Violencia de género en tiempos de cuarentena: un caso cada 30 horas

Durante la cuarentena hubo un significativo aumento de denuncias por esta problemática.

A partir del decreto que inició la cuarentena obligatoria, se produjo una disminución de robos, secuestros y choques. Pero, al parecer, lo que no cambian son los femicidios, ya que hay uno cada 30 horas aproximadamente. Seis de estos femicidios fueron en la Provincia de Buenos Aires, los restantes ocurrieron en Santa Fe, Misiones y Tucumán. Desde el jueves 19 de marzo, fecha en la que el presidente Alberto Fernández decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio, ya son 12 los casos de femicidios que hay en nuestro país y las denuncias por violencia de género a la línea 144 aumentaron al menos un 60%.

El más emblemático de todos fue el de la joven de Neuquén, Sol Arias, que denunció mediante la red social Twitter que su padre la agredía físicamente y la noticia se viralizó tan rápido que llegó a más de 20.000 retweets en menos de 24 horas. Por suerte, ella pudo hacer la denuncia formal y su padre ya no vive en la misma casa.

“Si hay otro femicidio recuerden el nombre de Juan Manuel Arias, por desgracia mi papá, que hoy me ahorcó dos veces, me dobló la mano y todavía me quedan dos semanas de encierro con él”, fueron las palabras que utilizó la victima de 21 años para denunciar los crueles sucesos que vivió con su padre en su casa la mañana del 30 de marzo.

Con respecto a la denuncia de la joven vía Twitter, la víctima confesó haberse callado en varias oportunidades y no haber reaccionado anteriormente. “Solo mis amigos cercanos saben la cantidad de cosas que me hizo mi viejo, y a pesar de todo, yo siempre me callé, por suerte hoy voy a hacer la denuncia”, reconoció. Además, Arias comentó que la madre echó a su papá de la casa y que se encontraba bien, y agradeció a todos aquellos que se preocuparon por ella. También, la víctima cuenta con el apoyo de la Subsecretaría de las Mujeres de la Provincia de Neuquén que se encargaron de llevar el caso a la Justicia.

Uno de los logos que utiliza la campaña Aislamiento No es Silencio

Debido a la cantidad de denuncias de violencia de género que hay en nuestro país se llevaron a cabo varios movimientos a favor de las mujeres. El colectivo Ni Una Menos llamó a un ruidazo el pasado lunes 30 de marzo para pedirle a las mujeres que salgan a sus ventanas, terrazas, veredas a protestar en contra de esta problemática. En paralelo, mediante las redes sociales se utilizaron los hashtags #RuidoColectivoContraLasViolencias, #BastaDeFemicidios, entre los principales hashtags, para protestar en todos los medios posibles.

El Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación implementó diferentes medidas ante el incremento de casos de violencia de género y familiar. Entre las principales, se decidió reforzar la línea 144, se habilitaron líneas de WhatsApp, se creó un mail, y se robusteció el equipo interdisciplinario de la línea gratuita. Además, aquellas mujeres que sean víctimas pueden ir a las farmacias y utilizar la frase “barbijo rojo” como palabra clave para denunciar su situación.

Por último, tres directoras de cine y publicidad se unieron para crear una nueva campaña: Sofía Poncini, Lucía Iturbe, y Josefina Pieres fundaron el movimiento “El Aislamiento No Es Silencio”, con el objetivo de que las mujeres no “congelen sus derechos” y no se callen ante la violencia de género. El grupo Natura y la Fundación AVON apoyaron a esta campaña para proteger a todas las mujeres que son víctimas de la violencia de género.