Acuñada en oro

La Unión de Periodistas de Boxeo (UPERBOX) premió a la Tigresa Acuña con el Firpo de Oro, en la gala realizada el 22 de Mayo, por ser considerada la pugilista más destacada de 2016.

En lo que fue una noche caracterizada por la elegancia, este acontecimiento contó con la presencia de más de 100 invitados, entre ellos boxeadores y periodistas. La entrega de premios tuvo lugar en el Salón Diquit (de cinco estrellas), ubicado en la calle José Cubas, en el barrio porteño de Villa Devoto.

La formoseña Marcela Acuña alcanzó en su carrera los títulos mundiales de peso pluma (WIBA) y de peso supergallo (WIBA & CMB); pero, por primera vez, a los 40 años obtuvo el mayor galardón de  la UPERBOX.

La tradicional fiesta tuvo, además de premios, reconocimientos y homenajes a grandes figuras del mundo del boxeo. Esa misma noche se cumplieron 41 años del asesinato a Ringo Bonavena en Estados Unidos y de la famosa victoria de Víctor Galíndez por nocaut ante Richie Kates en Johannesburgo, Sudáfrica; así fue, que junto a sus hijos, Natalio Bonavena y Darío Galíndez, se les rindió homenaje con un video conmemorativo.

Los clásicos combates argentinos que recibieron sus reconocimientos fueron Gatica-Prada, Lausse-Selpa, Bonavena-Peralta, Yanni-Saldaño, Balbi-Sicurella, González-Bunneta y Coggi-Hernández, entre otros.

Algunos de los Firpos entregados en la velada les pertenecieron a: Miguel Barrionuevo (mejor púgil a nivel internacional), Fabián Maidana (mejor púgil a nivel nacional), Neri Romero (revelación), Fernando Martínez (mejor amateur) y Adrián Verón (mejor KO -a Alejandro Ramírez-).

La Tigresa recibió el premio a la Mejor boxeadora, entregado por Gustavo Nigrelli, y el Firpo de Oro, por Roberto Petacci (presidente de la UPERBOX) y Raul Zaccardi (dueño de Diquint). La actual concejal de Tres de Febrero, partido de la provincia de Buenos Aires, recibió el premio y, entre la emoción por el doble reconocimiento de la noche, aseguró: «Volví al boxeo porque me quedaba por ganar el Firpo de Oro».

 

Lucía Eva Buzzano