Inseguridad en el Barrio Atalaya: la secuencia de un robo en primera persona

Los vecinos del partido de Moreno, ubicado en la provincia de Buenos Aires, denuncian que estos hechos delictivos se incrementaron con la pandemia. Pirámide Invertida conversó con distintos testigos.

En el Barrio Atalaya, ubicado en el partido de Moreno, en la Zona Oeste de la provincia de Buenos Aires, se han reportado últimamente muchos a mano armada que han suscitado la preocupación de los vecinos. Uno de ellos ocurrió recientemente en un autoservicio conocido de la zona. Pirámide Invertida conversó con las víctimas involucradas y otras víctimas cercanas al barrio, que detallaron el siniestro.

A finales de abril, en el «Autoservicio de Diana», que está ubicado a una cuadra de Ambrosetti al 4000, le entraron al robar en el negocio de su casa y los asaltantes realizaron este acto con armas de fuego. Diana, una de las entrevistadas por Pirámide Invertida, cuenta lo siguiente: “Yo esa tarde había salido de mi casa con mi pareja y mis nenas a hacer las compras. Ya habíamos salido de mi casa y a los 30 minutos aproximadamente recibo un llamado de la novia de mi hermano con una voz preocupada. Me dice que habían entrado a robar con armas de fuego y que antes de irse los ladrones tiraron tiros al aire y atentaron contra la vida de los vecinos».

La dueña del autoservicio presentó la denuncia en la comisaría 7ma de Moreno, ubicada en La Reja, y les brindó los videos que se registraron en las tres cámaras de seguridad del establecimiento desde tres ángulos distintos. La cámara uno apuntaba a la caja; la cámara dos, a la parte de la carnicería, mientras que la cámara tres está ubicada en la puerta del establecimiento.

En la primera se ve cómo uno de los malvivientes amenaza con el arma a la chica que estaba en caja y la obliga a irse afuera del patio, mientras que el cómplice hace arrodillar al vecino que se encontraba comprando en ese momento y lo arrinconan a un costado del negocio para que ellos roben tranquilos. Diana dice que no pudieron robar mucho dinero, dado que esa tarde, cuando ella salió, se llevó todas las ganancias del mes para realizar las compras del almacén, pero si se llevaron aproximadamente 2 mil y 3 mil pesos que se habían dejado en la caja.

En la cámara de la carnicería se ve cómo el hermano de Diana minutos antes se iba para el segundo piso de la casa, e instantes después de darse cuenta del robo, él y otro chico de nombre Arsenio empezaron a tirarle piedras y ladrillos a la cabeza de los ladrones al momento de irse. En la tercera cámara que está en la entrada del autoservicio se ve cómo los dos ladrones llegaban en sus motos y con cascos, los cuales no se quitaron en ningún momento del robo, dado que les servía para cubrirse la cara. Minutos después de que entraron los hombres armados, se ve cómo un niño trata de entrar a comprar, pero al darse cuenta del hecho, sale asustado y se va corriendo.

Al momento de irse se puede ver cómo empiezan a recibir piedras y ladrillos en sus cabezas. Uno de estos ladrillos logra impactar en la cabeza de uno de los ladrones, pero fue neutralizado por el casco. Para evitar recibir nuevos impactos, ambos ladrones disparan al aire para herirlos y también hacia los vecinos que viven frente al comercio.