Se viene el Centro de Transbordo Pacífico

Cómo será la obra, ya avanzada, que permitirá desde finales de noviembre la interconexión de varios servicios en un nudo clave de la Capital

La obra del Centro de Transbordo Pacífico, que cuenta con la dirección del Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte, se puso en marcha en agosto de este año a cargo de INVEGIAL S.A, y se realiza íntegramente sobre la avenida Santa Fe, entre las calles Justiniano Carranza y Thames, lo que equivale a 1100 metros de extensión.

El nuevo transbordo contará con cuatro carriles, dos en cada sentido, exclusivos para las 22 líneas de colectivos que circulan por esta avenida, y con 12 paradores con asientos, con el fin que sea menos molesta la espera del transporte, con cestos para los residuos, iluminación nocturna y rampas de acceso para los ciudadanos con movilidad reducida. Se estima que serán 375 los servicios por hora, a un promedio de 6 por minuto. Es una obra de vital importancia ya que el 60% de los viajes que se hacen en esta zona se realizan sobre este medio.

Los colectivos que circulan por esta zona son las líneas 10, 12, 15, 29, 39, 41, 55, 57, 59, 60, 64, 67, 68, 93, 95, 108, 111, 118, 152, 160, 161 y 194.

Además, habrá otras seis vías, tres en cada sentido, para el resto del tránsito y dársenas para que sea más sencillo el trabajo de camiones de caudales, y la carga y/o descarga de mercaderías, sin que obstruyan el paso de los peatones.

Un punto a favor es que, al ubicarse las paradas de colectivos en las estaciones centrales, los transeúntes dispondrán de mayor espacio para caminar y los frentistas encontrarán una mejora en la operación de sus comercios.

Esto no sólo conectará a los principales medios de transportes como el tren San Martín (estación Palermo) y Mitre (estación Carranza), Subte D (estaciones Carranza, Palermo y Plaza Italia), EcoBici y Metrobús norte y Juan B. Justo, sino que también con tres de los primordiales centros turísticos, como el Jardín Botánico, el predio de La Rural y el Ecoparque.

Lo que se busca es ahorrarles tiempo a los 120.000 ciudadanos que circulan por esta zona en el día, ya sea a través de la reorganización del tránsito de la avenida o la movilidad entre colectivo, subte y tren, además de ofrecerles mayor comodidad y seguridad.

Uno de los cambios que hubo fue que más de 40 libreros de esta región debieron mudarse y se instalaron en la plazoleta ubicada entre Darregueyra y Uriarte, que se extiende hasta Uriarte y Thames, lo que respecta una mudanza de 100 metros con respecto a su anterior colocación, todo esto organizado por “Ferias y Mercados, Regeneración Urbana y los delegados de los libreros”. Sus nuevos puestos tienen un alto de 2,40 metros, un ancho de 1,60 metros y un largo de 2,55 metros, y cuentan con un cartel con el nombre y número asignado a cada uno. Lo que hace que dichas tiendas sean más pequeñas que las que tenían anteriormente. Asimismo, para que haya un mayor movimiento de visitantes a estas librerías, se colocarán bancos y espacios donde se pueda leer, una mayor iluminación y la mejora del mobiliario.

El costo de este proyecto es de $ 102.023.691,41, de los cuales $ 71.823.847,51 son para la empresa constructora.

La idea es que la obra esté terminada finales de noviembre, luego de cuatro meses de trabajo.

Por Pablo Burgueño, Pedro Doherty, Agustín Romio y Franco Villagra