador Svetislav Pesic para matizar las bajas en una posición a la que no estaba acostumbrado. Después de nueve partidos en la Liga y seis en la Euroliga, Pesic lo llenó de elogios: «El fútbol tiene a su Leo Messi y ahora el baloncesto también. Estoy seguro que tendrá un gran futuro y ya tiene el respeto de los profesionales”.

El joven nació en Las Varillas el 11 de septiembre del año 2000 y luego fue reclutado de El Ceibo de San Francisco por Pepe Sánchez para llevarlo a Bahía Basket. Y con tan sólo 17 años emprendió viaje hacia el viejo continente, más precisamente a Barcelona y acompañado de una valija cargada de sueños. Antes de dar el salto definitivo al mejor básquet del mundo, la NBA, y en una correcta decisión, optó por terminar de formarse y consolidarse en el primer equipo del Barcelona.

Allí comenzó su tarea como escolta, su puesto natural y dónde más cómodo se siente, sin embargo en el club español comenzaron a utilizarlo como base. “Cuando me enteré que iba a empezar a jugar de base, me puse a ver videos de varios armadores para entender la posición, sobre todo de Facu Campazzo. Por suerte, gracias a mis compañeros, tuve la confianza y eso me hizo sentir más cómodo y confiado con que podía hacerlo. No fue tan difícil porque creo que me comprometí. Yo antes era de quejarme, pero cuando pasó esto, cambié el chip y acepté el rol. El tren pasa una vez, dicen, y yo tenía que aprovechar la oportunidad”, remarcó.

Su compañero de selección, Pablo Prigioni, quien a su vez cumple su rol de asistente de Minnesota Timberwolves, siguió paso a paso la última campaña suya, y analizó para Prensa CAB su producción: ”Lo más importante de Lea, a quien fui siguiendo durante el año y hablando con él, es que se ganó la confianza del entrenador en la segunda mitad de la temporada, en base a su trabajo y su esfuerzo. La segunda parte de la temporada ha sido muy muy buena para él, lo dijo el entrenador, está a la vista en los números y eso le dio una gran confianza en sí mismo para hacer cada vez más cosas en los dos lados del campo. Por lo que también me han dicho que trabaja muchísimo, que trabaja muy duro, que trabaja muy bien”.

En cuanto a sus números, disputó un total de 33 partidos de temporada regular en la Liga ACB con una planilla de 6.4 puntos, 1.8 asistencias y 1.5 rebotes en 15.5 minutos. En Euroliga aportó 2.9 puntos, 1.3 asistencias y 1.1 rebotes en 9.8 minutos tras una treintena de encuentros. Su crecimiento durante la temporada quedó en evidencia en su planilla de postemporada, en la que promedió 7.9 puntos, 1.9 asistencias y 1.6 rebotes en 17.5 minutos en los ocho juegos que su equipo disputó para consagrarse campeón en España. El prospecto argentino levantó dos títulos -le sumó la Copa del Rey a la Liga ACB- y su participación en el Final Four de la Euroliga, primero frente a Armani Exchange Milan y después en la caída frente al Anadolu Efes Istanbul, fue muy destacada con más de 25 minutos en cada juego.

Una vez consumado el título en España, Bolmaro puso a bailar a todo el vestuario al ritmo del popular Rodrigo en la que podría haber sido su última imagen con la camiseta blaugrana. Gersson Rosas, presidente de Minnesota Timberwolves, expresó públicamente sus intenciones de sumarlo a la franquicia de cara a 2021-22: “Tenemos un jugador que seleccionamos el año pasado que vendrá el año que viene”. Asimismo, el jugador que hoy entrena en Las Vegas con el seleccionado que viajará a Tokio, aprovechó una tarde libre para ir a visitar las instalaciones de los Timberwolves. Leandro está cada vez más cerca de dar el salto a la NBA.

«Miren quien vino a visitar» escribieron desde la cuenta oficial de Twitter de los Wolves.

Agustín Balparda