Las Kamikazes son de plata

La Selección argentina femenina de beach handball logró un histórico segundo puesto en los World Games disputados en Wroclaw, Polonia, luego de caer en la final por 2-0 ante Brasil.

El seleccionado argentino, dirigido técnicamente por Salvador Comparone, consiguió por primera vez en su historial la medalla de plata en los World Games de Wroclaw, Polonia, luego de caer en la final ante Brasil, el mejor equipo del mundo y bicampeón del certamen. España se quedó con el tercer puesto y se subió al podio de esta competencia, que también se disputa cada cuatro años como los Juegos Olímpicos.

Fue la primera vez en la historia que Argentina logró acceder a una final de un certamen mundial oficial de este deporte, que se suma al haber logrado medallas de bronce en los Mundiales juveniles realizados en Islas Mauricio. Además, el beach handball será la modalidad con la que se disputarán los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018.

El camino a la medalla de plata de las “Kamikazes”, como así se apodan, comenzó en el Grupo A, donde debutaron con una ajustada derrota ante España por 2-1. Ese mismo día volvieron a caer ante Noruega por 2-0. Al otro día vencieron a Túnez por 2-1 y lograron el pase a cuartos de final en el tercer lugar de su zona. En cuartos de final su rival fue Australia, y se llevaron una ajustada victoria por 2-1 para meterse en semifinales. Esa misma tarde  su rival seria Noruega, rival al que ya había enfrentado en primera ronda y que buscaba una revancha y así fue, fue victoria albiceleste por 2-1 y pudieron acceder a la definición por el oro.

En la final tocó el turno de enfrentar a Brasil, el número uno en el ránking mundial. El primer set fue todo para las brasileñas, que dominaron desde los primeros minutos hasta el final, quedándose con el primer parcial por 22-10. Renata Santiago, pivote verdeamarela, resultó imparable para las argentinas y terminó como la goleadora del partido con 12 puntos, además de serlo a lo largo de todo el torneo.

Otra historia fue la del segundo set, en donde más allá que Brasil logró despegarse en el marcador, Argentina supo mantenerse cerca y darle pelea hasta el final, aunque sin poder aprovechar a Celeste Meccia, como lo había hecho a lo largo de todo el torneo. Finalmente, las brasileñas supieron cerrarlo mejor y se quedaron con el segundo parcial  por 15-12 y con la medalla de oro. De esta manera Brasil repitió la medalla obtenida en Cali hace cuatro años, mientras que para las “Kamikazes” fue un certamen histórico, al que accedió luego de finalizar en la séptima colocación del Mundial de Budapest en 2017.