Beach handball, un deporte que no para de crecer

Las Kamikazes en acción. Oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2018 y oro recientemente en Rosario.

Argentina es un país que vive  el deporte de una  forma especial. A pesar de que el fútbol encabeza la lista de los más populares, cualquier evento deportivo es capaz de cautivar el interés de la población. En 2018 tuvieron lugar en  Buenos Aires los Juegos Olímpicos de la Juventud, con la llegada de deportistas promesas de todos los continentes y una vez más nuestro país se convirtió en el foco del mundo en relación a lo deportivo.  La inclusión de nuevas disciplinas con la finalidad de lograr la inserción del deporte en este nuevo mundo tecnológico y de llamar la atención de los más jóvenes volvió a este evento mucho más atractivo.

Sin duda alguna, el Beach Handball fue uno de los deportes que más repercusión tuvo: pasó de ser una disciplina casi desconocida al furor de la gente, muchos hacían largas filas con la esperanza de poder ingresar al estadio. Asimismo el buen desempeño de nuestros deportistas en esta categoría  generó aún más interés. Mientras que la selección femenina logró la medalla de  la de oro, la masculina, se quedó con la de bronce. Lucila Balsas, jugadora de la selección campeona en esta disciplina se refirió al apoyo que tuvieron de la gente y a la emoción de ganar en Argentina. “Estuvo buenísimo porque nadie creía que el beach handball iba a tener la repercusión que tuvo. Convocamos demasiada gente y cuando íbamos en camino a la medalla de oro cada vez se sumaban más y más. Es hermoso salir campeón en tu casa porque estás con tu familia, con tus amigos, fuera de lo que es la gente de Argentina que te alienta,  podes compartir el logró con la gente que vos querés”, expresó.

Anteriormente muy poca gente estaban al tanto de la existencia del beach, pero  la visibilidad que se le dio en la competencia generó la expansión del deporte en todas sus facetas. Los Juegos Olímpicos de la Juventud fueron un puntapié inicial para el desarrollo fructífero de este deporte ya que mucha personas, niños y grandes comenzaron a interesarse en esta disciplina y a preguntarse sobre  la posibilidad de practicar este  deporte en nuestro país. En cuanto a esta situación, la joven jugadora comentó: “Los JJOO tuvieron  mucha repercusión  en lo que fue la gente, el mundo deportivo y  el periodismo. En la actualidad  tenemos mucha más atención, las personas son más conscientes de la existencia del  deporte y muchos preguntan donde se puede entrenar”.

Aquello que vino después fue muy positivo para el desarrollo a nivel nacional, por un lado luego del “boom” de este deporte nacieron clínicas, capacitaciones para entrenadores y dirigentes, convocatorias para jóvenes de distintas edades y nuevos torneos. Por el otro, el subsecretario Luis Gustavo Lobo, en representación de  la Subsecretaria de Deportes de la Cuidad de Buenos Aires, firmó un acuerdo con la  Federación Metropolitana de Balonmano (Femebal) en el  cual se hace posible  la utilización de las canchas del parque Sarmiento para la creación de una futura Liga de beach handball.

En un pasado no tan lejano las jugadoras contaban con  escasos materiales, insuficientes espacios para entrenar y muy poco interés en que esto cambie. De esta forma se dificultaba mucho el progreso de esta disciplina, ya que para que  un deporte avance es de vital importancia contar con infraestructura necesaria y con sponsors que  tengan la intención de invertir en las futuras generaciones. En la actualidad esto está en transformación, hay nuevos inversores y  proyectos para la creación de nuevos lugares de juego. En relación a este asunto Balsas expresó: “A partir del año pasado comenzaron a nacer nuevos planes, la principal idea es que se construya una cancha por municipio para poder de esta forma arrancar una liga competitiva en la que participen distintos equipos de Buenos Aires”

Por último, en cuanto a las competiciones, hace tan solo un par de semanas se disputó el Sudamericano de playa, ni más ni menos que en la ciudad de Rosario. El Beach handball fue uno de los tantos deportes de la nómina y una vez mas no pasó desapercibido. «Las Kamikazes» (la selección mayor femenina) lograron  por primera vez  en la historia  ganar  la medalla de oro al superar a Brasil, último campeón mundial en esta especialidad. En los próximos meses nuestra selección participará del Panamericano en Rio de Janeiro, que es clasificatorio a los primeros Juegos Mundiales en San Diego en el mes de octubre.

Pilar Misenti, Segundo A, turno tarde.