Fernando Ferrara y la preparación de Las Leoncitas para el Mundial Sub 21

Tras llevar un equipo de emergencia, quedar en quinto lugar en el Panamericano y no haber podido clasificar a la máxima competición, Argentina fue invitada al Mundial de Sudáfrica.

Debido a que las selecciones de Australia y Nueva Zelanda no podrán ingresar al continente africano por restricciones atadas a la pandemia, Argentina, que se ubica en un puesto excepcional en el ranking, fue invitado al máximo torneo, el Mundial Sub 21 a disputarse en Sudáfrica, junto con la selección de Irlanda.

Tras esta decisión, Pirámide Invertida conversó con Fernando Ferrara, ex DT de Lomas y hoy entrenador de Las Leoncitas, para preguntarle sobre todo lo ocurrido, como afectó esto al plantel y que es lo que se viene de cara al Mundial.

-A partir de que no pudieron llevar el equipo titular al Panamericano por contacto estrecho de COVID, y tener que ir con uno de emergencia a disputar la chance de boleto para el Mundial, ¿cómo le cayó esa derrota con Canadá al plantel? Y luego ¿cómo repercutió esta buena noticia que es la invitación al Mundial de parte de la FIH?

-Fue durísimo, porque fue un balde de agua fría terrible. Igualmente es un Sub 21, les explicamos que nadie termina la carrera a los 21 años, y bueno en el peor de los casos, ellas tenían que seguir entrenándose, seguir formándose y mejorar para lo que venga, para tratar de jugar en un seleccionado mayor o en sus clubes y demás. Teníamos ya la esperanza que por posición de ranking estábamos bien, lo que pasó finalmente podía pasar y eso también ayudó, pero siempre con la incertidumbre. No nos dejamos tiempo para pensar demasiado, y dijimos nosotros vamos a seguir para adelante hasta que no se demuestre lo contrario. Las chicas estuvieron bien, se entrenaron allá en sus habitaciones, cuando volvieron acá seguimos entrenando y ahora ya estamos de nuevo, bien focalizados en el Mundial.

-Debido al caso de contacto estrecho y la no participación en el Panamericano ¿Pudieron mantener la intensidad de entrenamientos?

-La mantuvimos y fue con incertidumbre, teníamos que ser pacientes desde el cuerpo técnico en ir viendo que algunas chicas les pegaba más, a otras les pegaba menos entonces no ser exigentes con los rendimientos y si empujarlas, ayudarlas y sostenerlas, estar de cerca. Eso fue lo que tratamos de hacer de parte del cuerpo técnico y la verdad que vimos a las chicas siempre siguiéndonos, motivadas y creían en lo que le estábamos diciendo.

-¿Cómo fue el entrenamiento post aislamiento de COVID y cómo es hoy pensando ya en el Mundial de diciembre?

-Bueno como te digo, volvimos y empezamos a entrenar enseguida y ahora progresivamente, ya arrancamos con tres veces por semana. Después, la semana pasada, que más o menos sabíamos que se podía confirmar la noticia, arrancamos a hacer todos los días un turno a la tarde. Esta semana arrancamos todos los días a la tarde, más dos días a la mañana y ya la semana que viene, vendrán las chicas del Interior. Y bueno la idea es que, de acá hasta el Mundial, todas las semanas de lunes a jueves tengamos el equipo completo con las chicas del Interior. Solo prescindimos de ellas la semana del argentino de selecciones, que las chicas están cada una concentradas con sus equipos, con sus afiliadas para que puedan competir bien en ese torneo.

-¿Qué expectativas hay para el Mundial?

-Y nosotros sabemos que somos un equipo protagonista, sabemos que estamos para dar batalla pero hay que pensar partido a partido porque obviamente todos los partidos son difíciles, tampoco conocemos a los demás equipos, obviamente sabemos que las potencias siempre son Holanda, Alemania y demás. Puede que España, y seguramente puede que haya alguna sorpresa, así que hay que ir cautos, sabiendo que somos protagonistas y pensar partido por partido.

Las últimas campeonas tendrán la chance de defender el campeonato obtenido hace 5 años atrás en Chile y se medirán contra 16 selecciones, la mayoría de alto calibre, como lo son Alemania, Holanda, España, Estados Unidos, Canadá, entre otras. Y lo harán en la North-West University de la ciudad académica de Potchefstroom, a 120 kilómetros de la ciudad más poblada de Sudáfrica, Johannesburgo, del 5 al 16 de diciembre del corriente año.

Rodrigo Zalazar, 2° B, turno mañana