Comenzó la FIA WEC a pura adrenalina, resistencia y actitud

Tanto Fernando Alonso (nº8) como el argentino José María López (nº7) le dieron una alegría al equipo Toyota tras hacer el uno-dos en la competencia

Se inició la temporada 2018-19 del Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA, tras disputarse la primera fecha, de las ochos que están previstas, en el circuito de Spa Francorchamps, en Bélgica. La primera victoria del año fue para el español Fernando Alonso, junto a sus compañeros Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima, que manejan el auto Nº8 del equipo Toyota Gazoo Racing. Sus escoltas fueron sus compañeros de equipo, que está conformado por Kamui Kobayashi, Mike Conway y el argentino José María López; cerrando el podio estuvieron Mathias Beche, Thomas Laurent y Gustavo Menezes del Rebellion Racing.

Por haber sido la primera carrera y haber durado aproximadamente seis horas, fue un espectáculo entretenido; sobre todo, en el final, ya que los pilotos de los autos Nº7 y Nº8 del equipo Toyota mantuvieron un ritmo estable, constante y muy parejo. Es así que el buen rendimiento que tenían ambos autos defina que haya una mínima diferencia entre el equipo de Alonso y el de «Pechito» López. La definición fue afiladísima, pero el asturiano pudo sacarle una diferencia de 3.2 a Conway para subirse al primer escalón del podio y quedarse con el puntaje ideal.

“Definitivamente, estoy encantado con el resultado. Todo el fin de semana ha sido increíble”, dijo Fernando Alonso. Un resultado ideal fue para el equipo Toyota, que pudo concretar el uno-dos en clasificación y en lo más importante, en la carrera. Han demostrado haber hecho un gran trabajo, tanto al construir el auto desde fábrica, como los pilotos a la hora de manejarlos. Por eso cuando las piezas están bien ordenadas y cada uno desde su lugar aporta un granito de arena para el bien del grupo, llegan los buenos resultados. Todos esos componentes unidos se ven reflejados en la tabla de posiciones.

Entre tantos pilotos de distintas nacionalidades, está el argentino José María López, quien se encarga muy bien de representar y pone en alto la bandera argentina en una de las competencias más duras del automovilismo. Pero este fin de semana, a pesar de haber obtenido buenos resultados, el cordobés tuvo altibajos. El viernes los pilotos que manejan el Toyota TS050 HYBRID #7 hicieron la pole position, pero tras un error administrativo que tuvo el equipo, el auto fue descalificado. La decisión que tomaron los directivos fue que el coche largue desde la pit lane y con una vuelta menos. “Creo que la penalización fue muy dura. Sé que hay un reglamento y todo pero pienso que perder una vuelta por algo como esto es demasiado duro”, expresó López luego de la carrera. Pese a ese inconveniente, el piloto aseguró: “Creo que demostramos que fuimos el auto con mejor performance en la pista”. Además de estar contento y con buenas sensaciones para las próximas carreras, reconoce el brillante trabajo que hicieron sus compañeros, Kamui y Mike.

Entre la LMP1 hay otras categorías, entre ellas LMP2 (Le Mans Prototipo 2) que fue dominada por Roman Rusinov, Jean-Eric Vergne y Andrea Pizzitola que conforman el equipo G-DRIVE RACING con un auto Oreca 07 – Gibson nº26. Por otra parte, los que se llevaron su primera victoria en GTE PRO (Gran Turismo Endurance Profesional) fueron Olivier Pla, Stefan Mücke y Billy Johnson con su Ford GT, luego de una larga batalla con el Porsche 911 RSR (nº91) manejado por Gianmaria Bruni y Richard Lietz. Y por último los ganadores del GTE AM (Gran Turismo Endurance Amateur) fueron los pilotos del Aston Martin Racing, que son Paul Dalla Lana, Pedro Lamy y Mathias Lauda.