Las mujeres juegan y ahora también se animan al arbitraje

Tan solo en el año 2019 se sumaron un total de casi 150 mujeres formadas cómo árbitro en todo el país

Las nuevas integrantes del plantel de arbitras de la UAR

El rugby es un deporte comúnmente asociado a los hombres, pero esto no impide que las mujeres lo disfruten, lo practiquen y hasta lo dirijan. Y esto último no es nada nuevo, ya que desde el año 2002 que se disputan partidos oficiales por mujeres, que aunque hoy por hoy son la minoría, no dejan de crecer en gran medida.

Tal es el caso de los números obtenidos en el año 2019: fueron casi 150 las nuevas mujeres formadas y capacitadas para dirigir partidos de rugby a lo largo y ancho de todo el país. Esto representa un crecimiento enorme en cuanto a los números de los años anteriores

«El año pasado, en una capacitación de World Rugby en Sudáfrica, mostraron un gráfico de la evolución del deporte en la rama femenina en cada continente. Me vine en shock: todos mostraban una evolución mientras Sudamérica tenía -7%. Ese dato me marcó y me movilizó», relata Laureana Pappaterra, la primera mujer en dirigir un partido de rugby en Argentina y en todo Sudamérica.

Laureana Pappaterra dirigiendo un partido de rugby masculinoHoy ella junto a su equipo de trabajo se encargan de dar acompañamientos mediante las redes sociales con el afán de ver crecer y ayudar a toda la rama del arbitraje y todo el rugby femenino.

Luego de tanto trabajo, todo está dando sus primeros frutos, esta semana se dieron a conocer a las cuatro nuevas seleccionadas por la UAR para integrar el plantel estable de árbitras de la Unión Argentina de Rugby. Ellas son Viviana Garat, Brenda Camacho, Nadia Ferenz y Nerea Livoni.

Todas ellas con un recorrido muy parecido, antes de pensar en el arbitraje pasaron por el rol de jugadoras y hasta dos de ellas supieron ser capitanas de sus respectivos equipos (Livoni y Ferenz), pero luego por interés propio realizaron el curso de la UAR hasta finalmente llegar a lo que lograron actualmente, comenzando con partidos de menores categorías hasta finalmente alcanzar el nivel de rugby de 15.

Santiago Bas, 2° B, turno mañana