Impacto de la pandemia en la pobreza infantil

En su aniversario número 75, UNICEF dio a conocer que el COVID-19 fue la crisis que más atentó contra los niños, yendo directamente contra todos los avances que anteriormente se habían generado.

Pobreza infantil en su máxima expresión (Imagen: UNICEF)

Se trata de una evaluación más amplia, que no analiza solo la cuestión monetaria sino también los derechos vulnerados en los hogares, por esa razón, difiere del número informado por el INDEC en septiembre, cuando se reportó que la pobreza infantil alcanzaba al 54,3%, lo que afectaba a unos 5,8 millones de chicos.

La cifra presentada por UNICEF se desprende de un análisis elaborado en base a datos del INDEC, en el que se señala que «la pobreza interseccional en el año 2021 afectó al 28,4% de las niñas y niños del país lo que equivale en términos absolutos a más de 3,8 millones de niñas y niños«.

No son condiciones para 3 niños de esta edad (Imagen: Infobae)

Hay que actuar ya para revertir los efectos de la COVID-19 sobre la infancia y la juventud subraya las distintas formas en que la COVID-19 está poniendo en peligro décadas de progreso en cuestiones fundamentales para los niños, como la pobreza, la salud, el acceso a la educación, la nutrición, la protección de la infancia y el bienestar mental. El informe revela también que, casi dos años después de la pandemia, los efectos generalizados de la COVID-19 siguen agravándose, mientras aumenta la pobreza, se arraiga la desigualdad y se ponen en peligro los derechos de los niños en unos niveles que no se habían visto antes”, dicen desde la prensa de UNICEF.

Además, la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore no quería quedarse fuera de la causa. “A lo largo de nuestra historia, UNICEF ha ayudado a crear entornos más saludables y seguros para los niños y niñas de todo el mundo, y hemos obtenido excelentes resultados que han beneficiado a millones. Sin embargo, estos avances están en peligro. La pandemia de COVID-19 constituye la mayor amenaza para el progreso en favor de la infancia a la que nos hemos enfrentado en nuestros 75 años de historia. A medida que aumenta el número de niños y niñas que pasan hambre, no van a la escuela, sufren abusos, viven en la pobreza o se ven obligados a casarse, disminuye la cantidad de niños y niñas que cuentan con acceso a atención de la salud, vacunas, alimentos suficientes y servicios esenciales. En un año en el que deberíamos mirar hacia adelante, estamos retrocediendo”, mencionó.

Según el informe presentado por UNICEF, más de 100 millones de niños están a día de hoy en situación de pobreza, número que creció indudablemente por la pandemia. A lo que la pobreza era en el año 2019, hoy subió un 10%, lo que sería un equivalente a 1,8 niños pobres por segundo desde de marzo de 2020. Esta cifra costará mucho que baje, ya que según ellos: “Incluso en el mejor de los casos, tardaremos entre siete y ocho años en recuperarnos y regresar a la situación en materia de pobreza infantil que había antes de la COVID”.

UNICEF ayudando en plena pandemia (Imagen: UNICEF)

En el año 2020, se estima que alrededor de 23 millones de niños no pudieron recibir las vacunas esenciales para la salud, que en comparación con el 2019, el número es mayor con una amplia diferencia de 4 millones, cifra más alta en los últimos 11 años.

Es claro que la pandemia afectó al mundo entero, empresas tuvieron que cerrar, personas pasaron de tener una vida estable a ser pobres, la moneda se devalúa cada vez más, pero lo que pasa en los niños es preocupante, UNICEF tendrá mucho trabajo.

Fernando Gorosito