Otro local prohíbe el ingreso a políticos en Santa Fe

La determinación la tomó el propietario del local Bilbao en Santa Fe por el cierre de las actividades comerciales que rigen desde el sábado pasado y que terminarán dentro de 14 días. 

El local Bilbao tomó una polémica decisión

El reconocido bar Bilbao tomó la decisión de no permitir el ingreso a políticos, tras el enojo de su dueño por no permitir el funcionamientos de locales gastronómicos.

Con el decreto 954/20, firmado por el gobernador de Santa Fe Omar Perotti, los bares y restaurantes ubicados en la zona céntrica permanecen cerrados y solo tienen permitido trabajan mediante delivery hasta las 24 y servicio para llevar hasta las 22. 

Bilbao es una empresa con tres locales, uno en el microcentro y los restantes en el barrio Candioti. El dueño, Ignacio Preti mostró su disconformidad a través de sus redes sociales  sobre la resolución que se dispuso generada por la pandemia en esa capital.

Para dejar más clara su posición, le concedió una entrevista al diario La Nación en la que argumentó: “Desde la autoridad que me otorga haberme convertido en una de las banderas del sector, sentí que era necesario exponer el enojo de todo el sector tras una nueva fase de restricciones”

Por otra parte, planteó un panorama difícil para el sector gastronómico con este nuevo anuncio: «Puede terminar de sepultar a un sector que viene muy castigado por la cuarentena».

¿Quién es Ignacio Preti?

A sus 38 años tiene cuatro locales: Bilbao, Yucca, Bowie y Braseria Ovidio. Su incursión en la  gastronomía empezó en el año 2001 como mozo. Luego de finalizar la secundaria no tenía ganas de estudiar nada pero los padres le pidieron que se ponga a trabajar. Tanto es así, que su padre le consiguió un trabajo como mozo en el Sanatorio Santa Fe en el cual estuvo en la barra durante 4 años.

A los 22 años inició un emprendimiento con su hermana que duró un par de años y en el 2007 se fue a España, más precisamente, a Bilbao. Uno de sus socios actuales ya estaba viviendo allá. Ahí ofició en un bar de copas: una barra grande donde se vendía únicamente alcohol y algo de café. En este lugar conoció distintas marcas de vodka, gin y whisky. Duró dos años a diferencia de su socio que estuvo siete años. Cuando su socio Maximiliano volvió a Santa Fe en el 2013 pusieron Bowie con una apariencia similar al lugar donde trabajó en España. A partir de ahí no paró con la apertura de locales gastronómicos. A diferencia de otros empresarios de este rubro a Preti le interesa el decorado de sus negocios y el innovar constantemente. Es por este motivo que trata de viajar una vez por año a Nueva York o Europa para ir viendo qué es lo que se está usando. Desde una copa, un vaso, una silla o la estética de un lugar. Más allá de sus viajes también busca la ayuda profesional del arquitecto Matias Silvero.

No es el primer caso en el país

En Bariloche José Sojo, empresario de Café Delirante, había adoptado la misma metodología con la restricción a la atención de políticos y funcionarios jerárquicos. Aunque con una excepción sobre aquellos que donarán un 25% de su salario. 

infobae-image

En una entrevista con Diario Rio Negro, Sojo entendía que las medidas restrictivas tenían sentido por el avance de los casos pero que el sector político no compartía los sacrificios del sector privado: “Yo no soy antipolítico ni anticuarentena. No estoy contra de las restricciones, pero entiendo que si vamos a salir todos de esto, vamos a compartir todos el costo. Es un tema de legitimidad”

infobae-image