El dinero del PSG no fue suficiente para detener el poderío alemán

El conjunto alemàn levantò su sexta Champions League tras derrotar al equipo parisino por 1 a 0 con gol de Coman.

El pasado domingo se celebró la final de la competencia más importante a nivel de clubes en el viejo continente, y el resultado fue el esperado. El Bayern Munich se impuso en el duelo ante el PSG, quitándole la posibilidad de obtener la tan preciada copa por primera vez y anotar su nombre en una curiosa tradición.

Sucede que a lo largo de la historia de este torneo, tres equipos consiguieron su primera corona derrotando al gigante alemán. Se trata del Aston Villa, que lo consiguió en 1982, su único galardón en la historia. Cinco años más tarde, el trofeo lo levantaría el Porto, aún bajo el nombre de Copa de Europa. El último de ellos es quizás el más fácil de recordar, ya que se trató de una de las pocas ediciones que se definió desde el punto de penal y es precisamente la final del año 2012 frente al Chelsea, en el mismísimo Allianz Arena donde el Bayern hace las veces de local.

Parece ser que todo el dinero invertido por Nasser Al-Khelaifi no fue suficiente para asegurarse el título más buscado por el cuadro parisino, y el equipo bávaro se encargó de recordarle que los millones y millones invertidos en los mejores jugadores del mundo no son suficientes si no hay unión a la hora de disputar un partido de esta magnitud.

El consuelo que tienen los dirigidos por Thomas Tuchel es la experiencia de esta primera oportunidad en el escenario principal del torneo. La próxima temporada el Paris Saint Germain se verá obligado a tener un rendimiento similar, ya que actualmente su liga no parece representar un gran desafío futbolístico.

Luego de la conquista de su sexta competencia europea, el Bayern Munich se convirtió en el tercer club con más Champions League empatado con el Liverpool y por detrás del Real Madrid y Milan.

Matias Angrisani, 2do. B TT.