Debut con doble podio y un futuro promisorio

El piloto argentino Baltazar Leguizamón obtuvo una gran actuación en la Fórmula Atlantic

Tras la primera fecha del campeonato de la Fórmula Atlantic Series, Baltazar Leguizamón logró ganar las dos primeras carreras que se disputaron el pasado fin de semana en el Road Atlanta. Con tan solo 17 años y una gran carrera por delante, el joven nacido en Arrecifes –provincia de Buenos Aires – ya pudo demostrar el temperamento que se tiene que tener a la hora de subirse al monoplaza, salir a pista y hacer una buena carrera.

“Tenía muchas ganas de iniciar la temporada y por suerte llegó el momento”, expresó Baltazar. El piloto que forma parte del equipo K-Hill Motorsports, además de manifestar lo contento y placentero que se siente corriendo en esta competencia, pudo tener un buen arranque en la categoría. Es así que el sábado, a pesar de que en el primer entrenamiento no pudo salir a la pista por la rotura de motor, logró ganar la primera carrera, que fue bastante dura y pareja. No fue tan así la segunda etapa que se disputó el domingo, ya que Baltazar además de hacer la pole position, supo dominar la carrera sin ningún problema, bajo la lluvia, de principio a fin. Estos resultados son el reflejo del buen rendimiento, además del esfuerzo y ganas que le pone a cada entrenamiento, clasificación y sobre todo a cada carrera. Es por eso que Kris Kaiser, director de K-Hill manifestó su alegría de que Leguizamón los haya elegido para competir; además, agregó: “Sabemos que con su habilidad, será un activo increíble para nuestro equipo y sin duda será alguien a quien tener en cuenta. Ciertamente hará cosas buenas esta temporada”.

Es tanta la confianza que le tienen al argentino, que estará compitiendo con el mismo equipo –K-Hill Motorsports– en el campeonato de la FIA Fórmula 3 Américas. Es por eso que tanto las carreras de la Fórmula Atlantic como las que disputó en la SCCA Majors, en la cual ganó las dos disputadas, le vino bien para tener más reconocimiento en cuanto a lo que es el auto, el equipo en sí y más que nada, como lo dijo el propio Leguizamón, todo eso lo ayuda para estar más activo de cara a la F3 Américas, que arrancará en el mes de agosto.

A pesar de la corta edad del arrecifeño, demuestra tener un gran compromiso y una buena predisposición en cuanto a los nuevos proyectos que está atravesando. Es por eso que Leguizamón sabe, o más bien trata de aprovechar cada oportunidad que se le presenta porque tiene muy en claro que sumar experiencia en diferentes pistas es fundamental para que algún día pueda concretar su gran sueño: formar parte de la Fórmula 1. Y aunque parezca tan sencillo decirlo, el subirse a un auto y correr no es tan fácil, siempre desde lo profesional, porque además del apoyo emocional que recibe cada piloto se necesita un respaldo económico para llegar a una categoría, y más aún a la F1.

Baltazar, además de contar con el apoyo de su familia y amigos, antes de irse e instalarse en Estados Unidos, tuvo la oportunidad de reunirse con el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli, quien le hizo saber el interés que tiene en el crecimiento de su carrera deportiva, además de comprometerse a ayudarlo de alguna manera a que llegue a la categoría máxima. Es por eso que Leguizamón manifestó: “Es muy importante el apoyo del gobierno para cualquier actividad, pero sobre todo las que se realizan en el exterior, y saber que cuento con su apoyo es un aliciente más para representar a mi país de la mejor manera”. Es entonces que Balta espera con ansias el gran debut en la F3, pero sabiendo que por el momento su cabeza tiene que estar puesta en lo que se viene en la Fórmula Atlantic.