Un viejo conocido de Vélez se prueba el buzo de entrenador

Mauricio Pellegrino jugó en Liniers entre los años 1991 y 1998; un recorrido con más de 200 partidos y parte de las históricas conquistas de la V azulada

Vélez Sársfield será el séptimo conjunto en la carrera de Mauricio Pellegrino como entrenador, luego de tener la oportunidad en el exterior, a cargo de Valencia, Leganés y Alavés, con el que llegó a la final de la Copa del Rey, en España. Dirigió, además, a Southampton, en Inglaterra, mientras que en el ámbito local condujo a Estudiantes de la Plata e Independiente.

“El Flaco” llegó el pasado jueves 16 a un acuerdo por una temporada al frente del club, que lo esperaba desde que se supo que Gabriel Heinze no iba a continuar en el cargo de DT y la cuenta de Twitter lo hizo oficial unos momentos más tarde, y posteó un video en el que lo rememora como jugador. A su vez, el nuevo DT aprovechó la propia red social para mandar un mensaje a todos los aficionados; pone en cuestión su propuesta para encarar la nueva etapa y remarcando que tratará de estar a la altura de las circunstancias, ya que para él, “Vélez es un club de élite”.

 

Ante las medidas de prevención instauradas por el Gobierno de la Nación debido a la pandemia del virus Co-vid 19, la presentación del director técnico, se dio a través de un soporte online. En una pequeña entrevista con la sede virtual, expresó su deseo de ponerse en marcha aunque por el momento es preciso quedarse en casa y prevenir cualquier inconveniente. Además se manifestó orgulloso de las bases del club y de la posibilidad de contar con un plantel que mezcla la experiencia de los jugadores más longevos, con la de las jóvenes promesas que surgen desde la cantera.

Está claro que su deseo es pelear en lo más alto de una Copa Superliga que no conoce aún la fecha de su reanudación. No obstante, Pellegrino se mostró muy optimista ante lo que él mismo interpretó un acto del destino, algo en lo que es muy creyente. “Los momentos no se eligen, se dan. Creo mucho en el destino. Siempre deseé esta posibilidad, pero no sabía cuándo iba a suceder. Los entrenadores dependemos mucho del club y los profesionales que tenemos, porque solos podemos hacer poco. Vélez es un club de élite, muy importante en nuestro fútbol. Es un doble desafío para mí desde lo personal y profesional”

Los números de Mauricio Pellegrino en el fútbol local denotan un perfil realmente positivo. Por un lado, su paso por el club platense entre 2013 y 2015, en el que dirigió 97 partidos, ganando en 39 oportunidades, empatando 31 y perdiendo 27, lo que se refleja una efectividad del 50,86%. En el club de Avellaneda le fue todavía mejor, encadenando desde su llegada seis triunfos de forma consecutiva, un récord para Independiente, y si bien es cierto que tuvo menos partidos a su cargo, consiguió una eficacia del 61,79% (41PJ; 21G; 13E; 7P).

Sin duda se espera que alguien tan representativo para el club y su historia, cumpla con su cometido de devolver a Vélez a la gloria de la que gozó en su época de jugador. Pero eso se podrá ver recién cuando vuelva a girar la pelota. Entre tanto, el fútbol se mantiene a la espera desde casa, y allí permanecerá hasta que esta cuarentena obligatoria acabe.

Matías Angrisani