Las ferias, una usina de entretenimiento y cultura

En la Ciudad, como eco de una tendencia mundial, proliferan las muestras de todo tipo; un calendario variado, que también sirve para activar las economías

Las primeras ferias en la historia fueron realizadas por primera vez en Londres, para mostrar la innovación y el surgimiento tecnológico aproximadamente en 1800. Desde entonces se han reproducido a lo largo de los años alrededor del mundo y Argentina no fue la excepción: ferias de comidas, de cine, de música, de cultura y de arte.

En los últimos años, han crecido en la Ciudad de Buenos Aires las distintas muestras culturales y de interés general.  Algunos de los últimos ejemplos son Bodies Human, la Feria Internacional del Libro, Masticar, De las Naciones, y otras tantas no tan conocidas por el público en general, pero sí muy visitadas, porque no sólo crecen las exposiciones, sino también los visitantes y las ventas. Según fuentes oficiales, la concurrencia aumenta año tras año, y las ventas, por otra parte, también muestran un incremento progresivo.

El uso y oficio de las ferias fue variando y más que una experiencia de propuestas se ha convertido en una forma diferente de mantener las tradiciones y ampliar el recortado concepto cultural de la sociedad actual, inmersa en un mundo poco abierto a grandes propuestas que simplemente se vuelven invisibles o no se perciben.

Exposiciones caninas, equinas o silvestres hasta ferias de tatuadores y modas, pasando por la feria del libro o la feria Internacional de turismo de Latinoamérica; lo cierto es que los amantes de la curiosidad poseen durante todo el año un gran abanico de posibles muestras, que si bien no son en su totalidad gratuitas, ofrecen descuentos de todo tipo.

El año arrancó con la reconocida mundialmente exposición Bodies Human, donde se puede apreciar el cuerpo humano y aprender cómo funciona; siguió con la Expo Tatoo Show, por la que pasan los mejores tatuadores. Más tarde, la muestra de Nuestros perros, seguida de una exhibición ecuestre, hacen disfrutar a los amantes de los animales.

Posteriormente llegó la Feria Internacional del Libro, que al terminar su 42º edición se consagró como la feria con mayor éxito, con 1 millón de personas asistiendo de promedio anual.

A  mitad de año llega una tradición: «La Rural», en la que los simpatizantes de las actividades del campo puedan ver y conocer sobre su actualidad. Siguiendo con las exposiciones aparece “Vinos y Bodegas”, ideal para los que gustan del buen vino. Los apasionados de la tecnología no se quedan afuera, ya que cuentan con “Expointernet” para estar enterados de lo último en dicha materia. Cierran el año dos grandes muestras como la Feria Internacional de Turismo de América Latina y la Feria COAS de las Naciones.

Este año se presentarán por primera vez dos nuevas exposiciones: por un lado, BA Food Fest, un festival gourmet, del 13 al 16 de octubre, y por el otro lado Expo del Fútbol, del 20 al 23 de octubre, donde se llevará a cabo el 1er congreso de fútbol Argentina 2016.