Una lluvia para preocuparse

Un aguacero se vivió el fin de semana en la ciudad de Buenos Aires; hubo muchas zonas afectadas y muchas quejas de vecinos

El sábado durante la mañana, un temporal afectó a Buenos Aires. Muchas zonas sufrieron inundaciones y daños en sus propiedades. Avenidas que parecían una pileta, casas con el hall de entrada tapado por la cantidad de agua que ingresaba. Saveedra, Barracas y San Telmo, fueron los barrios más afectados por las fuertes lluvias. El pico más alto se vivió entre las 9 y media y 11 de la mañana.

Varios equipos de bomberos y Defensa Civil trabajaron durante la mañana para evitar accidentes y ayudar a aquellos que se vieron afectados. Cerraron varios puentes de forma preventiva para evitar daños. Muchos automovilistas se vieron obligados a dejar sus vehículos, debido a que quedaron atrapados en medio de un rejunte de agua. “La verdad es que estos túneles que construyeron deberían tener mejores sumideros, si no uno se manda y por ahí no sale. Espero que los daños que tenga el auto, no sean costosos”, comentó un automovilista al momento de cruzar el puente de Congreso y 3 de Febrero. En el barrio de Belgrano, hubo mucha preocupación en la zona de Cabildo y Blanco Encalada ya que a los dueños de los locales se les venía a la mente recuerdos de viejas inundaciones. Varios vecinos se hicieron presentes en la central de la Comuna 13 para hacer el reclamo correspondiente, ya que hacen referencia a que no hay un buen drenaje en la zona. Muchos cambios de baldosas pero la zona se sigue viendo afectada cuando hay lluvias intensas.

Otro de los barrios que se vieron afectados fue Barracas. En la zona sur de Capital Federal, hacia rato que no se veía una inundación. Hubo cientos de llamados denunciando caídas de árboles, cortes de luz y de gas. “Mira hace mucho tiempo que no veía que se inundaba así el barrio. Es la primera lluvia intensa que hay y ya se inunda, la verdad no lo entiendo. Igualmente, espero que Larreta tome cartas en el asunto para que no vuelva a pasar”, dijo Mary, una vecina de Barracas, que sufrió inundaciones en el hall de entrada de su casa y cortes de luz. Por otro lado, en Flores estuvieron sin suministro eléctrico hasta las 20 debido a la explosión de una caja de luz en la calle Falcón. Una lluvia que puso en modo alerta a las autoridades del gobierno de la ciudad, ya que están realizando muchos arreglos por toda la ciudad.

Los medios de transporte públicos también se vieron afectados. Demoras, estaciones que quedaron inutilizadas y varios con servicio interrumpido. El subte fue el que se vio más afectado, sobre todo las líneas C y D. En Constitución tuvieron que cerrar los accesos ya que la cantidad de agua que había ingresado a la estación fue extremadamente peligrosa. Hubo un incendio que provocó la lluvia, en dos pantógrafos de una formación. Esto hizo que la estación se cerrara y quedaran miles de usuarios sin poder viajar.

Felipe Vitola