Brian Rosso: «Nunca me imaginé que iba a vivir de esto»

Disputó sus primeros Juegos Olímpicos en Río, analiza las dificultades del remo en el país y cuenta cómo se prepara para el 2017

El nacido en Comodoro Rivadavia. es remero de la Selección hace muchos años y  recuerda aquella experiencia de hace poco más de dos meses, con una actuación más que aceptable en la categoría Single Scull y continúa su exigente preparación para un 2017. Con residencia hace muchos años en Mar del Plata, vive un presente de ensueño y lleva a delante una planificación con grandes expectativas hacia lo que viene, y en medio de los dobles turnos diarios, se hace un espacio para dialogar con Pirámide Invertida.

¿Qué sensaciones te quedan después de competir en los Juegos Olímpicos por primera vez?

La verdad que participar de un Juego Olímpico era mi sueño deportivo, ahora estoy un poco más tranquilo en cuanto a la presión, creo que fue una experiencia muy linda y me motiva mucho para seguir adelante, viendo la actividad y tratando de hacer las cosas lo más perfecto que se pueda para esta de la mejor forma para lo que se viene en 2017.

Llegaste a cuartos de final y también conseguiste un tercer lugar en la final C. ¿Qué balance haces de tu actuación?

El balance es positivo, durante todo el año intenté mantenerme en una posición acorde y creo que lo logré, que además para esta categoría es bueno. Si bien la Argentina ha tenido resultados muy buenos en el año, considero que es hice una buena actuación, especialmente por ser mi primer Juego Olímpico donde lo más importante era adquirir experiencia. Para el próximo seguramente iremos a buscar un mejor resultado

Es de público conocimiento que tuvieron contingencias en la previa de la competencia por la demora en la llegada de los botes, ¿qué te generó esa situación?

Lo increíble es que otros colegas periodistas me habían consultado antes de viajar si había posibilidad de que pase porque habían antecedentes y yo creí que no porque era Brasil y desde que estoy en la Selección nunca había tenido problemas de ese tipo en mi camada. Creyendo la magnitud del evento pensé que no había lugar para ese tipo de fallas. Lamentablemente pasó, fueron 3 días bastante duros a nivel mental especialmente. Físicos no, porque uno ya venía entrenando hacía mucho tiempo y no influía en ese momento, pero ir a la pista y no tener mi propio bote era bastante duro.

¿Te arrepentís de haber declarado contra el ENARD?

En su momento no porque las cosas se solucionan así (en Argentina), o por lo menos así me lo hicieron saber. En este país, hasta que el problema no se mediatiza no te solucionan las cosas.

¿Te alegra el hecho de saber que podes de dedicarte de lleno al deporte?

Nunca me imaginé que iba a llegar a vivir de esto, a dedicar mi jornada entera por y para el objetivo. Esto es un trabajo full time, hay muchos cuidados que tengo que tener en cuenta, como una alimentación correcta, las horas de descanso adecuadas, el estar atento a todo, cuantos más detalles tengas en cuenta, mejor andas. Sinceramente, esta vida que llevo la disfruto mucho.

¿Sienten el respaldo del Gobierno y la Secretaría de Deportes?

Si, el apoyo está. Creo que hoy en día si bien es casi mínimo y no se puede pensar en vivir toda la vida de esto, sin la ayuda sería casi imposible hacerlo profesionalmente. De todas maneras, hay que rebuscársela; nosotros tenemos muchos gastos, porque la alimentación es abundante y tiene que ser de primera calidad, por lo que tiene su costo. Tenemos que estar atentos en esos detalles, tenemos que cuidar nuestros cuerpos con masajistas y hacer todo lo que esté en nuestras manos, porque cuanto más hagas, mejores resultados se obtienen.

¿Cómo es tu futuro a corto plazo?

Estamos en plena etapa de entrenamiento. Desde estos días hasta febrero es la etapa que más volumen de trabajo físico metemos, es la parte más dura, porque no nos estamos concentrando tanto en la calidad si no en la cantidad, y en este deporte es un trabajo exigente. Este deporte se trata de ser cabeza dura y entrenar, después cuando viene el tema de calidad para la competencia es más llevadero. La preparación es para marzo, que tenemos un Sudamericano en Brasil. Después tenemos una gira europea  y en septiembre el Mundial.

¿Como ves al deporte argentino en general?  ¿Qué le está faltando para estar mejor posicionado en el mundo o en el continente?

Estos últimos Juegos me sorprendió mucho la performance del país. No creí que íbamos a andar tan bien,  aunque conociendo al deportista argentino, tiene mucha garra y pasión por el deporte, pero lo que le falta Argentina es que más chicos hagan deporte, eso es primordial. Por ejemplo en nuestro deporte en particular somos muy poquitos. En la Selección somos 20 y desde que yo ingresé seguimos siendo los mismos 20, y casi no hay riesgo que alguien te saque el puesto; en otros países potencias hay mucha más competencia entre los deportistas, al punto que un año saliste campeón del mundo y al siguiente por una año no tan bueno no vas a los Juegos Olímpicos. En Argentina es casi improbable que pase eso y en la medida que se mejoren esos aspectos nuestro deporte va a andar mucho mejor.

 Por Rubén Telias Aguilar