El tiempo vuela, pero también corre

En un entorno climático inmejorable para el mes de agosto, y con una ciudad en calma, se corrió el medio maratón de Buenos Aires

El pasado domingo 26 de agosto, 20 mil personas transitaron los 21 km que unen Núñez con la Casa Rosada, entre ida y vuelta, por toda la cara este de la ciudad. Cientos de sanitarios, guardarropas, miles de colaboradores, 8 puestos de hidratación, 5 ambulancias y hasta 8 bandas musicales distribuidas a lo largo del recorrido, hicieron de esta fiesta una jornada inolvidable.

Si bien se trata de una actividad pública y recreativa, esta carrera forma parte del calendario de competencias a nivel nacional e internacional. Por eso concurrieron atletas de elite a nivel mundial, entre ellos quienes conformaron el podio: 1.- Geremew Bayih Mosinet con 59m 48s, 2.- Karoki Muchiri Bedan con 59m 49s y 3.- Cherono Lawrence con 1h 01m 47s. Por su parte, Marcos Molina fue el mejor argentino con un tiempo de 1h 4m 18s.

La noticia negra y lamentable de la mañana estuvo dada por el fallecimiento de un corredor amateur de 55 años que se desvaneció pasando el km 4. Según el informe médico, sufrió una muerte súbita por una fibrilación ventricular que le generó un paro cardiorrespiratorio.

Demian Bellusci