Figuras religiosas en dependencias públicas: el debate que asoma

Se presentó un proyecto de ley para que se retiren todos los elementos religiosos de los edificios públicos, ya que “no condice con la laicidad del estado”

Cinco diputados de Cambiemos elaboraron un proyecto de ley para que se retiren todos los elementos y/o figuras eclesiásticas de los edificios que pertenecen al estado o en los espacios públicos. Por el lado de la iglesia todavía no se han hecho públicas ninguna declaración oficial ya que desconocen el escrito.

El proyectó lo impulsó Karina Banfi, de la Unión Cívica Radical. Recibió el apoyo de los legisladores Alejando Echegaray, diputado por la provincia de Buenos Aires, Brenda Austin, representante de la provincia de Córdoba, y los legisladores por la Ciudad de Buenos Aires, Fernando Iglesias y Facundo Suárez Lastra. Se trata del expediente 5090-D-2018, con fecha del 22 de agosto.

El escrito estipula que se quiten todos los elementos y/o figuras que se hayan colocado una vez construido el edificio. Una vez sancionada la ley, habrá un plazo de 90 días para quitar dichos elementos. «Las imágenes deben estar en los lugares de recogimiento para las personas que practican esa religión y cuyas imágenes les resultan un referente», comentó Banfi en dialogo con la prensa.

Mientras tanto, ya ha comenzado la “campaña naranja”. Se trata de los pañuelos que hacen referencia a la separación del estado con la iglesia, que tuvieron su auge con el debate por la legalización del aborto. Ahora es turno de una nueva discusión que llegará al congreso y a la calle, en los próximos días.

Felipe Vitola