CAPRI ganó el Nacional de Clubes de rugby femenino

Las Azules derrotaron a Cardenales por 10-5 en la final e hicieron historia.

Las chicas misioneras se quedaron con el título del Nacional de Clubes.

CAPRI se consagró campeón del Nacional de Clubes Femenino al destronar a Cardenales –campeonas de 2012 a 2015- en la final y escribieron la página más importante del deporte femenino de Misiones tras obtener el primer título para dicho género. Mientras que La Plata RC, actual campeón del rugby de Buenos Aires, se quedó con la Copa de Plata y Aguará Guazú con la de Bronce.

El conjunto capitaneado por Claudio Cadena había comenzado el certamen, desarrollado en el Club Cha-Roga de Santo Tomé (Santa Fe), de manera perfecta con tres triunfos en la misma cantidad de presentaciones en la Zona 2: Pumai 34-10, Aguará Guazú 17-0 y La Plata RC 17-7. Así, finalizaron primeras en su grupo y avanzaron a la siguiente ronda para disputar la Copa de Oro. En las semifinales, las «Zorras» vencieron a Echagüe de Paraná 17-7 y, en la final, a Cardenales por 10-5  lo que desató el delirio y festejo del equipo de Posadas.

Tamara Sebastiani, jugadora de CAPRI, en charla con Pirámide Invertida, destacó la importancia del equipo técnico para disputar el encuentro decisivo: «Se encargó de convencernos, en cierta forma, de que la presión no la teníamos nosotras sino el múltiple campeón nacional. Nos ayudó a estar sumamente motivadas y muy concentradas en dejar lo mejor adentro de la cancha. Cardenales es un rival respetado y, al igual que nosotras, se preparan todo un año para este encuentro». 

«La principal clave del equipo, sin lugar a dudas, fue no perder el objetivo para lo que habíamos trabajado tanto tiempo. Física y mentalmente estábamos preparadas para este Nacional, veníamos entrenando y sacrificándonos muy duro para hacer un buen papel, dado que el año pasado tuvimos un traspié volviendo con el séptimo puesto. El juego en equipo, la pasión, el corazón y la humildad que demostramos durante toda la jornada fueron determinantes.», sostuvo la misionera.

Con respecto a los próximos objetivos deslizó: «A corto plazo, salir campeonas del torneo local que vamos a disputar el próximo fin de semana. Y a largo plazo, seguir entrenando aún más duro, ya que el año que viene nos espera un largo año de torneos regionales y locales para ganar e ir nuevamente al Nacional de Clubes, para mantener la posesión del título obtenido este año.» 

El 9 de julio de este año la UAR confirmó el Torneo de Selecciones, que se realizará entre el 9 y 10 de diciembre con la participación de 12 seleccionados, y Sebastiani no esquivó el tema: «El rugby femenino viene creciendo año tras año en cantidad y calidad de jugadoras. La aprobación del torneo ayudará a fomentar aún más el crecimiento y, obviamente, el desarrollo de las jugadoras. Se busca potenciar las habilidades y capacidades. Esto es otro sueño que se hace realidad.»