El “Súper 20”, el nuevo formato del básquetbol argentino

La temporada 2017/18 del básquetbol argentino se puso en marcha con el torneo impulsado por la Asociación de Clubes, que se disputa entre el 20 de septiembre y el 19 de noviembre, al que se denominó Súper 20. ¿De qué se trata esta nueva idea?

 

El deporte que reúne a los 20 equipos que disputan la Liga Nacional como la conocemos, que se inicia el 29 de noviembre,  busca innovarse y proyectarse al plano internacional con un nuevo certamen en la antesala del campeonato. Otros de los objetivos pasan por el lado económico y acrecentar los partidos en pretemporada. La excusa  para implementarlo es que durante la temporada regular habrá varios “parates” debido al calendario FIBA por la clasificación al Mundial de China 2019.

El formato que tendrá la competencia consta de una fase regular: cuatro grupos de cinco equipos que se enfrentarán ida y vuelta que se disputan del 20 de septiembre al 18 de octubre. Los primeros tres de cada zona avanzan a la segunda fase, mientras que los cuartos y los quintos tendrán que jugar un repechaje para completar los 16 equipos para la segunda fase.

La segunda fase contará con los playoffs entre los 16 clasificados. Series al mejor de tres que se disputan del 22 de octubre al 9 de noviembre, para dejar a los cuatro mejores que se enfrentarán en un Final Four en una sede única los días 18 y 19 de noviembre. Los dos finalistas se clasificarán para la Liga Sudamericana de Clubes.

La fase de grupos está conformada de la siguiente manera:

Grupo A: Comunicaciones (Corrientes), Estudiantes (Concordia), La Unión (Formosa), Regatas (Corrientes) y San Martín (Corrientes).

Grupo B: Atenas, Instituto (Córdoba), Salta Basket, Olímpico (La Banda) y Quimsa (Santiago del Estero).

Grupo C: Boca, Ferro, Hispano Americano (Río Gallegos), Obras Sanitarias y San Lorenzo.

Grupo D: Argentino (Junín), Bahía Basket, Gimnasia (Comodoro Rivadavia), Peñarol (Mar del Plata) y Quilmes (Mar del Plata).

En el Grupo A, Regatas es el candidato al primer puesto por ser el último subcampeón de la Liga Nacional. Aun así, San Martín, su clásico rival con el que disputó la final de la Conferencia Norte la temporada pasada, también tiene potencial para quitarle la primera posición. En cambio La Unión, Estudiantes y Comunicaciones sufrieron pérdidas de jugadores importantes y están en proceso de renovación.

El Grupo B, en la jerga futbolera podríamos llamarlo “el grupo de la muerte”, ya que los cinco equipos tienen chances de adueñarse del primer lugar. Arrancando con los cordobeses, Atenas e Instituto, que incorporaron buenos refuerzos sumando a sus juveniles. Los santiagueños, que siempre están como animadores en el norte, también se reforzaron con buenos jugadores, pero sobre todo Quimsa que se destaca en lo individual y que además tuvo 7 incorporaciones que lo erigen en un serio candidato como lo fue en 2015 cuando se llevó el campeonato. Salta Basket  es el debutante en la Liga, pero eso no los hace inferior al resto, ya que tienen un plantel como para ser una de las grandes sorpresas.

El Grupo C cuenta con cuatro representantes de Capital Federal y uno solo de la Patagonia. Hay un claro favorito y es San Lorenzo, que se potenció con Dar Tucker, José Vildoza, Justiz Ferrer y el nuevo entrenador Gonzalo García, más el equipo bicampeón que mantuvo a Deck, Safar, Aguirre y Sandes. Está a un nivel superior al resto, más con la pretemporada exitosa en España derrotando a Real Madrid y Barcelona, algo histórico para el básquet argentino. Por esto, tiene grandes chances de quedarse con este certamen y con los torneos que le quedan por delante: la Liga Nacional y la Liga de las Américas.

Por último, el Grupo D no tiene un equipo que, como en los demás, resalte. Bahía Basket y Quilmes son los equipos a tener en cuenta, pero al perder a sus figuras Redivo y Vildoza respectivamente, no tienen el potencial de la temporada pasada, aunque las incorporaciones pueden aportar lo que los equipos pueden necesitar. Gimnasia y Argentino tratarán de subirse al podio, con la confianza de haber hecho unos buenos últimos Playoffs. Peñarol, de la mano del ídolo Leonardo Gutiérrez que se retiró para ser DT, tendrá que demostrar para qué está y si puede transmitir su experiencia a sus jugadores para hacer un buen papel.

Autor: Enzo Rueda, Segundo B, turno mañana.