Del Potro, de aquella maldita muñeca a este ranking que ilusiona

El tandilense dejó las lesiones atrás y volvió a codearse con los grandes. El US Open es su torneo favorito y sueña con repetir la gloria conseguida en 2009

Télam 17/03/2018 Indian Wells, Estados Unido: Juan Martín del Potro festeja el triunfo donde derrotó hoy al canadiense Milos Raonic por 6-2 y 6-3 y mañana jugará contra el suizo Roger Federer, número 1 del mundo y máximo favorito al título, la final del Masters 1000 de Indian Wells, en Estados Unidos. Foto: Kevork Djansezian/AFP

Si algo puede definir esta historia es la constancia de un deportista que logra superar obstáculos y luchar por sus sueños. Juan Martin del Potro es considerado para muchos el tenista argentino más importante después de Guillermo Vilas.

Su nombre empezó a tomar fuerza en el mundo tenístico cuando en 2008 ganó sus primeros cuatro torneos ATP y cumplió un gran papel en el US Open, donde cayó en cuartos de final ante un excelso Andy Murray.

La primera gran bisagra de su carrera fue justamente en el Grand Slam estadounidense: en 2009 le ganó una final histórica a Roger Federer en 5 sets y gritó campeón con tan solo 20 años.

Juan Martín del Potro campeón del US Open 2009.

Todo parecía que marchaba perfectamente hasta que una molestia en la muñeca izquierda lo haría tener que ir al quirófano, esto lo apartó de las canchas hasta finales de 2010 y no lo dejó ir por la defensa del US Open.

El primer resurgir del tandilense llegó en 2011 y 2012. Fue un regreso prolífero, consiguiendo otra vez estar en el Top 10 y ganando por primera vez una medalla Olímpica después de vencer a Novak Djokovic para colgarse el Bronce y subirse al podio de Londres 2012 junto a Federer y Murray.

En esos años, decidió no jugar la Copa Davis, cuestión que causó mucha controversia en Argentina debido a que prefería prevalecer su carrera personal y dejar en un segundo plano la idea de defender los colores de su país.

El 2014 tendría un comienzo agridulce para la torre de Tandil, ya que llegaría al puesto 4 de la clasificación mundial del ranking ATP, pero al mismo tiempo se resintió de la lesión en la muñeca izquierda y tuvo que detener su marcha hasta comienzos del 2015.

Su vuelta al tenis fue en Delray Beach, un torneo conocido por él y al que tiene aprecio debido a su participación victoriosa en 2011 cuando volvió de su primera lesión. En esta ocasión debió ser invitado al torneo debido a su bajísima posición en el ranking: era 1042° del mundo.

Tal vez el 3 de febrero de 2016 comenzó la remontada de Juan Martín. Delray Beach fue el escenario y el tenista argentino no defraudó con su vuelta. Su primer rival fue Denis Kudla a quien superó por 6-1 y 6-4. Luego de eso, siguió avanzando de fases cómodamente y recuperando su nivel de juego hasta que se enfrentó con Sam Querrey. Esl estadounidense lo derrotó en un ajustado match por 7-5 y 7-5 y frenó las ilusiones del argentino.

Más allá de perder en semifinales, retomó confianza con su muñeca y con su juego. Después de meses y de un paso frustrado por Indian Wells, el mejor jugador argentino logró representar al país en los JJOO Rio 2016 debido al recurso del ranking protegido ya que en ese momento era 274° del mundo.

Fue otro gran paso hacia adelante: consiguió la medalla de plata y venció a rivales de primer nivel como Novak Djokovic y Rafael Nadal. Ese gran tenista que alguna vez supo ser estaba de vuelta y tenía mucho camino para recorrer.

https://twitter.com/delpotrojuan/status/764585350081679360?s=08

El trofeo inmediato y que necesitaba fue Estocolmo. Venció al poderoso John Isner por 6-4/7-6 y se consagró campeón. A partir de ahí, todas fueron buenas noticias para Delpo. En noviembre volvió a representar al equipo argentino en la Copa Davis y gritó campeón junto a sus compañeros por primera vez en la historia.

https://twitter.com/delpotrojuan/status/803071509677953025?s=08

Después de un 2016 exitoso, llegó el año de la reestructuración. Ya con la tranquilidad de haber vuelto a las canchas y pensando seriamente qué torneos jugar, se dedicó a no exigirse demasiado. En los Grand Slam no llegó a fases decisivas pero le sirvió para recuperarse desde el juego. Solamente hubo una excepción en su torneo favorito, el Us Open. Allí tuvo su mejor performance después de eliminar al gran Roger Federer en cuartos 7-5, 3-6, 7-6 y 6-4 en 2 horas y 50 minutos. Pero finalmente, Rafael Nadal en semifinales le puso fin a su sueño.

Con el pasar de estos años, su juego y su ranking seguía mejorando. Ahora en este 2018 debía seguir acercándose por lo menos al top 10 y lo consiguió. Su paso por el Australian Open no fue para nada bueno -perdió en tercera ronda-, pero luego tuvo recompensa. Llegó su primer Masters 1000 luego de vencer a Roger Federer en un partido increíble y lleno de emociones en Indian Wells.

https://twitter.com/delpotrojuan/status/975561781736366080?s=08

A Roland Garros llegaba con lo justo después de un desgarro. Quiso participar igual pero no tuvo éxito ya que su físico no le respondía correctamente. A pesar de esto, llegó hasta cuartos contra un Rafael Nadal intratable que lo eliminó por 6-4, 6-1, 6-2. Aunque perdió, consiguió saltar al puesto número 4 del ranking.

Fue la hora de Wimbledon pero aquí el verdugo de siempre aparecería. Rafa, nuevamente, eliminaría al tandilense en un partido más ajustado que el de Roland Garros pero con el mismo final.

https://twitter.com/delpotrojuan/status/1014182562531602432?s=08

El último torneo que disputó hasta la antesala del Us Open fue en Cincinnati. Comenzó brillando y levantando como siempre a su público querido hasta que después de vencer a Kyrgios, sólo unas horas más tarde, tuvo que enfrentarse ante David Goffin. Con un cansancio notorio y una molestia de muñeca que comenzaba a aparecer, Juan Martín se despidió del Masters 1000 perdiendo 7-6 y 7-6. Pero al menos le alcanzó para llegar al podio del ranking. Por primera vez en su vida Delpo es número 3 del mundo.

Después de tantas idas y vueltas con muchas lesiones se prepara con todo para jugar su torneo favorito. En Nueva York sueña con poder alcanzar la gloria como en 2009