Victoria al estilo Videla…

La Copa Mundial de fútbol disputada en de junio de 1978 en Argentina, fue un acontecimiento único en la historia del deporte mundial. La pasión por el fútbol ocultó, bajo los gritos de gol, los alaridos de almas calcinadas por la tortura, y su trasfondo monstruoso fue disimulado y hasta olvidado por un momento con el alza de la copa del mundo.

Desde 1976 el país se encontraba bajo el feroz régimen de Jorge Rafael Videla que sostuvo una de las dictaduras más corruptas y sangrientas de la región. La copa mundial volvía a Sudamérica después de 14 años.

En las eliminatorias sudamericanas participaron nueve equipos: Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, se agruparon en tres grupos y los primeros de cada serie clasificaban a una ronda de todos contra todos. El primero y segundo clasificaban al mundial y el tercero disputó la repesca internacional.

A pesar de la ausencia de la estrella Holandesa Johan Cruyff , quien se negó a participar de la pantomima armada por Videla ,el resto de jugadores y países que amagaron a no participar, finalmente lo hicieron y el mundial tuvo el apoyo del presidente de La FIFA, Joao Havelange, quien dijo “ La Argentina está ahora más apta que nunca para organizar el mundial”

Todo fue fácil, todo fue al estilo Videla:

Al ser el país anfitrión, argentina clasificó directamente, el rival más duro era Brasil al cual lo enviaron a recorrer todos los estadios para que pierda concentración y se desestabilice, no hubo control anti doping para los argentinos en toda la competencia y millones de dólares que supuestamente se utilizarían para la infraestructura del evento, fueron a parar a cuentas en Suiza en manos de Videla y sus cómplices.

Argentina debuto con una victoria ante Hungría y luego sobre Francia, pero cayó ante Italia y empató con Brasil y para llegar a la final con Holanda debían aplastar a Perú por cuatro goles de diferencia.

El seleccionado peruano era peligroso y unos impactos en el poste lo demostraron, sin embargo, todo fue fácil, todo fue a lo Videla y Argentina se impuso por 6-0 en uno de los partidos más claramente “arreglados” en la historia del fútbol.

Finalmente Argentina con los goles de una gran actuación de Kempes se impuso a Holanda en el alargue por 3-1. Los jugadores holandeses por despecho o por consciencia no saludaron a los jefes de la dictadura Argentina, pero todo el país festejó la mentira como si fuera real, muchos hasta el día de hoy.

Tal vez el mas lucido de todos fue Osvaldo Ardiles , ex jugador de la selección Argentina, que con una frase definió lo ocurrido “duele saber que fuimos un elemento de distracción”

Sebastián Busto, 2°B Turno Tarde