Gracias Totales

El año 1982 en Argentina no es un año más, al menos para el rock nacional. Fue por ese tiempo cuando nació, la que para muchos es la banda más influyente de la historia del género en nuestro país: Soda Stereo. La banda se fundó en Buenos Aires por Gustavo Cerati, que tocaba la guitarra y era la voz de la banda, Héctor Bosio, que se encargaba del bajo y Carlos Alberto Ficicchia era el baterista.

Como toda banda juvenil que recién inicia, sus aspiraciones no tenían techo, pero seguramente ninguno de ellos imagino ni en sus más remotos sueños convertirse en una leyenda para el rock nacional y latinoamericano.

Desde sus inicios, su música impactó a sus oyentes y de manera veloz comenzaron a trepar escalones para llegar a la cima. Con su primer disco «Soda Stereo», llego a ser reconocida como la revelación del año y con el correr de los conciertos, el número del público fue en aumento. Sin darse cuenta, habían crecido de manera casi milagrosa.

Siendo la banda revelación en Argentina, el trío musical organizó una gira por Sudamérica  para probar suerte y ver si lo que ocurrió en nuestro país no fue solo una casualidad. Pero su éxito fue rotundo,  con múltiples conciertos, alrededor de toda Latinoamérica, la banda fue creando la idea de un «rock latino», siendo una novedad en aquella época. En 1988, Soda Stereo ya era reconocida como la banda número uno de pop rock latinoamericano.

En la cima del mundo musical, llegando al año 1997, la banda tomó la dura decisión de separarse, causando gran impacto en sus seguidores y dejando un vacío que nunca se volvería a llenar. En su último concierto, en el estadio River Plate, Gustavo Cerati diría una frase que quedará inmortaliza en el corazón de todos los que tuvieron la oportunidad de estar ahí. “No sólo no hubiéramos sido nada sin ustedes, sino con toda la gente que estuvo a nuestro alrededor desde el comienzo; algunos siguen hasta hoy. Gracias totales»

En la actualidad, casi veinte años después, la música de Soda Stereo sigue siendo escuchada y respetada como un ícono del rock nacional. Tras la muerte de Gustavo Cerati, la banda fue homenajeada y de alguna manera, Soda Stereo, volvió a ser la moda musical. Y es que aunque los años transcurran, la historia nunca cambiará y aquel trío que comenzó desde cero hasta llegar a la cima, sigue en los corazones de cada argentino.

Ahora, el turno de homenajear a la histórica banda es de Movistar FRI Music, un festival musical donde harán su presentación bandas que dan sus primeros pasos, como también otras ya consagradas a lo largo de toda Latinoamérica, tocando además de las canciones propias, algunos de los hits más populares y recordados de Soda Stereo. Seguramente el impacto no será el mismo pero, para aquellos seguidores que idolatran a su antigua banda, será un momento de nostalgia que no querrán perderse.

Por Facundo Ríos