Todo un Parto

Después de casi 9 meses, Boca Juniors cortó una racha negativa de 263 días sin poder ganar fuera de La Bombonera por el torneo local tras vencer a Gimnasia en el Bosque por 3 a 0.

Luego de 10 partidos que le impidieron ver la victoria fuera de casa, el conjunto dirigido por los mellizos Schelotto consiguió la primera victoria en condición de visitante desde que asumieron. Fue por 3 a 0 a Gimnasia en el Estadio Juan Carmelo Zerillo.

El 17 de Febrero comenzó la racha negativa, día en donde el Xeneize derrotó a San Martin en San Juan por 1-0 con gol de Tevez. De aquella noche solo quedan 2 presencias que perpetuaron hasta la actualidad: El apache y Rodrigo Bentancur. En el banco, se encontraba un cuestionado Rodolfo Arruabarrena quién venía también con una racha de 597 minutos sin que su equipo pueda convertir. Los 11 de esa noche fueron: Orión; Molina, Díaz, Insaurralde, Silva; Gago, Cubas, Bentancur; Tevez; Palacios y Osvaldo – infiltrado aquella noche para respaldar al Dt-.
El primer partido que dirigiría Guillermo fue ni más ni menos que el clásico ante el eterno rival. El encuentro terminó 0-0 y desde allí comenzaría la odisea por conseguir los 3 puntos de visitante.
Hasta anoche, de 14 encuentros disputados fuera de la Ribera, solo 2 cotejos fueron los que Boca pudo ganar bajo esta conducción. Con la particularidad de que fueron ajenos al torneo local -las dos victorias fueron por la Copa Libertadores (frente a Racing, en Avellaneda, durante la fase de grupos, y contra Cerro Porteño, en Asunción, por los octavos de final)-. 6 empates y 6 derrotas completaron esta mendiga efectividad menor al 25%.
Durante este proceso el equipo sufrió en la creación del juego, ataque y en la solidez defensiva. Con 19 goles en contra y tan solo 11 a favor, recibió casi el doble de goles sobre su valla que los que convirtió. En seis de los 14 juegos no pudo abrir el marcador y en solo 2 pudo mantener el arco en cero.
Incrementando estos catastróficos números, si se tienen en cuenta las 2 últimas presencias de visitante al mando del Vasco – el empate en 0 ante Deportivo Cali en Colombia por Copa Libertadores y la derrota ante Racing en el cilindro-, la racha es aún peor.
Apartado a estas estadísticas, quedan los encuentros en los que el Xeneize jugó en campo neutral. La dura derrota 0-4 ante San Lorenzo por la Supercopa; las victorias por Copa Argentina ante Güemes de Santiago del Estero, Santamarina de Tandil y Lanús; y la reciente derrota ante Rosario central también por Copa Argentina.
La racha se cortó pero las dudas en el equipo del melli siguen pisando y pesando fuerte en el equipo. De 36 encuentros al mando de Guillermo, en ninguno de ellos pudo repetir un 11 ideal. ¿Será esta victoria el inicio de una racha positiva?

 

Federico Guarinacci, 2do. B TT