El protocolo de la AFA para la vuelta del fútbol

El documento fue dirigido a Ginés González García; ahora, esperan el OK de las autoridades para arrancar con los entrenamientos

La Asociación del Fútbol Argentino le envió una carta firmada al Ministerio de Salud con un protocolo que envolvería la vuelta de los entrenamientos de los equipos argentinos. El ministro Ginés González García fue el destinatario de dicho documento firmado por Claudio Tapia, y quien evaluará si están dadas las condiciones para aprobar la vuelta del fútbol a nuestro país.

El texto se basa principalmente en ejes como el distanciamiento y la higiene, asegurando que no haya más de seis personas en un grupo de entrenamiento y que estos sean responsables del cuidado con el lavado de manos y desinfección personal; el seguimiento mediante testeos de los jugadores y cuerpo técnico, que no estarán a cargo de los médicos del club, sino por parte de entidades capacitadas. Además, aseguran que se realizarán análisis 72 horas antes del regreso y también en las primeras sesiones de entrenamientos, llevándolo a cabo semanalmente y persona por persona, no de a grupos, así se logra una efectiva precaución para el desarrollo de la actividad en las instalaciones deportivas.

Hay algo que el protocolo no menciona pero que sí es calculable: el presupuesto para llevar a cabo los testeos a todas las personas que estén involucradas en la vuelta de las prácticas deportivas. Aunque la AFA había mencionado que apoyaría económicamente a los clubes con ciertos requisitos, así como también la Conmebol hace unos meses destinó cierto monto de dinero calculado entre los seis millones de dólares para asistir entre las asociaciones, se habla aproximadamente de unos 750.000 mensualmente.

Según afirman allegados a estas reuniones, hay grandes posibilidades para que el mes de agosto sea el elegido para efectuar lo propuesto en este protocolo. En la próxima semana habrá una reunión de Tapia y Tinelli con el ministro Ginés García y Matías Lammens, de la cartera de Deporte y Turismo: todo indica que la causa tendrá un gran avance y hasta tenga posibles confirmaciones.

“Es fundamental entender que sólo se podrá jugar al fútbol cuando los beneficios para la salud, la sociedad y la economía superen los riesgos de la enfermedad, al tiempo que se garantice la seguridad de los deportistas, personal específico, árbitros, público aficionado y de la sociedad en general”, declaró el ministro de Salud. Y aunque todavía no hay nada pactado sobre la mesa y la incertidumbre siga siendo parte cuando se habla de este tema, las reuniones avanzan, aparecen los protocolos y  el fútbol argentino parece estar cada vez más cerca de su regreso.

Franco Torres