Fernández Ladra: “Compartir el título con mis hermanas es único”

El pasado domingo 4 de noviembre se pudo escuchar un grito ahogado durante 45 años. Las chicas de Banco Nación vencieron a River Plate por 1 a 0 y se consagraron campeonas de la Liga Metropolitana femenina de hockey sobre césped rompiendo una racha adversa que acechaba el club. El gol del tan ansiado titulo fue de Milagros Fernández Ladra, a quien Pirámide Invertida pudo entrevistar.

La sede de la Sociedad Alemana de Gimnasia (SAG) de Los Polvorines fue el escenario de esta apasionante final. Banco Nación y River Plate se vieron las caras por el título del Metropolitano femenino, certamen de la Asociación Amateur de Hockey de Buenos Aires. El sábado, Banco había derrotado en una de las semifinales a GEBA por 2 a 0, mientras por su parte “Las Vikingas” habían derrotado a San Fernando por 2 a 1.

Por el torneo regular ningún equipo había podido romper la igualdad en el marcador y todos los presentes presagiaban un encuentro parecido. Y no se equivocaron. Fue un partido muy trabado en donde el dominio, por momentos, fue de River. Pero Banco contaba con su gran figura, Milagros Fernández Ladra, que hizo el único tanto que tuvo el partido y de esta forma los de Vicente López lograron el título que habían conseguido por última vez en 1973.

Para Fernández Ladra no fue un campeonato cualquiera, más allá de poder conseguir algo para el club que no lograba hace tantos años, hay un plus en toda esta historia. La actual delantera de Las Leonas, que viajará con la selección a Chica a disputar el Champions Trophy 2018, pudo levantar la copa con sus hermanas Magdalena y Manuela Fernández Ladra.

-Campeona con Banco Nación ¿qué sensación tuviste luego de conseguir el título luego de 45 años?

-Lo primero que sentí fue felicidad y mucha emoción, esa emoción de saber que lo logramos a pesar de todos los obstáculos que tuvimos este año, lesiones, ausentes, de todo.

-¿Como transitaste los días previos y cómo fue luego la espera cuando eliminaron a GEBA?

-Los tres días previos al partido con GEBA estuve muy ansiosa, se sentía una vibra muy positiva cuando íbamos a entrenar, todas estábamos con la cabeza a mil y el foco puesto en el sábado, el día de la semifinal con GEBA. Una vez que ganamos me tranquilice porque sabía que el partido del domingo era un partido a puro disfrute, y creo que jugar contra River que nos había dejado fuera el play off pasado le dio un toque más, que a mi particularmente me volvía loca.

-¿Qué significa haber compartido este campeonato con tus hermanas Magui y Manuela?

-Uff, mucho. Muchísimo. Tener la posibilidad de compartir con la familia estos momentos es algo único, y le suma un plus terrible. Todo se hace un poco más fácil, incluso cuando las adversidades empiezan a pisar fuerte.

-¿Qué balance podés hacer del año junto a Banco Nación y que rescatas del trabajo durante el año para poder llegar a alzar la copa?

-Creo que fue un equipo que supo avanzar y superar todos los problemas del año, en el Metro terminamos novenas para entrar en el top 10 con lo justo. Creo que una vez que entramos, tanto el cuerpo técnico como nosotras dijimos que había que poner un poco más para lograr entrar a los play off y disputar el campeonato. Tuvimos un avance muy grande, y consolidamos un equipo con todas las letras.

-Ahora te toca armar la valija y viajar a China para jugar el Champions Trophy. ¿Qué expectativa tenés para este torneo y como ves al equipo en general?

-Para mí esta oportunidad es única, como las veces anteriores que pude vestir la camiseta de Argentina, las expectativas siempre son las mejores, nos entrenamos y trabajamos mucho lo táctico, técnico y lo humano para llegar a lo más alto. Creo que este equipo se lo merece, se merece alzar la copa en el Champions Trophy, se merece ser campeón y seguir haciendo historia. Desde mi lado espero poder aportar lo mejor de mí para el equipo, potenciarlo y así crecer todas en busca del mismo objetivo, que es llevar a la Argentina a lo más alto.

Autor: Sebastián Amaya.