Otro reconocimiento de Francisco para la iglesia argentina

Su Santidad designó como beata a una monja nacida en nuestro país en el siglo XIX, Isora María Ocampo

El líder de la Iglesia Católica, el papa Francisco, decretó como beata a una monja argentina y se suma a algunos de los casos de beatos y beatas declaradas durante su papado.

La Iglesia Argentina recibió otra alegría directamente del Vaticano; en este caso se trata de la beatificación de Isora María Ocampo (1841 – 1900), más conocida como sor Leonor de Santa María (nombre que adoptó cuando se convirtió en monja de clausura), que fue parte de la orden de San Doménico, ubicada en Córdoba. El pedido para su beatificación fue hecho por la comunidad de monjas del monasterio de Santa Catalina de Siena. Pero éste es otro de los tantos casos de beatificación/santificado que ocurrieron en los más de 5 años de Francisco en el papado, ya que Jorge Bergoglio apoyó los pedidos de varios curas y laicos argentinos. Uno de los casos más recientes es el del cura Brochero, canonizado el 16 de octubre de 2016, conocido también como “el cura gaucho”.

Juan Cruz Arrascaeta