Sebastián Villa, protagonista de un acto de violencia

Escándalo más allá de Boca: la pareja del delantero colombiano lo denunció públicamente a través de su cuenta de Instagram y aseguró que recibe amenazas

Sebastián Villa, delantero de Boca Juniors, fue acusado de golpear y extorsionar a su novia, luego de que se hicieran públicos fotos y videos a través de las redes sociales. En ellos, Daniela Cortés, ahora su ex pareja, enseñaba sus heridas a la cámara y denunciaba que fueron causadas por el propio jugador, alegando además que los problemas ya se habían presentado hace ya un par de años, con hostigamientos y otras actitudes violentas.

View this post on Instagram

Lamentablemente me toca hacer esto hoy,porque ya no aguanto más!! Fueron 2 años viviendo juntos de muchos sufrimientos en los cuales perdone y perdone golpes esperando un cambio de parte de él y nunca pasó! Hay amenazas y todo diciendo que me va a dañar la vida y la de mi familia llamando a personas malas que trabajan en mi Cuidad haciendo que sólo entre en desesperación al ver a mi familia en peligro,hago esto por miedo porque este hombre quien lo ve en redes o prensa como si fuera un hombre sabio y habla con madurez pero la realidad es otra.Un maltratador tanto físico como sicólogico , y mucha gente está de testigo! No entiendo una persona “profesional” como es capaz de hacer tanto daño y que porque tiene malas amistades solo se dedica amenazar y humillar,siento un dolor muy grande tener que estar en un país que no conozco y donde estoy sola sin Mi familia y no poder viajar y salir corriendo con miedo que pase algo con mi vida y la de mi familia. Este es el verdadero Sebastian villa ,el que maltrata mujeres,porque no he sido la única. Yo solo le pedí a él y a sus empresarios ayuda para poder viajar a mi país y estar con mi familia y mi hija es lo único que necesito en estos momentos,ya no aguanto más me siento frustrada ante esta situación. No tengo otra opción por el bienestar de toda mi familia por que el es capaz de hacer cualquier cosa no saben la clase de hombre que es…

A post shared by Daniela Cortes M (@danicortesms) on

 

En estos últimos días, Fernando Burlando, quien representa a la ex novia de Villa, pidió la concesión de una orden perimetral para que no puedan reiterarse las agresiones. Ante esta situación, el atacante se vio obligado a dejar la residencia que compartían y fue recibido por su compatriota, Juan Fernando Quintero. Esto último generó una gran controversia en el entorno del club rival, ya que el volante de River, a pesar de mostrarse solidario, se expone a quedar entreverado en una situación que podía evitar. No obstante, la casa de su compañero de la selección cafetera no cumplía con los 1500 metros de distancia que se habían estipulado en la orden, ya que sus casas están en el mismo country.

 

Sebastián Villa fue obligado a mudarse nuevamente hasta cumplir con lo consensuado para no ser detenido. Si esta vez no cumple con la orden, podría llegar a tener problemas legales aún más graves. Sin embargo se cree que el abogado de la «víctima» pediría la prisión preventiva para el delantero, que por el momento continúa en libertad, pero es altamente vigilado. El colombiano asegura que no fue él quien causó esas heridas y que está siendo víctima de una extorsión por parte de su pareja para sacar provecho de los bienes del atacante.

En estos momentos en los que es de vital importancia permanecer en los hogares, esta situación pone en riesgo al protagonista de estas agresiones, ya que debe buscar una vivienda temporal para pasar el aislamiento.

Entre las tantas acusaciones que llegaron a conocerse, la más insólita es la supuesta contratación de un sicario en el país natal de Villa. Su pareja declaró que el futbolista lo puso en altavoz en frente suyo y le dio las condiciones para hacerle daño a su hija. Luego de cortar, continuó con las amenazas en contra de su familia.

Dentro del informe que se presentó ante la Justicia, se detallan golpes de puño en la cara, una patada en el muslo izquierdo y múltiples agresiones verbales, además de tomarla de los pelos. Una vez que retomó la calma, el agresor se retiró para volver más tarde, pero Daniela ya no lo soportó más. «Lamentablemente me toca hacer esto hoy, porque ¡ya no aguanto más! Fueron 2 años viviendo juntos de muchos sufrimientos en los cuales perdoné y perdoné golpes esperando un cambio de parte de él y nunca pasó. Hay amenazas y todo diciendo que me va a dañar la vida y la de mi familia llamando a personas malas que trabajan en mi ciudad haciendo que sólo entre en desesperación al ver a mi familia en peligro», expresó la chica, de 23 años, en Instagram.

En Argentina, la Línea 144 brinda atención telefónica a mujeres víctimas de violencia de género durante las 24 horas, los 365 días del año. Es anónima, gratuita y nacional.

Matías Angrisani