Disminuyen los casos de bullying en las escuelas de CABA

El Ministerio de Educación e Innovacion de la ciudad de Buenos Aires reveló que de 2016 a 2017 se redujeron hasta un 72% los casos de bullying en las escuelas

Un estudio realizado por el Ministerio de Educación e Innovación de la Ciudad de Buenos Aires reveló que la convivencia escolar entre alumnos en primaria y secundaria mejoró, ya que mostró una disminución en casos de violencia, agresiones y/u hostigamientos entre pares de un 72%  entre 2016 y 2017.

Desde el Ministerio de Educación e Innovación afirman que esto no sucedió porque sí y que fue gracias a un nuevo método de trabajo en las escuelas implementado desde 2016, por el cual los profesores tienen reuniones periódicas con sus alumnos para solucionar problemas dentro del aula, además hacen convenios de convivencia, que al final forman parte del reglamento escolar. De esta manera está consensuado por los alumnos y los maestros. También aseguran que es por el implemento de “Los facilitadores de la convivencia escolar”, docentes capacitados especialmente para justamente mejorar la convivencia. En 2016 empezaron a capacitar a profesores de 32 escuelas de Capital Federal, en 2017 sumaron a 88 escuelas y este año buscan sumar 170 para que en 2019 todas las escuelas del distrito sean parte de este proyecto.

Los números oficiales que muestran que en primaria en 2016 hubo 2108 casos de violencia y debido a la nueva forma de trabajar en 2017 disminuyo a 585 casos (72%) y en secundaria fueron 1130 los casos en 2016, que en 2017 se redujo a 552 (52%). Otros números oficiales que aparecen en el informe son la cantidad de escuelas primarias con facilitadores y al número de escuelas al que desean llegar el año que viene, 457, que es el total de escuelas primarias del distrito de Capital Federal.

Sin embargo, otro estudio realizado por el Gobierno de la Ciudad dice que 6 de cada 10 chicos de quinto año de la secundaria y de sexto grado de primaria vieron o fueron testigos de bullying u otros casos de violencia, ya sea verbal o física. Estos datos salen de las pruebas “Aprender” del año pasado. Este dato contradice un poco las cifras del estudio que dice que  disminuyeron los casos de violencia u hostigamiento entre alumnos desde el 2016.

En una breve entrevista con Betiana, una estudiante de profesorado de educación en nivel inicial, nos contó sobre la preparación y diferentes aspectos al cual debe enfrentar el docente de todos los niveles.

– ¿Qué tipo de ayuda o materia se estudia para los diferentes casos de acoso escolar o “bullying”?

A lo largo de mis estudios sólo cursé una materia en la cual era planteado muy por arriba el tema del bullying, simplemente unos textos sobre psicología y nada más, muchas veces debemos enfrentar solos a estos problemas.

¿Te parece que ayudan estos tipos de cursos que brinda el Gobierno de la Ciudad en los cuales se ayuda e interioriza al docente con este tema?

Sí, y mucho. Como dije antes, como docentes debemos enfrentarnos solos a estos conflictos simplemente con la teoría que leímos en libros, en estos cursos quizás se pueda poner en practica y aprender un poco más a tratar a los chicos, tanto victimas como victimarios.

– ¿Creés que las estadísticas en las pruebas “Aprender” sirven para enfrentar esta problemática?

No tanto como parece, el saber la cantidad de chicos que sufren o han visto situaciones de bullying puede tomarse para saber dónde trabajar, como grados, cursos, pero para profundizar más en esto debemos encontrar la manera de saber quiénes son para ayudar aún más.

Según dichas encuestas los casos aumentan en sexto grado del primario y en el ultimo de secundaria, ¿a qué crees que se debe esto?

Cuando son chicos suelen ser más crueles debido a su sinceridad pero no llegan a hacer el abuso ya que no tienen tanta noción de lo que hacen o dicen, al ser más grandes son más conscientes y empiezan a fijarse más en eso que ellos creen que son defectos, comienzan las bromas y demás que llevan a cometer estos abusos, en la mayoría no miden lo que hacen o dicen y en que pueden afectar.

Iván Perchik