Paritarias docentes: Nueva reunión entre el gobierno y los gremios

En la ya extensa puja por el salario los gremios docentes piden un 30% de aumento luego del rechazo del 16,7% en la última reunión, en julio. El jueves 23 de agosto será el primer encuentro después de la muerte del docente y un ayudante tras la explosión en Moreno.

La gobernadora María Eugenia Vidal envió el pasado jueves 16 de agosto a los sindicatos docentes las citaciones para una reunión paritaria a realizarse en siete días en el Ministerio de Economía. Será un nuevo encuentro en el que la paritaria docente deberá aceptar o declinar la propuesta provincial en una negociación que ya lleva siete meses.

Desde el gobierno, ya han realizado ocho ofrecimientos a los gremios docentes y este encuentro será el 19º, que tendrá un condimento extra: será el primero luego de la explosión en la Primaria Nº49 de Moreno donde perdieron la vida Sandra Calamano, la vicedirectora, y Rubén Orlando Rodríguez, auxiliar no docente. Esto llevó a que el foco de atención se centre en las condiciones en las que se encuentran las escuelas públicas de la Provincia de Buenos Aires. Recordemos que María Eugenia Vidal asumió en la Provincia de Buenos Aires con la promesa de renovación luego de 28 años de gobiernos peronistas. En el partido de Moreno, desde el día de la explosión el 2 de agosto, todas las escuelas públicas están sin clases.

Vidal, por decreto, propuso cinco adelantos a cuenta del aumento unilateral que en los primeros cinco meses del año fueron por un 15% semestral, más presentismo que se paga de forma trimestral y el pago de presentismo 2017 por 4500 pesos. La última reunión paritaria, el 23 de julio, el gobierno ofreció un aumento del 16.7% para ese mes y que se vuelva a negociar en agosto. Por su parte, los sindicatos piden una suba del 30% por lo que rechazaron la oferta. Mientras tanto, en el sector privado se firmaron acuerdos paritarios con una pauta de 25% de aumento de sueldos a los docentes. Esta mejora que otorgaba el gobierno se componía de 15% de aumento de ese mes más 1,7% en concepto de material didáctico.

La resolución firmada por el titular de la Dirección General de Cultura y Educación, Gabriel Sánchez Zinny y el ministro de Economía, Hernán Lacunza, otorga un “pago remunerativo por persona, pagadero en el mes de julio de 2018, en carácter de anticipo, a cuenta del aumento que se acuerde para el mes de junio”. En ese sentido, el valor del mismo asciende a los $1.625 netos de aportes asistenciales y previsionales para los agentes de escala salarial de diciembre de 2017 hubieran percibido en el mes de junio de 2018, una remuneración por la totalidad de sus cargos, inferior o igual a $15.000. Sobre este esquema, quienes en diciembre pasado recibieron entre 15 y 20 mil pesos, percibirán un incremento de $2.437,50. Para el orden de los 20 y 30 mil, el incremento llegó a $3.250, mientras que para quienes ganan más de 30 mil, el aumento fue de $4062,50 netos.

Carlos De Feo, Secretario General del gremio que engloba a los docentes universitarios y preuniversitarios, explicó el resultado de la reunión por paritarias, y que rechazaron la oferta porque les ofrecieron un aumento de sueldo en cuotas. De Feo relató que el resultado de la última reunión era lo esperable. ”No mejoraron ni siquiera el 15%, la única propuesta que hizo el gobierno a CONADU es adelantar un mes una cuota, la última estaba planteada a cobrarse en enero y la adelantaron un par de meses a cobrarse en  noviembre pero la cuenta final, el 15% no cambió, por lo tanto no cumple con el pedido principal de los trabajadores”, manifestó. Además agregó: “Cuando le rechazamos esto, hicieron un cuarto intermedio, y volvieron con la propuesta de darnos un adelanto del 5,8% en el mes de agosto. Este 5,8%, sumado al 5% que ya dieron, es el 11,8%, que es la inflación de marzo. La paritaria nuestra terminó en febrero, o sea que marzo, abril, mayo, junio, cubriría la inflación de esos cuatro meses. Pero el problema que tenía esto es que la cuenta final sigue siendo la misma  y nosotros tampoco estábamos dispuestos a firmar nada que no fuese un aumento salarial real y que nos condicione las estrategias del plan de lucha”.

Ahora, con el informe oficial de la inflación de julio al 3,1% y el dólar pasando los $30, la demanda quedó instalada en el 30% de suba salarial y cláusula gatillo de revisión. Además, los docentes se pronuncian en contra del recorte presupuestario a las Universidades públicas, contra el retraso en el envío de fondos de funcionamiento de las casas de estudio y demandan un aumento del presupuesto universitario en una huelga que fue iniciada la semana pasada.

 

Luca Agnoletti