La muerte de la escocesa Cattigan a los 26 años conmueve a todos

«Nuestro amor, pensamientos y sinceras condolencias están con la familia de Shibby en este momento devastador. Esperamos que todo el mundo respete su intimidad mientras lidian con su trágica pérdida», decía un comunicado del Rugby Stirling County en su página web tras la muerte de la jugadora Siobhan Cattigan, el 26 de noviembre.

No se conoce la causa oficial de su muerte. Hay dos teorías que se manejan a su alrededor. En principio se cree que el deceso de la joven se produjo súbitamente tras una falla cardíaca, que de hecho otros dos jóvenes deportistas han fallecido de lo mismo semanas atrás, pero los fans de Cattigan niegan que la joven tuviera un problema de salud, y la segunda es un efecto secundario de la vacuna contra el coronavirus. Escocia es uno de los países con la mayor parte de su población anti-vacuna, y Reino Unido aplicó en las últimas semanas la posibilidad de una tercera y cuarta dosis. El ministro de salud británico, Sajid Javid había declarado que todavía existen dudas sobre las vacunas, unos días antes que Siobhan se aplique la vacuna del COVID-19.

Rápidamente en algunas redes sociales empezaron a cuestionar la aplicación de las vacunas, que no es casualidad que después de aplicársela le suceda su trágica muerte, sumado a las declaraciones del ministro. Ante esta red de cuestionamiento y culpabilidades, el rugby de Escocia junto al gobierno tomaron medidas legales sobre aquellas personas que ponen las vacunas como causante de la muerte de la rugbier, sembrando pánico en la sociedad. 

Su pérdida fue muy dura en el deporte donde el pasado fin de semana le hicieron distintos homenajes en diferentes partidos. Siobhan fue una gran defensora de los derechos de las mujeres y con frecuencia recurría a las redes sociales para criticar el sexismo en el deporte. Además, según cuenta el comunicado del club de rugby Stirling County, «fue fundamental para el desarrollo del rugby femenino dentro del club y  una inspiración para las chicas de la selección juvenil”.

Su debut en el seleccionado fue contra Gales durante el Seis Naciones de 2018. Durante el que fue el último tramo de su corta carrera representó a su país en un partido de clasificación para la Copa del Mundo contra España. El amor por deporte nació desde muy chica, a la edad de cinco años ya una apasionada y defensora de las mujeres que practican este deporte.

Katia González, 2° B, turno mañana

Una terna sorprendente postulada para los premios Olimpia

Los premios Olimpia vivirán su edición 67° y la televisación será a través de TNT Sports a partir de las 18 el próximo martes, una fiesta que en 2020 no pudo realizarse por la pandemia de Covid 19 y que este año volverá a brillar. El rugby tiene un lugar en la fiesta con la terna conformada por Marcos Kremer, Julián Montoya y Marcos Moneta.

Kremer, el forward de Los Pumas y Stade Francais, tuvo una gran temporada a nivel seleccionado y fue uno de los mejores jugadores en el año. Con apenas 24 años se convirtió en una pieza clave del equipo. Fundamentalmente en defensa, una de las principales cualidades y fortalezas que ostentas.

En 2020 se convirtió en nuevo jugador del Stade Francais, equipo del Top-14 francés con contrato hasta el 2023, dejando atrás 5 años jugados en Jaguares, la franquicia argentina del Super Rugby. Este 2021 tuvo un calendario apretado y con poco descanso ya que disputó sus torneos locales en Europa y a su vez el Rugby Championship, donde Argentina en las seis fechas tuvo 17 Pumas lesionados. Pero esta carga de entrenamiento no le impidió terminar su año de la mejor manera siendo nominado a los Olimpia y siendo el único participante en el Championship que supera las 30 unidades en ambos campos.

Por el lado de Julián Montoya, el hooker y jugador del Leicester Tigers que este año fue capitán de Los Pumas tras la baja de Pablo Matera, asumiendo ese rol en los tests-matches frente a Gales. Una nueva función que le llegó en un buen momento de su carrera, ya que este año tuvo un promedio altísimo partidos en la Premiership. Además, este año se lo vio más completo y sólido en el armado del scrum. Con 28 años se está consolidando como uno de los líderes de esta generación del seleccionado nacional.

El último de nominado de la terna rugby es Marcos «El rayo» Moneta, quien tuvo una gran aparición de Los Pumas 7s en el Circuito Mundial de Seven y en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El joven surgido en el club San Andrés, que hoy milita en la Primera “B” del rugby porteño, con 21 años marcó a fuego su irrupción en distintas competencias en muy poco tiempo. Desde la aparición del joven en Los Pumas 7s cambió totalmente la figura del equipo, siendo él la pieza clave en la ofensiva con velocidad y explosión.

El Rayo es el gran candidato a llevarse el Olimpia en esta terna, además de que está nominado junto con el integrante de los All Blacks, Scott Curry, y  Jiuta Wainiqolo y Napolioni Bolaca de la Unión de Fiji para el premio al mejor jugador del mundo 7s que entrega World Rugby.

Rugbiers ganadores de los Premios Olimpia de Oro:

  • 1965- Bernardo Otaño: El primer capitán de Los Pumas en aquella gira exitosa por Sudáfrica en 1965 donde nace el apodo de “Los Pumas”, su gran actuación lo llevó a ganar el galardón de Oro entregado por el Circulo de Periodistas.
  • 1985- Hugo Porta: El mejor rugbier argentino de la historia y uno de los mejores que tuvo este deporte, considerado en 1985 el mejor jugador del mundo gracias a su gran potencia en su botín mágico.
  • 1999- Gonzalo Quesada: Sus consagraciones en los campeonatos de la URBA de 1996 y 1998, y el Nacional de Clubes de ese mismo año, le permitieron tener un lugar en la Selección Nacional, donde se convirtió en goleador del Mundial Gales 1999, con 102 puntos. Esto lo llevó a obtener ese año el Olimpia de Plata y Oro, el Botín de Oro Mundial Gales y el Premio Clarín en rugby.

 

Katia González, 2° B, turno mañana

Atlético del Rosario y La Plata disputarán la final por el ascenso al Top 12

Este domingo 28 de noviembre, Atlético del Rosario y La Plata disputarán la final del torneo de Primera A de la URBA, donde se definirá al equipo que asciende al Top 12. La Plata viene de vencer a Champagnat 17-5 en las semifinales, mientras que los de Rosario vencieron a Los Matreros 25-7.

El 20 de noviembre a las 16.30 se jugaron esas semifinales. Atlético del Rosario finalizó primero en la tabla general con 57 puntos, y de 13 partidos solo cayó frente a Champagnat. En 2019 habían descendido a la Primera A, por lo que el objetivo en el 2020 era retornar a la máxima competencia, que tuvo que postergarse por la pandemia. Recibieron de local (ventaja al finalizar primeros) a Los Matreros, que finalizaron cuartos en la tabla general, habiendo ascendido la temporada anterior.

Tras una gran temporada, Los Matreros buscaban un segundo ascenso consecutivo, pero sucumbieron en las semifinales ante Atlético del Rosario tras un contundente 25-7. En el duelo de la fase regular entre ambos Atlético también había goleado, con una victoria por 42 a 19.

Por el otro lado, La Plata visitó a Champagnat, el cual parecía el gran favorito ya que, más allá de la localía, fue el único invicto al concluir la etapa regular, aunque no pudo terminar primero al quedarse sin bonus de tries la última jornada. Sin embargo, Champagnat no pudo replicar la victoria obtenida anteriormente frente a La Plata, que sorprendió en su cancha imponiéndose 17-6.

La final, al igual que las semifinales, será exclusiva para los suscriptos a Star+.

A causa de la pandemia, se ha decidido este nuevo formato, donde todos los equipos jugarán un partido entre sí, y los mejores 4 irán a un sistema de eliminación directa, donde solo un equipo ascenderá al Top 12. Ahora, Atlético del Rosario y La Plata, quienes han compartido el descenso de la máxima categoría en 2019, vuelven a verse las caras este domingo 27 de noviembre en la final. El último antecedente fue en la temporada regular, en el que Atlético se impuso de local ante los platenses 29 a 20 por la segunda fecha de Primera A.

Dante González, 2° B, turno mañana

“Las yaguaretés” se quedaron con el bronce en Uruguay

Si bien el combinado nacional solo perdió dos de sus partidos, fueron estos dos encuentros ante las finalistas Brasil y Colombia las que le terminaron costando un tercer puesto que si bien es histórico para el rugby femenino argentino, las deja fuera del principal objetivo, que era la clasificación al mundial de Sudáfrica 2022.

Las ahora denominadas “Yaguaretés” arrancaron el torneo el 12 de noviembre con una primera jornada en la que debutaron con un ajustado triunfo por 19 a 14 ante las locales, una contundente derrota por 29 a 12 ante Brasil, que posteriormente le costó a la selección el primer puesto del grupo y una imponente victoria por 57 a 7 ante Costa Rica, en la que las jugadoras María Talaldrid y Micaela Pallero se lucieron, anotando 3 tries cada una.

En el segundo día de competición, las argentinas aseguraron su pasaje a las semifinales tras un aplastante triunfo por 43 a 0 ante Guatemala. Allí tuvieron el partido más complicado del torneo, en donde se vieron las caras con Colombia en un partido en el que se definía la clasificación a la Copa del Mundo.

Las argentinas lograron ponerse en ventaja durante el primer minuto de juego con un try de Sofía González, que recibió la pelota tras un exitoso ruck de Argentina para anotar y posteriormente darle dos puntos más al seleccionado con su conversión.

A pesar de mantener la ventaja durante el primer tiempo, Colombia descontó en el inicio de la primera mitad tras un try de María Lopera Valle, quien aprovechó la desatención de las jugadoras argentinas y decidió jugar un penal para escaparse y darle 5 puntos a “Las tucanes”.

Y a pesar de que otro try y conversión de Sofía Martínez que parecían sentenciar el partido a favor de Argentina, el try con posterior conversión de Leidy Soto a los 12 minutos y el de Valentina Tapia sobre la hora dejaron a Argentina sin respuesta y le aseguraron a la selección colombiana el pase a la final y la clasificación al Mundial.

Finalmente, Colombia perdió la final 36 a 5 ante Brasil y Argentina completó el calendario venciendo 24 a 5 a Paraguay para obtener un tercer puesto con el que superaron su participación en el último torneo (en donde quedaron quintas) pero quedándose a las puertas del Mundial.

Francisco Marando, 2° B, turno mañana

La rica historia del Club Atlético San Isidro

El rugby en la Republica Argentina es uno de los deportes más populares junto con el futbol, el básquet o el tenis. También es uno de los deportes más viejos en nuestro país ya que la disciplina como la conocemos hoy en día se empezó a desarrollar hace muchos años atrás. En 1873 se jugó el primer partido de rugby y en 1899 se fundó la River Plate Rugby Championship, antecesora de la Unión Argentina de Rugby (UAR).

Un 24 de octubre del año 1902 se fundó uno de los más importantes clubes en la actualidad y uno de los más ganadores, el Club Atlético San Isidro. El CASI es miembro de la Unión de Rugby de Buenos Aires y participa en los torneos de la URBA, siendo uno de los más ganadores con 33 títulos. El club es mayormente conocido por su primer equipo de rugby y por la rica historia de jugadores que fueron surgiendo del club y que supieron hacer historia, tanto en los torneos locales como así también en la selección mayor argentina, más conocida como Los Pumas.

Pero detrás de todo gran club hay una gran historia por conocer, desde cómo fueron sus orígenes y que otras disciplinas se practican en la actualidad como el hockey sobre césped, el futbol y hasta el golf.

El primer dato llamativo el repasar la historia de este club es la edad de sus fundadores ya que los mismos tenían entre 13 y 18 años de edad cuando decidieron ponerlo en marcha. Nació en una Asamblea General llevada a cabo en el hotel Vignoles de San Isidro a las 20,30 de ese 24 de octubre, y con la presencia de 33 socios de ambos clubes, don Leonardo Hughes, como presidente provisional, declaró abierta la sesión. El primer tema a considerar por la asamblea fue el de la fusión y, como se esperaba, fue aprobada por aclamación.

El club se fundó con la fusión de dos clubes integrados por jóvenes. Uno era el “Club de Foot-Ball San Isidro” que lo integraban Becco, Malbrán, Jiménez, Urien, Sackmann, Boggio, Colocchieri, Iscornia, Vernet, de Martino, Bincaz, Bianchi, Copello y Franzone. Por el otro lado estaba el “San Isidro Athletic Club” donde se encontraban Hugues, J. Hudson, Mc Crindle, J. Drennen, J. Curti, J. Gabutti, S. Kunz, A. Matterson, Enghel, Lurati, Davis, Goodfellow, Angel, Guppy, Collins y French. Estos eran jóvenes e hijos de ingleses. Esta fusión de los clubes se pudo dar debido a que ambos tenían características similares y el barrio de San Isidro, para ese entonces, no era tan grande para que haya 2 clubes.

Las primeras actividades que se desarrollaron fueron el futbol y el cricket, pronto llegó el tenis (era la única disciplina que podían desarrollar, inicialmente, las damas), el hockey de caballeros (recién en la década del 30 se transformó en el deporte principal de las mujeres) y con un paso breve en los primeros años, el rugby. El juego de los tackles se asentó definitivamente en 1917, logrando trece campeonatos seguidos.

Para este año también quedarían consolidados los colores de la indumentaria del equipo de rugby de la mano de un apellido histórico por San Isidro, Rafael Cullen. Al comienzo utilizaron la camiseta roja de la facultad de Medicina, pero a él no lo convenció y la cambió por una casaca inspirada en Barbarians, el legendario equipo británico. Las franjas negras y blancas pasaron a vestir al CASI. Era el comienzo de Las Cebras y de una era dorada en la década del 20, que incluyó trece títulos de manera consecutiva y un andar arrollador y vistoso que hizo nacer otro de sus apodos que perdura en la actualidad: la Academia.

Uno de los primeros deportes que se practicó en el club fue el futbol, tal es así que estaban asociados a la Argentine Association Football League (cabe recordar que a partir de 1903 pasa a ser Argentine Football Association y en 1912 el nombre pasa al castellano, pasándose a llamar Asociación Argentina de Fútbol).

En 1906 logró el ascenso a la Primera División, logrando el subcampeonato y compitiendo con importantes equipos de la actualidad como Racing Club, Boca Juniors, Rosario Central y Newell”s Old Boys. En 1915 terminó primero junto con Racing, jugándose una final entre ambos donde CASI  fue derrotado. Ya para ese año comenzaría a marcar un final en el exitoso momento del club en este deporte. Con el crecimiento del fútbol cada vez más profesionalizado el CASI fue perdiendo importancia y ya para 1931 se lo desafilió..

En 1906 no solo el fútbol cobró importancia en el club, sino que el otro deporte que inicio fue el hockey (primero jugado por caballeros y años más tarde lo pasarían a jugar las mujeres también). El CASI es, junto al Belgrano Athletic Club y al Pacific Railway Athletic Club (hoy Club Atlético Ferrocarril General San Martín), fundador de la Liga Argentina de Hockey (hoy Asociación Amateur de Hockey Sobre Césped) en 1908. A partir de 1933 se comenzó a jugar hockey femenino, el cual fue adquiriendo mayor importancia y logros que el masculino. El CASI obtuvo el campeonato metropolitano de Primera División del torneo femenino en los años 1943, 1944, 1966, 1967 y 1969, y el metropolitano masculino en 1908, 1921, 1926 y 1948.

El primer equipo de rugby se formó en 1907 asociándose ese año a la entonces «River Plate Rugby Union Championship» y siguió en 1908, usando una camiseta verde y colorada a rayas horizontales, y jugando sólo partidos amistosos, pero fue disuelto al no poder contar con quince jugadores en forma permanente. En 1911 se intentó nuevamente formar un equipo y luego, en 1917, volvió el rugby al club, logrando ese año, y 12 años consecutivos más, obtener el campeonato.

El año 1935 no fue un año más, ni para el club, ni para el rugby como deporte a nivel nacional. Ese año un grupo de socios deciden separarse del club por razones ideológicas y fundan otro club. Pero este no sería cualquier club. Este pasaría  a ser el clásico local del CASI, es así que de esta manera nace el SIC o los “Zanjeros”, más conocido como San Isidro Club. La historia de los clubes de barrio están marcadas por fechas y acontecimientos que van ocurriendo a lo largo de la misma y el año 1962 se puede marcar como otro gran año para el club y para su historia. Ya que en el mismo se produciría un hecho que quedaría en las páginas gloriosas del club. El CASI pasaría a ser el primer club argentino en realizar una gira por Gran Bretaña. La década del ´70 marcó una diferencia clara para los clubes de San Isidro con respecto al resto haciéndose los ganadores de todos los torneos de la UAR, que en desde el año 1995 cambia y pasa a ser el torneo de la URBA (Unión Rugby de Buenos Aires). Este gran presente del equipo de rugby hizo que en 1999 fuera invitado a participar en el Seven de Middlesex, en el estadio de Twickenham.

CASI consiguió 19 triunfos en la temporada 1964 y sólo obtuvo un empate. Le sacó 11 puntos de ventaja a Old Georgians, el segundo. Jugaba con soltura y apabullaba a sus oponentes con sus ataques, su velocidad y el dominio técnico de sus hombres en el manejo de la pelota. Era, como nunca, “La Academia”. CASI tuvo, además, otro halago en ese inolvidable año 1964: ganó el Seven.

En la actualidad el Club Atlético de San Isidro es el más ganador de Buenos Aires en los torneos realizados por la URBA con 33 títulos y uno en el Torneo Nacional de clubes. Su clásico rival, el SIC, es el que le sigue en coronas con 25. En lo que respecta a enfrentamientos entre ambos clubes, CASI presenta una ventaja en el historial de 69 victorias, contra 52 del San Isidro Club y 10 empates.

Esta historia marcada por títulos y grandes momentos deportivos son gracias a los muy buenos jugadores que se fueron formando en el club y algunos de ellos hasta supieron hacer historia con la selección mayor argentina de rugby, más conocida como Los Pumas. Algunos de estos grandes y notables jugadores: Antonio Bilbao, Florencio Varela, Daniel Sanés, Nicanor González del Solar, Rodolfo O’Reilly, Marcelo Farina, Alejandro Travaglini, Jorge Allen, Juan Manuel Belgrano, Mariano Castex, Eliseo Branca, Gonzalo Beccar Varela, Danoel Beccar Varela, Adolfo Etchegaray, Gabriel Travaglini, Pablo Devoto, Fernando Morel, Andrés Courreges, Federico Martin Aramburu, Santiago Phelan, Agustín Pichot, Bruno María Devoto y Santiago Zocca. Sin dudas que todos estos jugadores, como tantos otros, supieron hacer grande al club pero algunos de estos supieron llevar su juego a lo más alto del rugby Argentino. Rodolfo O’Reilly supo hacer historia en la selección argentina y por partida doble. Ya que en tuvo dos etapas como entrenador de Los Pumas: Su primer periodo fue entre los años 1981 a 1983 y volvió a repetir el cargo entre 1988 y 1990.

Alejandro Travaglini también dijo presente con Los Pumas y en el año 1967 tuvo su debut contra la selección de Uruguay por el Campeonato Sudamericano de Rugby. Jugó en el seleccionado Argentino hasta 1976, año en el que jugaría su último partido nada más y nada menos que contra los All Blacks. Jorge Allen es otro que se anotaría en la rica historia del rugby argentino, haciendo su debut en el primer equipo de los Jaguares Sudamericanos de Argentina hasta 1989, donde disputó su último partido internacional contra Estados Unidos.

Eliseo Branca fue otro de los grandes jugadores de la historia del club que supo ser internacional con Los Pumas de 1976 a 1990. Pero los jugadores no terminan con los que venimos nombrando, ya que Santiago Phelan también fue de selección. En el año 1997 fue convocado a jugar para Los Pumas, jugando en ella hasta el 2003, año donde se retiraría como jugador profesional. En 1999 disputó su primer mundial en Gales y Argentina terminaría como mejor tercero en la fase de grupos. Se desempeñaba como ala dentro del campo de juego. Para 2004 debutaría en una nueva etapa como profesional pero ya como director técnico del primer equipo del CASI ganando un año más tarde el Torneo de Buenos Aires. Ya para el 2008 le llegó el turno de volver nuevamente a Los Pumas, pero ahora como entrenador, debido a la salida del hasta entonces entrenador Marcelo Loffreda. Se mantuvo en el cargo de director técnico hasta 2013, donde presentó su renuncia. Sin lugar a duda que el Club Atlético de San Isidro supo brindarle varios jugadores, como así también directores técnicos a la selección mayor.

Agustín Pichot supo hacer historia y dejar su nombre bien marcado con Los Pumas. Debutó en Los Pumas en 1995 frente a Australia, jugando así su primer Mundial en Sudáfrica en dicho año, donde los Pumas perdieron todos sus partidos de la fase de grupos por 6 puntos. Pichot, cuatro años más tarde, llegaría el histórico Mundial de Gales 1999.

Argentina inauguró el Mundial ante Gales, siendo derrotado 23-18. Pichot marcó un try ante Japón. Argentina saldría calificado mejor tercero en la fase de grupos, superando por primera vez dicha etapa y donde debía jugar un play-off contra Irlanda para clasificar a cuartos de final. Ganaron Los Pumas 28 a 24 y luego fueron eliminados por Francia. Su tercer Mundial de Agustín fue el de Australia 2003 donde Los Pumas no pudieron vencer al XV del trébol en un duelo clave por la clasificación a cuartos de final.

En 2006 pasa a ser considerado como un jugador indispensable para Los Pumas. Ya con el anuncio del retiro del profesionalismo de Lisandro Arbizu, Pichot pasa a ser el dueño de la cinta de capitán. Con la selección argentina jugó cuatro Copas del mundo y fue capitán en el Mundial de Francia 2007, donde el seleccionado argentino finalizó en el tercer puesto. Al año siguiente anunciaría su retiro de Los Pumas.

Finalmente en el año 2007, descolló en sus esfuerzos cómo capitán de Los Pumas en el Mundial de Francia 2007, en el cual Argentina venció a Francia en la inauguración del torneo, Georgia, Namibia e Irlanda para ganar su grupo. En cuartos de final vencerían a Escocia para hacer historia y llegar por primera vez a semifinales donde enfrentaron a los eventuales campeones mundiales, los Springboks, siendo la única derrota en el torneo. Argentina enfrentó nuevamente a Les Blues por el tercer lugar del Mundial donde una vez más Los Pumas triunfaron 10-34. Hasta hoy, el mejor Mundial de Argentina fue en Francia 2007. Una vez alejado del verde césped este gran jugador surgido del club tuvo su merecida despedida y todo el reconocimiento de la gente.

Bruno María Devoto Integró la selección juvenil argentina («Los Pumitas») en el Campeonato Sudamericano Juvenil que se disputó en Asunción de Paraguay.  Bruno Devoto será el nuevo capitán en lugar del histórico Juan Campero. El centro tomará las riendas a partir de la próxima temporada, que tendrá un condimento extra ya que todo parece indicar  como director técnico al ex seleccionador de Los Pumas y ex jugador del club, Santiago Phelan.

Otro dato estadístico y que marca la importancia que tiene en el torneo es que desde 1996 hasta 2020 se encuentra segundo en el top 14 o top 12 con 25 participaciones ininterrumpidas. En la actualidad el club cuenta con 1130 jugadores. Todas las categorías de rugby del Club Atlético de San Isidro participan del torneo organizado por la Unión de rugby de Buenos Aires (URBA) y de los organizados por la Unión Argentina de Rugby (UAR).

El primer equipo del CASI cuenta con un gran y rico plantel como también así cuenta con un gran e histórico jugador en el banco de suplentes como entrenador. El plantel lo integran Mathias Pérez Guimil, Francisco Corbacho, Sebastían Pegourie, José Artigas, Ramiro Montes de Oca, Francisco Claisse, Gabriel Nieto Sánchez, Guido Spinelli, Gabriel Bavio, Juan Berges, Nicolás Maggi, Agustín Benitez, Axel van Gelderen, Sergio Olaechea, Gonzalo Chavarría, Alfredo Celesti, Sergio Salvo, Matías Lavayen, Juan Pablo Coletti, Martin Sabatté, Matías Bock y Luis Orlando. Para entrenar a todos estos jugadores ya se ha mencionado que se cuenta con la experiencia y la capacidad técnica de un ex histórico del club como Patricio O’Reilly, como entrenador del primer equipo. También se cuenta con los servicios de Miguel Gallardo y de Iván Guyot  como managers.  El rugby posee, además de su primer equipo, divisiones juveniles e infantiles.

Muchas fueron las veces que se debatió sobre si el rugby como deporte se tendría que profesionalizar o tendría que seguir como lo conocemos en la actualidad. Si bien nunca se llegó a esa profesionalización como en otros deportes, por ejemplo el futbol, la puga y el interrogante superior estar para ver si era conveniente o no. Algunos factores para no llevarlo al profesionalismo fueron desde las instalaciones que muchos clubes tenían y que no iban a estar en condiciones si se profesionalizaba, hasta ese espíritu amateur que siempre se ha querido mantener en el mismo. Este último aspecto es el que termino prevaleciendo, haciendo que el rugby, como deporte, siga teniendo ese espíritu amateur (pero solo de espíritu). El deporte siempre fue considerado un deporte de elite el cual era desarrollado por las clases altas, pero hoy en día es practicado por muchos deportistas que lo hacen cada vez más competitivo

Se puede decir que si bien el Club Atlético de San Isidro es más bien conocido por el rugby y su estilo de juego, también tiene una historia rica y completa en otros aspectos, ya sea desde lo deportivo hasta lo social. Es  un club con una amplia diversidad de actividades que se le brindan al socio, desarrollando una vida social e institucional muy amplia. Supo hacer historia en el futbol hasta donde pudo, debido a que no se profesionalizo como para seguir compitiendo. El club en todas sus categorías infantiles y como así también en sus escuelitas en los distintos deportes busca promover el compromiso, la unión y el trabajo en equipo.

Son muchos los hechos que fueron marcando al club y que el mayor común de la sociedad no los sabe y es por eso que en estas líneas la intención era mostrar la historia y la vida social que se esconde detrás de un grande del rugby argentino. Porque un gran equipo no se crea de un día para otro. Lleva mucho tiempo de formación y dedicación. Estas dos cualidades siempre estuvieron bien marcadas en San Isidro, haciendo al barrio la capital del rugby. Cabe destacar que los dos clubes más importantes del país en esta disciplina se encuentran en el mismo barrio y entre ambos son los dos más ganadores de los torneos de la URBA.

Mariano Noschese, 2° B, turno mañana

El rugby, otra vez en el ojo de la tormenta por una agresión en City Bell

El rugby argentino ha vuelto a conmocionarse por otro hecho de violencia. Todavía sigue latente la herida abierta por el crimen de Fernando Sosa, ocurrido en enero del 2020, y en el que todavía no se ha hecho justicia; pero en el ámbito de este deporte parece que nada ha cambiado. En la madrugada del domingo pasado se conoció que un grupo de al menos siete rugbiers del Club Albatros agredieron brutalmente a un joven de 21 años, atacándolo a golpes y botellazos a la salida de un cumpleaños, hasta dejarlo inconsciente. Con la tranquilidad de que la víctima ya se encuentra fuera de peligro, es hora de que la sociedad vuelva a preguntarse: ¿por qué estos hechos siguen ocurriendo?

El rugby llegó al país a fines del siglo XIX y fue traído por inmigrantes ingleses y escoceses. Desde entonces, este deporte enamoró a la élite local, que en esa época estaba ávida de consumir los productos provenientes del Reino Unido. De esta manera, el rugby se convirtió generalmente en la marca distintiva de las clases altas y forjó un sujeto con características particulares. Muchas veces la lógica que impera en este deporte es el despliegue de violencia, que rebasa los márgenes de la cancha y se vuelca en el espacio público como símbolo del desprecio por el otro.

La golpiza propinada en City Bell, en la madrugada del domingo pasado, no es un hecho aislado. Aunque el más resonante de los últimos tiempos haya sido el crimen de Fernando, en verdad se trata de uno más dentro de una larga lista: el asesinato de Ariel Malvino en Brasil, el caso de Emanuel Eduardo Díaz, las palizas de varios jugadores del Rosario Rugby Club y del Rugby Club San Isidro en agosto y octubre de 2019 respectivamente, y decenas de denuncias de acoso y abuso sexual. El sentido que une a todos estos eventos es el mismo: el imponerse frente al otro por la fuerza.

¿Pero cómo se le puede exigir a los más jóvenes que tengan conductas apropiadas, en consonancia con los valores que predica el deporte, si ya desde lo más alto no se da el ejemplo? Las expresiones xenofóbicas y clasistas del ex capitán de Los Pumas, Pablo Matera, salidas a la luz en diciembre del año pasado, ponen en evidencia la necesidad de una reestructuración profunda.

Ariadna Bianchi, 2° B, turno mañana

Los Pumas volvieron a rugir frente a Italia

La Selección Argentina de rugby, Los Pumas, venció este sábado, en su segundo test match de la ventana de noviembre, a Italia por 37 a 16, en Treviso, y cortó una racha de 7 derrotas consecutivas.

Los Pumas llegaban con dudas al duelo frente a Italia, ya que venían de su peor actuación histórica en el Rugby Championship, y de perder ante Francia por 23 a 21, en el que fue su primer test match de esta ventana. Sin embargo, el equipo llegaba confiado, así lo dio a entender su técnico, Mario Ledesma, quien afirmó que estaban bien en lo anímico y que esperaban sacar un resultado positivo.

Para este encuentro, Ledesma realizó dos variantes en su equipo. Cordero, wing del Bordeaux francés, ingresó entre los backs por Bautista Delguy, mientras que el forward Juan Martín González, tercera línea de London Irish de Inglaterra, entró por Guido Petti, quien se lesionó una rodilla en la caída ante Francia por 29-20. Un cambio obligado y otro en busca de mejorar el juego, sin embargo Argentina dejó dudas. Que Cordero pase al medio, le dio más velocidad y potencia al juego argentino, pero le sacó algo de fluidez en el manejo de la pelota.

En la primera etapa, el seleccionado nacional se fue ganando 17 a 6. El primer try llegó a los 8 minutos. Pelota recuperada en el aire por Emiliano Boffelli y asistencia para que Marcos Kremer a pura potencia aterrice en el in goal. Boffelli, además, sumó la conversión.

A los 14, Boffelli acertó a los palos con un penal. El segundo try llegó a los 27, después de una jugada que con el pie Juan Martín González terminó arrastrando al in goal para ampliar la ventaja.

Italia descontó por intermedio de dos penales. En el segundo tiempo, Los Pumas arrancaron con todo. Tras una acrobática recuperación del tucumano Mateo Carreras, una buena acción de manos terminó con Matías Moroni en el in goal, y con Boffelli sumando dos puntos más a los palos.

Italia llegó a su primer try a través de su medio scrum Stephen Varney, convertido por Garbisi. A pesar del descuento, Los Pumas no se achicaron y siguieron insistiendo dentro de algunas imprecisiones.

Garbisi sumó tres más desde un penal para los locales, pero de inmediato la reacción argentina amplió la ventaja. Santiago Cordero con espacio sobre el touch aprovechó su velocidad y sumó una nueva conquista.

Nicolás Sánchez se anotó en el partido con tres puntos para darle tranquilidad al seleccionado nacional. A falta de pocos minutos, un try de Facundo Bosch sentenció el resultado a favor de Argentina, que logró volver a ganar luego de siete partidos.

Así la Selección Argentina, rompió la racha negativa de 7 derrotas consecutivas y aunque dejó dudas, ya que por momentos se lo vio sufrir con una selección menor, cometer errores graves en defensa y en la toma de decisiones, sobre todo en el aspecto disciplinario, donde hubieron varias faltas evitables. En cuanto a lo positivo, hay que destacar el gran juego con el pie de Boffelli, que aportó en las conversiones y en las salidas largas, así como ese carácter característico del equipo en la pelea de las pelotas divididas, que los llevaron a convertir algunos tries.

Más allá de esto, la victoria de Los Pumas frente a Italia, no solo trajo un envión anímico importante para los jugadores, sino que también se llegó a algunas marcas que fueron difíciles de alcanzar en el ciclo de Mario Ledesma. Julián Montoya y Pablo Matera se convirtieron en los primeros jugadores en llegar a los 30 partidos disputados con el actual entrenador. En total, Ledesma tiene encima 32 encuentros al frente del combinado nacional, por lo tanto, el capitán del equipo y el tercera línea disputaron más del 93% de los test matches.

Por otro lado, Los Pumas consiguieron marcar cinco tries, convirtiéndose en la segunda vez que más conquistas logran. La vez que más hicieron fue frente a Estados Unidos en el Mundial de Japón 2019, cuando llegaron a siete conquistas. Finalmente, en tres oportunidades marcaron cuatro veces: frente a Sudáfrica el 15 de agosto de 2018; ese mismo año, pero el 6 de octubre ante Australia y en la última RWC (Rugby World Championship) frente a Tonga.

Este domingo a las 11.15, Los Pumas, enfrentarán a Irlanda en el estadio Aviva Stadium, ubicado en Dublín. En donde buscarán sumar un nuevo triunfo, en lo que será el tercer y último partido de la gira europea.

Estéfano Bruno Del Bianco, 2° B. turno mañana

Incidentes tras la derrota de Gales ante Sudáfrica

Gales recibió a Sudáfrica en Cardiff y perdió 18-23, un resultado en contra que no se daba desde 2013. Fue un buen inicio de los partidos de noviembre para los sudafricanos pero, saliendo del foco del partido, se reportaron incidentes en las tribunas e incluso en el campo del Principality Stadium.

El caso más resonante fue el del hincha galés que invadió el campo en un completo estado de ebriedad. El intruso causó la ira de los fanáticos por entrometerse en pleno ataque de su equipo y evitar un potencial intento de try de Liam Williams. El acto provocó furiosos abucheos desde el interior del estadio, múltiples pintas de cerveza tiradas hacia la persona y la condena de los comentaristas televisivos del partido.

Las autoridades del Principality Stadium dictaminaron la suspensión de por vida a todos los eventos de rugby que se desarrollen en el estadio al hombre que realizó dichos actos. Mark Williams, director del Principality Stadium, declaró: «Así como nosotros, la WRU y la Policía de Gales del Sur condenan cualquier comportamiento de este tipo, y la persona recibirá una prohibición de por vida para comprar entradas para los eventos de su deporte que se celebren en el futuro”.

Por otro lado, se dieron algunos altercados entre hinchas galeses y sudafricanos. Cuando los locales se estaban yendo debido a la derrota, algunos seguidores de los Springboks se burlaron de ellos, provocando el enojo y el consecuente enfrentamiento entre los bandos. Las fuerzas de seguridad tardaron en disipar los empujones, pero el cruce no llegó a mayores y no hubo heridos.

En un acto que se viene repitiendo, el principal apuntado por los medios y las redes sociales en los casos mencionados es la cerveza. Por lo pronto, se ha forzado a cerrar ocho bares del estadio durante los partidos y la policía hizo advertencias por si la situación del invasor de campo se vuelve a repetir.

Marco Martínez, 2° B, turno mañana

Estados Unidos quiere organizar las Copas del Mundo masculina y femenina

Los dirigentes de USA Rugby presentaron oficialmente la candidatura de los Estados Unidos de América para organizar la Copa del Mundo de Rugby masculina en 2027 o 2031 y la Copa del Mundo femenina en 2029.

Los eventos se desarrollarían en estadios de la NFL. Foto: SA Rugby Magazine.

La unión reguladora del deporte en el país expuso, en una conferencia realizada en Washington, el proyecto para albergar ambas competiciones en estadios de la National Football League (NFL), la liga más poderosa en suelo norteamericano y que lleva a cabo el torneo de fútbol americano profesional. Es la primera vez que una nación apuesta de forma conjunta a los Mundiales masculino y femenino de rugby y, en adición a tal punto, si la propuesta resulta exitosa marcaría la primera vez que este evento se desarrolle en el continente americano.

“Esto es un orgullo, presentamos nuestra visión de una Copa del Mundo de Rugby en suelo estadounidense. Confiamos en la fuerza de este proyecto por el apoyo que nos rodea en las ciudades y los recintos interesados en ser anfitriones, además de la infraestructura de primer nivel de nuestro país para los eventos deportivos a gran escala”, remarcó Jim Brown, presidente de la candidatura. Por otro lado, el directivo de alto rango reconoció que la posibilidad de mayor éxito la posee el Mundial de 2031 debido al favoritismo de Australia para el 2027.

Cabe destacar que, para ese año, la Argentina tenía intenciones de planificar el Mundial, aunque en octubre de 2019 Agustín Pichot descartó la posibilidad debido a la crisis económica que aqueja al país.

Agustín Pichot había descartado la posibilidad de que nuestro país organizara el evento. Foto: Palco 23.

Tras un estudio de viabilidad propio de World Rugby, Estados Unidos fue aceptado formalmente en junio de 2021 para exhibir su oferta. Aprovechando la intención del máximo ente rector de este deporte en el mundo de llevar este acontecimiento a nuevas fronteras, USA Rugby arrancó con un arduo trabajo que incluyó finalizar la marca de la campaña de licitación, sondear el apoyo de los fanáticos estadounidenses hacia la misma, coordinar con los funcionarios del gobierno federal, estatal y local y asegurar el interés de las principales áreas metropolitanas para recibir partidos.

Este es otro intento de USA Rugby para impulsar el crecimiento de la disciplina en su territorio y se da tras la fundación de la Major League Rugby (MLR), liga establecida oficialmente en 2017 y reconocida como la única competición profesional allí.

Fernando Senini, 2° B, turno mañana

Haylett-Petty, fullback australiano, le puso fin a su carrera

Haylett-Petty, jugador australiano de rugby de 32 años que se encontraba hace un buen tiempo tratando de superar una conmoción cerebral, anunció que se retirará de las canchas de manera definitiva. Esta situación tuvo sus comienzos poco más de un año atrás, en octubre del 2020, en un encuentro contra los All Blacks donde recibió un golpe en su cabeza.

Por su parte, señaló cómo fue vivir los momentos en los que iniciaba su recuperación: “Desde el primer momento el especialista decía que lo mejor era escuchar a mi cabeza. Incluso si estaba mucho mejor, no he sido capaz de desprenderme de algunos síntomas”.

Poco más de un año de lo sucedido y todavía seguía en la lucha para tratar de superar los síntomas y secuelas que esta conmoción le había provocado en su cabeza, donde intentó volver en varias ocasiones pero se mantenían persistentes los síntomas.

Es por eso que el sábado 6 de noviembre tomó la decisión definitiva de alejarse de las canchas y lo hizo público a través de sus redes sociales. “Después de 14 años, es hora de colgar las botas. No es la forma en que quería terminar. Me hubiera encantado quedarme sin una sola vez más, pero no fue así. El rugby me ha dado mucho y por eso estaré eternamente agradecido. Las experiencias, las oportunidades, los desafíos y las amistades de por vida”, compartió en un posteo.

A su vez, agradeció a todos los clubes que confiaron en él y le brindaron oportunidades, a todos los entrenadores que tuvo, a los compañeros con los que compartió plantel a lo largo de su carrera, a sus padres y a los hinchas que engrandecen el deporte.

A Haylett-Petty le tocó representar a Australia en 38 ocasiones y se transformó en un jugador fundamental en el seleccionado “Wallabie”. Tuvo la oportunidad de anotar 12 tries y disputar la Copa del Mundo 2019.

Para cerrar, a modo de conclusión señaló: «A los 32 años, no es el fin del mundo, sé que algunos chicos han tenido problemas tras su segundo choque en la cabeza, con 21 o 22 años”. También se mostró emocionado y expectante de poder comenzar algo nuevo de ahora en más.

Dante Gallastegui, 2° B, turno mañana