Luego de mucha confusión, los jubilados finalmente pudieron cobrar

Los bancos abrirán sus puertas en medio del aislamiento social obligatorio por COVID-19 con el fin de ayudar a jubilados, pensionados y beneficiarios de planes sociales que no cuentan con tarjetas de débito.

Según informó la Asociación Bancaria, sindicato organizado por los trabajadores de las empresas bancarias, todos los bancos abrirán sus puertas con el afán de facilitar la cobranza de jubilaciones y Asignaciones Universales por Hijo. Esta apertura se inició el viernes 3 de abril, durante el horario habitual bancario, y se extenderá hasta que sea necesario, aunque quienes cobren  la AUH solo podrán asistir los días lunes, miércoles y viernes.

Los pagos se realizarán por ventanilla.

El BCRA impulsó un estricto cumplimiento de las normativas de salud dispuestas por la Organización Mundial de la Salud para cuidar la salud de quienes asistan: ambientes ventilados, cumplimiento de la distancia entre personas y equipos de limpieza y desinfección para cuidar las superficies y lugares de uso frecuente.

Las personas jubiladas, pensionadas y beneficiarias de los programas sociales que sí cuentan con tarjeta de débito, deben utilizarla para extraer el dinero desde los cajeros. Por otra parte, quienes necesiten extraer efectivo, pueden hacerlo normalmente en los cajeros automáticos y en los puntos de extracción adheridos.