Morgan Freeman recibió fuertes denuncias

El exitoso actor y director estadounidense ganador durante cinco décadas de innumerables premios, recibió fuertes acusaciones de acoso sexual.

Dieciséis mujeres acusaron a Morgan Freeman de acoso sexual y comportamiento inapropiado, de acuerdo con un reportaje publicado el jueves 24 de abril de 2018 en CNN. Ocho de ellas serían víctimas, las otras ocho serían testigos de una supuesta mala conducta del actor.

La periodista Chloe Melas, que firmó el reportaje con An Phung, es una de las personas que sufrieron acoso de Freeman y que cuentan su versión de la historia. Melas, dice que el actor la habría acosado hace más de un año atrás, cuando ella lo entrevistó durante una gira de prensa realizada para promocionar la película “Un golpe con estilo”, dirigida por Zach Braff. En la realización participaron junto con Morgan, (que interpretó el personaje Willies Davis). Michael Caine (Joe Harding); Alan Arkin (Albert Gardner); Ann-Margret (Annie Santori); Joey King (Brooklyn Harding); Matt Dillon (Hamer); Christopher Lloyd (Milton Kupchak) y John Ortiz (Jesus). Este film, se estrenó el 12 de abril de 2017.
Según el comunicado de CNN, Morgan hace observaciones desagradables sobre el embarazo de Melas, cuando ella estaba con un embarazo de seis meses. Todo habría sucedido mientras se encontraban en una sala llena de gente, incluyendo a los actores Alan Arkin y Michael Caine. “Quisiera estar ahí adentro”, habría dicho él, en el momento en que agarraba la mano de ella. Las cámaras graban apenas una de las observaciones.

En otro caso, una asistente de producción que trabajo en el set de “Un golpe con estilo”, dijo que Freeman la tocaba sin que ella lo hubiese consentido y hacía comentarios sobre su cuerpo de forma habitual. La productora relató que el actor colocaba una mano en la parte de abajo de su espalda, acto seguido, intentó levantar su falda para ver si estaba usando ropa interior.

La cadena televisiva también citó a una integrante senior de la producción de la película “Nada es lo que parece” (2013), que decía que era una regla del equipo: “Sabíamos que, cuando él venía para el set, no deberíamos usar blusas ajustadas y con escote, ni usar nada que mostrase nuestras nalgas. Es decir, nada que fuese justo”, explica ella.

Posteriormente a que se haga pública la noticia, Freeman, en diálogo con la cadena de noticias CNN, rompió el silencio tras el escándalo y pidió perdón por lo que hizo.

En diálogo con ese medio norteamericano, CNN, el actor que cumplirá 80 años la próxima semana dijo: “Cualquiera que me conozca o haya trabajado conmigo sabe que no soy alguien que ofendería intencionalmente o haría que alguien se sintiera incómodo intencionalmente”, comenzó Freeman su defensa.

“Pido perdón para aquel que se hubiera sentido incómodo o tratado sin respeto. Esa nunca fue mi intención”, aseguró el artista.

Le señalan su costumbre de mirar fijamente a los senos de las mujeres. Como también preguntar
cuál es la opinión que tienen sobre el acoso sexual y pedirles que se dieran una vuelta para él.

El actor es la más reciente incorporación a la lista de celebridades de Hollywood,que junto a otras figuras públicas son acusadas de acoso y abuso sexual. Como las revelaciones contra el productor Harvey Weinstein, en octubre pasado, que desataron el surgimiento de movimientos como el #MeToo y Time’s Up.

La Screen Actors Guild – American Federation of Television and Radio Artists (SAG-AFTRA), sindicato de actos que representa a más de 160 mil trabajadores, emitió un comunicado diciendo que está “revisando las alegaciones de acoso sexual” contra el actor y que puede tomar medidas correctivas contra él. En el inicio del año, Freeman fue homenajeado por la institución con el Life Achievement Award, un premio por su brillante carrera.