Vicente de Luise, el Bielsa del Futsal, todo un referente de la especialidad

El rosarino surgido en Newell's dirige hace 9 años las selecciones chilenas de futsal y ha hecho que su nivel suba y sea un conjunto difícil de vencer. "Ojalá quede en la historia del futsal chileno como ha quedado Bielsa en la historia del fútbol", lanzó.

Jugó en Newell’s, luego lo dirigió, fue campeón, eso lo catapultó a la Selección Argentina y, años después, recayó en Chile, le cambió la mentalidad y es muy querido. Todos esos atributos tranquilamente le cabrían a Marcelo Bielsa, pero no es de él a quienes se refieren, sino a Vicente De Luise. «Veco» es un referente del futsal en Argentina y Chile; él fue uno de los primeros directores técnicos que hubo en el país y lo hizo en «La Lepra», el club de sus amores. Además de la albiceleste y «La Roja», dirigió cuatro años en Italia y la selección de Tailandia.

Dirigir a los trasandinos es todo un reto; en Copa América, es la selección que menos partidos jugados tiene y solo en dos ocasiones no cayó (una victoria y un empate). La Liga Sudamericana de Futsal dio muestras del cambio: a pesar de haber salido último, sus dirigidos dieron pelea y fue una verdadera molestia para algunos equipos. Así fue el caso contra Argentina, que en la primera mitad no pudo convertirle y recién en la segunda parte destrabó el partido. En dialogo con Pirámide Invertida, Vicente cuenta cómo llegó a Chile, cómo están de cara a la Copa América que se disputará en tierras trasandinas del 21 al 30 octubre y que siente cuando se lo compara con el «Loco».

– Empezaste a dirigir con 29 años en Newell’s, pero ¿Cómo y cuándo surgió lo de la selección chilena?
Lo de la selección chilena surgió en el año 2009. Yo me volví de Italia y pensé cuál era en el único país sudamericano donde el futsal no había llegado con fuerza y podía aportar. Harold Maynne Nicholls, a quien conocía de FIFA, me contactó y, finalmente, en el año 2010 empezamos a colaborar con Chile en ciclos de dos meses al año y  cuatro en algunos.

– ¿Te ofrecieron un proyecto? ¿Cuál era la idea?
La idea era empezar a desarrollar el futsal. En el 2010 no había nada, solo la intención de empezar. Tuvimos que buscar gimnasios y juntar jugadores que abandonaban el fútbol. En fin, una tarea ardua. No había una liga. Todo por hacer.

– ¿Cuál era el nivel del futsal en Chile cuando llegaste y cómo está ahora?
El nivel era bajísimo; los conjuntos chilenos perdían todos los partidos y algunos por goleadas. Esa era la realidad. Hoy con mucho esfuerzo tenemos una selección adulta que pelea y compite. Nos cuesta sacar resultados, pero hacemos sudar a los adversarios y cada tanto sumamos victorias. Luego de unos años surgió hacernos cargo de las selecciones femeninas también. Ahí tenemos mucho mas por hacer aún.

– ¿Cómo ves a la selección masculina de cara a la Copa América que se va a disputar en Chile ahora en octubre? ¿Cuáles son las expectativas?
Se disputará en Bio Bio, ciudad de Los Angeles. Competirá; ganará o perderá ajustadamente, nadie nos va a pasar por encima, eso ya quedó en el pasado. Ojalá sumemos la mayor cantidad de puntos posibles


– Metiéndonos en el futsal argentino, ¿A qué se debe este crecimiento en los últimos años con las obtenciones del Mundial y Copa Américas y victorias a Brasil, cosa impensada años atrás?
Se debe, básicamente, a que todo el movimiento del futsal argentino ha trabajado mucho en estos años y logró tener torneos bien concebidos, divisiones menores. En fin, es un logro en conjunto de muchos años de trabajo.

– ¿Qué sentís cuando te llaman el Bielsa del Futsal? Los dos de Newell’s, dirigieron Chile y lo hicieron crecer…
Los chilenos del futsal, algunos, andan con esa comparación que es real en cuanto a origen y actividad. Lo demás es una exageración. Ojalá quede en la historia del futsal chileno como ha quedado Bielsa en la historia del fútbol.

 

Joaquín Ginesta Spinelli