Black Lives ¿Matter?

El movimiento americano que lucha contra el racismo desde 2013 volvió a ser protagonista luego de la muerte de George Floyd, provocada por un oficial de la policía.

 

“No puedo respirar” “Ellos van a matarme”, fueron algunas de las frases dichas por George Floyd antes de ser asesinado en manos del oficial Derek Chauvin. Año 2020, plena pandemia y una nueva muerte por racismo para sumar a la extensa lista de Estados Unidos. La única diferencia fue que la gente dijo basta. EE.UU. fue siempre conocido por ser de los países que mas racismo posee. Todo se remonta a la época de la esclavitud donde las personas afroamericanas eran sometidas a la esclavización solo porque poseían “más fuerza corporal” que los blancos. Desde ahí se creó el sentimiento de inferioridad y superioridad que sigue predominando hasta el día de hoy.

25 de mayo en Minneapolis. Un arrestó por falsificación de dinero fue el causante de esa tragedia; o un simple arresto a una persona negra, depende como se lo quiera mirar. “Mi estómago duele” “Mi pecho duele”, siguió diciendo George mientras que Derek, sin culpa alguna, seguía asfixiándolo. Su muerte desencadenó que, el movimiento creado en 2013 por la muerte de Trayvon Martin en Florida, regresara. Black Lives Matter. Las vidas negras también importan. Tres simples palabras que resuenan en la cabeza de todos cuando no debería. Fue tanto el shock generado, que la gente logró salir a manifestarse por todo Estados Unidos a pesar de tener un virus que los acecha cada día más. Fue tanta la repercusión de esta muerte, que otros países decidieron unirse a la causa y decir basta.

Creemos ser una sociedad evolucionada cuando siguen sucediendo cosas de 50 años atrás. Nos enfocamos tanto en querer a la gente de nuestra misma raza y nos olvidamos de que así solo dejamos espacio para la discriminación. Nos asustamos por una pandemia, pero no nos damos cuenta de que el verdadero virus somos nosotros, las personas. Necesitamos de una muerte para darnos cuenta de todo el odio con el que convivimos diariamente. Vemos como algo normal ver a una persona afroamericana ser maltratada por un policía o por cualquier persona blanca. Nos enfocamos tanto en nosotros que nos olvidamos de lo que pasa alrededor.

 

Manifestantes de Minneapolis recreando en la marcha como fue el asesinato a George Floyd.

Black Lives Matter generó una unión. Si bien las marchas fueron predominadas por gente negra, en esos días dejó de importar el color de piel, la nacionalidad o la sexualidad. Todos se unieron por un mismo objetivo: buscar justicia y tratar de detener el racismo de una vez por todas. Porque si hay algo que dejó esta muerte fue ese sentimiento de decir no se puede vivir más de esta manera. Sirvió para abrir los ojos de personas que no se daban cuenta de las atrocidades que sucedían a su alrededor. George Floyd fue el principio de un cambió que va a tardar años en concretarse. Pero su muerte no fue en vano, en cambio significó el comienzo de algo histórico. Todas las vidas valen, de eso estamos seguros, pero entonces ¿Por qué se asesina a gente solo por tener un color distinto, si esa vida vale igual que la tuya o la mía?

 

                                                                                                                   

                                                                                                          Julieta Natalutti. 2°A TM.