¿Cómo les fue a los DT en el debut con la Selección Argentina en los últimos diez años?

Pasaron 5 entrenadores. 4 de los debuts fueron por 1-0 en Amistosos. Mañana empieza la era Sampaoli.

Yendo casi diez años al pasado, aparece el nombre de nada más ni nada menos que Diego Armando Maradona. “El Diego”, quien llego como una apuesta de motivar al plantel para conseguir la clasificación  al Mundial Sudáfrica, disputo su primer encuentro con el buzo albiceleste frente a Escocia en un partido de exhibición. Ganó 1-0 con gol de Maximiliano Rodríguez.
El siguiente entrenador que aparece en el la lista es Sergio Batista. Su paso no es bien recordado por los argentinos debido a sus malo resultados en el la Copa América disputada en suelo propio allá por el 2011. Su debut en la Mayor, al igual que en el anterior caso, se da en el marco de un partido amistoso. Fue victoria ante Irlanda por 1-0. El gol lo marcó Ángel Di María.
Toca el turno de hablar del entrenador que ha llegado a lo más alto en cuanto a rendimiento y competencia en estos últimos diez años: Alejandro Sabella. Cuestionado en el comienzo de su etapa como DT y aplaudido en su salida por llegar a la final de la Copa del Mundo en Brasil, Pachorra también –y por el mismo resultado- debutó con un 1-0 contra Venezuela con grito de Nicolás Otamendi en un amistoso.
El estreno del siguiente entrenador tiene marca la primera diferencia frente al resto. Su equipo anotó más de un gol en su presentación. Se trata de Gerardo Martino, quien consiguió vencer 4-2 al campeón del mundo, Alemania.
El último debut se produjo en septiembre del año pasado. Edgardo Bauza, contratado por la Comisión Normalizadora de AFA,  era el protagonista de un partido por Eliminatorias frente a Uruguay jugado en Mendoza que termino a favor de Argentina por 1-0. Meses después Bauza seria despedido de su puesto como DT, convirtiéndose en el entrenador argentino con menos tiempo a cargo de la Selección.
Mañana será el turno de Jorge Sampaoli en un atractivo encuentro frente al Brasil de Tité por un amistoso que poco de ello tendrá, como siempre sucede en esta clase de partidos.