Christian Meloni y Florencia Quiñones dieron inicio a un nuevo ciclo en las selecciones juveniles femeninas

El ex entrenador del femenino de Boca, que obtuvo el campeonato profesional de 2019, y la actual jugadora del Xeneize pusieron en marcha los entrenamientos de la selección femenina Sub-17.

Christian Meloni, nominado a mejor entrenador del mundo en 2015 por su trabajo en el futsal de Boca Juniors.

La semana pasada Christian Meloni y Florencia Quiñones firmaron contrato para convertirse en los nuevos entrenadores de las selecciones Sub-15 y Sub-17 femeninas. Meloni asumió como director técnico principal, mientras que Quiñones lo hizo como asistente técnica. Con inmediatez, el miércoles dieron inicio a los primeros entrenamientos de la Sub-17 y oficializaron el comienzo del nuevo ciclo.

El equipo -que tuvo a 20 preseleccionadas- realizó sus prácticas por la tarde en el Predio de Ezeiza. El entrenamiento comenzó con ejercicios en grupos de 4 y 6 integrantes. Más tarde, Quiñones trabajó de forma diferenciada junto a las defensoras, mientras que Meloni lo hizo junto a las mediocampistas y delanteras.

https://twitter.com/Argentina/status/1445812036227719171

Los trabajos continuaron y culminaron el jueves, con una charla táctica y también con la presencia de Germán Portanova, el entrenador de la selección femenina mayor. Su intercambio con las jóvenes fue muy positivo y sirvió como gran motivante para los entrenamientos.

Para las jugadoras esta semana de entrenamiento fue muy importante, ya que durante este 2021 no hubo ni habrá competiciones en los seleccionados juveniles. Tanto el Sudamericano Sub-17 como el Mundial de la misma categoría debían llevarse a cabo el año pasado, pero, con la llegada de la pandemia, ambos se realizarán durante el 2022.

En la categoría femenina Sub-17, Argentina nunca consiguió clasificar a un mundial. Estuvo muy cerca en los años 2008 y 2012, cuando finalizó en el cuarto lugar del Campeonato Sudamericano. Las dos plazas que ofrece este torneo son para el campeón y el subcampeón.

De esta manera, el cuerpo técnico, que lo completan los preparadores físicos Esteban Pizzi y Gabriel Denava, aprovechará la ausencia de las competiciones este año para continuar con la actividad y prepararse de la mejor manera de cara al 2022. La mente está puesta, por supuesto, en llegar a la final del Campeonato Sudamericano del próximo año y obtener la plaza para el mundial.