La Tigresa Acuña sigue pegando

La boxeadora se mostró crítica por la falta del desarrollo del deporte en el país y defendió el lugar que consiguió el boxeo femenino a nivel internacional

La formoseña Marcela “La Tigresa” Acuña, en una entrevista con Pirámide Invertida, relata sobre su presencia en la política, la importancia del boxeo femenino en nuestra sociedad, su sueño cumplido y la necesidad de fomentar el deporte en los barrios.

-¿Hoy en día qué lugar ocupa en tu vida la política para ayudar a la sociedad?

-Es algo fundamental la política en mi vida, creo que esta en tercer lugar porque para mí esta primero mi rol de ser mama, el segundo lugar mi rol de deportista y en mi tercer lugar esta mi rol de la política. De esa persona que hoy en día también dedica gran parte de su vida a acciones y trabajos sociales que es lo que más me gusta, incentivar en el deporte porque cuando hablamos de acción social o fomentar el deporte siempre apuntamos a lo que es la familia en el cual creo que es el núcleo de toda sociedad y a partir de la familia podemos armar sociedades en el cual podemos formar una comunidad constituida.

-¿Cómo ves el boxeo femenino hoy en día y pensando en el futuro?

El boxeo femenino está realmente en el podio, en lo máximo y en el máximo esplendor porque actualmente somos entre 15 o 16 campeonas mundiales, la verdad que impresionante, en el mundo no hay un país que tenga tantas campeonas mundiales. Como apasionada que soy del boxeo más que esto no puedo pedir. Cuando en el año 2001 se daba inicio con la oficialización y la reglamentación del boxeo femenino de nuestro país, realmente haber pasado 15 años de todo esto, cada vez que miro para atrás digo que valió la pena haber luchado tanto, recibir tantos golpes… porque yo no recibí golpes en un ring solamente, también debajo por la dirigencia de la Federación Argentina de Box, por los boxeadores, por los promotores, por la sociedad en sí que no aceptaba el boxeo femenino pero por eso mismo digo que valió la pena el esfuerzo y que hoy en día sea icono en el mundo, fue un trabajo largo pero que dio sus resultados y que hoy en día podemos estar disfrutando de todo esto.

-¿Qué sensaciones te dejó esta profesión? ¿Es tu sueño de que se profesionalice el boxeo femenino?

Las sensaciones que me dejan son muchas cosas positivas sobre todo sueños cumplidos. Si hay algo que me deja más contenta también es que años anteriores, y no te hablo de tantos, 6 años atrás aproximadamente, cuando el boxeo femenino no remontaba, no lograba imponerse, simplemente era yo la única que la gente tenía en su memoria, muchos hasta osaron en decir que el boxeo femenino no iba a remontar nunca y hoy en día lo que significa el boxeo femenino en la Argentina es prácticamente lo que está manteniendo el boxeo internacional. Lamentablemente tenemos uno o dos campeones mundiales hombres y fíjense las mujeres en cantidades y calidades que tenemos como campeonas, eso es fundamental. Me pone muy contenta porque es algo que logré y trabajé para que este sueño se haga realidad.

-¿Cómo se puede fomentar el deporte en los barrios?

Para fomentarlo hay que trabajar mucho, no solo es tratar de incentivar sino también hay que lograr que los municipios y la Provincia en sí colaboren con los materiales que sería fundamental, tener los materiales y recursos para poder incentivar.

-¿Qué recursos sentís que son primordiales para obtener un resultado óptimo en la enseñanza?

Es importante poder incentivar a los chicos y una de las maneras puede ser que participen también deportistas, aquellos que sean reconocidos ya a nivel nacional e internacional, los consagrados, todos ellos puedan bajar a los barrios en cada deporte ya sea en el fútbol, básquet, rugby, hockey o en el boxeo mismo también puedan llegar a los barrios, hacerse ver con la gente, decir acá estamos para colaborar y que mejor poder armar clínicas con esos grandes deportistas ya reconocidos. Si bien puede ser que los técnicos o profesores siempre les den mensajes a los alumnos, yo creo que les va a llegar más que esos mensajes o esos consejos  los de un deportista que ya llegaron, que ya están en la cima.Hay que buscarle la vuelta y  lograr que esos chicos tengan ídolos, eso me parece una buena forma de poder incentivar. Igual hay muchas formas de hacerlo, creando programas, volver a los intercolegiales, darle becas a los chicos, la verdad que hay muchas formas de los cuales podríamos estar hablando con el tema de incentivación en el deporte y obtener un resultado óptimo en la enseñanza.

Por Maximiliano Panissa y Javier Insarrualde